norte de santander

Lo último: grupo armado atravesó un camión la vía Cúcuta-Ocaña; se presume que tenga explosivos

SEMANA conoció que el Ejército Nacional ya hace presencia en la zona.


A tempranas horas de la mañana de este jueves 4 de agosto fue reportado a las autoridades de Norte de Santander el bloqueo ilegal de uno de los grupos al margen de la ley, que atravesaron un bus interdepartamental en mitad de la vía Cúcuta-Ocaña.

SEMANA conoció que hombres armados obligaron a los ocupantes de este vehículo a bajarse en medio de la carretera para posteriormente indicarle al conductor que lo atravesara en la vía. En estos momentos, este tramo se encuentra restringido por sospecha de que hayan dejado abandonado un artefacto explosivo en el lugar.

Fuentes del Ejército Nacional del departamento le aseguraron a este medio que unidades del Grupo Marte Antiexplosivos se encuentra en esa zona rural de la alerta, ubicada en el kilómetro 44+600 en la entrada a la Sierra, lo que se conoce como Brisas del Tarra, jurisdicción del municipio de Ábrego.

Estos sujetos hacen eso para atraer a la tropa y cuando ellos lleguen, sean atacados con disparos o activarles explosivos. Es así que con todas nuestras medidas de seguridad, nuestras unidades hacen presencia en el lugar, asegurando el sector y validando la situación”, señaló en SEMANA un miembro del Ejército.

Por su parte, el brigadier general, Fabio Leonardo Caro Cancelado, comandante del Comando Específico de Norte de Santander, atribuyó este acto a integrantes del ELN que buscan sembrar terror en la población civil que transita por el sector.

“Este corredor vial fue obstaculizado, al parecer, por el grupo narcoterrorista del ELN, quien empleando métodos y medios de guerra prohibidos, atacando a la ciudadanía. De esta manera, vemos cómo los grupos ilegales siguen atacando de manera indiscriminada a los nortesantandereanos”, mencionó el comandante Caro.

Por el momento, los expertos en el manejo de artefactos explosivos realizan la respectiva inspección para, en caso de requerirlo, detonar de manera controlada la activación, o en lo posible descartar cualquier tipo de acción terrorista y así restablecer el flujo vehicular.

Ante esto, SEMANA consultó a Diego Villamizar, defensor de los derechos humanos en la región, quien rechazó esta acción que solo tiene un objetivo y es intimidar a la fuerza pública, así como ocurrió en atentados anteriores.

“El terrorismo desde hace varios meses se tomó la región donde en hechos sin presentes como la bomba a la trigésima brigada, el atentado al presidente en el aeropuerto internacional Camilo Daza y la bomba donde fallecieron dos policías en el aeropuerto nos hace reflexionar que la inteligencia de los organismos del Estado están fallando”, aseguró en este medio Villamizar.

Por su parte, el defensor mostró su preocupación debido a que señaló que en lo corrido de este año se han presentado más de 100 acciones terroristas contra las autoridades en el departamento.

“No podemos permitir que los ciudadanos nos acostumbremos a este tipo de acciones terroristas. Consideramos que se debe oxigenar el liderazgo de la seguridad en el área metropolitana de Cúcuta, no existen acciones concretas y el terrorismo a diario se toma los municipios del área metropolitana, hacemos un llamado a la ciudadanía a unirnos a la fuerza pública y entre todos dar con el paradero de los autores”, recalcó Villamizar en SEMANA.

Un hecho similar se registró el pasado 6 de julio, cuando las autoridades de la capital nortesantandereana fueron alertadas una vez más al detectar un posible artefacto explosivo abandonado a un costado de la vía que comunica a Cúcuta con el municipio metropolitano de El Zulia.

Esto generó tensión en la comunidad cucuteña tras los actos criminales que se siguen presentando en la ciudad. Una multitud de carros y vehículos de carga pesada se encontraba represada hacia el mediodía de este día en inmediaciones del puente Mariano Ospina Pérez, a la espera de pasar por la vía.

Sin embargo, SEMANA pudo conocer que luego de una extensa inspección que duró alrededor de dos horas, integrantes del Grupo de Antiexplosivos lograron detonar de manera controlada el paquete.

Son acciones de control y descarte de paquete abandonado sin indicios de terrorismo o acto vandálico”, señaló en este medio una fuente de la Policía Metropolitana de Cúcuta.