nación

Viruela del mono alerta a ciudadanía en el Norte de Santander

En el país se mantiene la vigilancia intensificada en las enfermedades que causan erupción cutánea.


El mundo no termina de superar la pandemia provocada por el Covid-19, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) anuncia la reaparición de una enfermedad conocida como viruela del mono o viruela símica. Una infección zoonótica rara emergente, con mortalidad baja, que puede propagarse a los humanos y que suele aparecer en África occidental y central, donde ahora es endémica.

Sin embargo, esta viruela rápidamente se ha ido propagándose por el mundo y en Suramérica ya se detectó en primer caso, específicamente en Argentina. Situación por la cual, las autoridades sanitarias de Colombia, en especial las de zona fronterizas como Cúcuta, han extremado las medidas de protección para evitar que esta enfermedad llegue al país.

En la capital del departamento de Norte de Santander las alarmas se “encendieron”, dado que por los puentes internacionales entre Cúcuta y Villa del Rosario cada día se movilizan alrededor de 30 mil personas, por ello es muy posible que algún ciudadano nacional o extranjero pueda verse afectado por la viruela del mono.

Es importante tener en cuenta que este virus se transmite de una persona a otra por contacto cercano con lesiones, fluidos corporales, gotitas respiratorias y materiales contaminados como la ropa de cama”, explicó Claudia Cuéllar, directora de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud y Protección Social.

Las autoridades sanitarias de Norte de Santander y demás ciudades fronterizas recomiendan a los ciudadanos estar atentos a los síntomas como erupciones en diferentes partes del cuerpo, sarpullido, fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento.

Asimismo, si en las últimas tres semanas (tiempo que dura la incubación de la enfermedad) ha viajado fuera del país, especialmente a países europeos, y tiene sospecha de estar contagiado es necesario acudir al médico.

Cabe mencionar que no estamos ante un nuevo agente patógeno desconocido. El virus fue descubierto en 1958, cuando ocurrieron dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en colonias de monos mantenidos para labores de investigación. El primer caso humano de viruela del simio fue notificado en agosto de 1970 en la República Democrática del Congo. Desde entonces, el virus ha sido estudiado y se ha realizado un seguimiento de los casos y brotes que ha originado.

El virus de la viruela del mono, el virus de la viruela humana y el virus vaccinia son ortopoxvirus estrechamente relacionados. La exitosa campaña de vacunación contra la viruela humana acarreó que la enfermedad fuera declarada erradicada en 1980. Los datos históricos apuntan a que la vacuna contra la viruela humana protege en torno a un 85 % contra la viruela del simio, por lo que las personas que fueron vacunas de viruela, que son gran parte de las que superan los 45 años, son menos vulnerables al virus.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en las últimas semanas la viruela del mono se ha registrado en 131 países y en otros 106 se tiene casos sospechosos. La entidad aseguró que los países que han notificado más contagios con esta enfermedad son: España (40), Portugal (37) y Reino Unido (20), aunque también hay casos en Pakistán (2), Israel (1), Canadá (5), Estados Unidos (2) y Australia (2).