Home

Justicia

Artículo

La minería está acabando con las selvas y ríos del país. - Foto: Archivo SEMANA

judicial

Cruzada de la Fiscalía contra la minería ilegal y la tala de bosques

La Fiscalía General de la Nación logró la captura y judicialización de 11 personas señaladas de poner en riesgo los recursos naturales en tres regiones del país.

Por medio de operativos articulados en las ciudades de Cali, Ibagué y Cáceres (Antioquia) se dio a la captura de 11 personas acusadas de participar en minería ilegal y tala de bosques.

El golpe en Antioquia fue a personas que estaban trabajando en un frente de minería ilegal sobre el río Man, contaminando el afluente con cianuro, secando el cauce y dragando las laderas.

Señalan desde la Fiscalía que “en las diligencias se constató el uso de maquinaria, motores y sustancias tóxicas, que eran vertidas sin control en la búsqueda de oro. Los peritos constaron el grave riesgo que representaba esta actividad para Cáceres, Caucasia y otros municipios del Bajo Cauca antioqueño, cuyos acueductos se abastecen de las aguas del afluente”.

Mientras los delincuentes realizaban minería en la modalidad de chorro y golpe de talud, fueron capturadas cinco personas. La Fiscalía imputó a los detenidos el delito de explotación ilícita de yacimiento minero, daños en los recursos naturales agravado y contaminación ambiental por explotación de yacimiento minero.

En Cali, en el Parque Nacional Natural Los Farallones, en Cali (Valle del Cauca), fueron capturadas otras cinco personas que extraían oro en la modalidad de socavón. En las diligencias fueron detectados elementos altamente contaminantes, por lo que los detenidos fueron imputados por el delito de explotación ilícita de yacimiento minero.

Foto: Séptima División del Ejército Nacional

Aunque el Parque Nacional Natural Farallones es un área protegida, que alberga recursos naturales y biodiversidad de la cual dependen Cali, Jamundí, Dagua y Buenaventura, en la zona se encontraron maquinaria y trazas de oro.

Tala de bosques

En el corregimiento Toche, en Ibagué (Tolima), en un operativo articulado entre la Fiscalía y la Policía descubrieron un área de bosque afectada por la tala indiscriminada de cedro rojo y cedro negro, dos especies de especial protección por considerarse en vía de extinción.

En el lugar fue ubicado un taller de procesamiento de madera, cuyo producto final, al parecer, era utilizado para la construcción de un complejo de cabañas. Durante las diligencias fueron incautados 4,5 metros cúbicos de madera, avaluada en 3.500.0000 pesos y maquinaria industrial avaluada en más de $30.000.000.

Los 11 capturados en estos tres procedimientos recibieron medidas no privativas de la libertad y seguirán vinculados a la investigación.

La pandemia impuso grandes retos para el medio ambiente durante el 2020. En un principio se llegó a pensar que las cuarentenas y demás medidas restrictivas durante la emergencia sanitaria traerían un alivio para los bosques y, en general, para la biodiversidad latinoamericana. En los primeros tres meses, Colombia perdió 75.031 hectáreas de su Amazonia, superando así la cifra de todo 2019 (73 000 hectáreas).

Parques Nacionales Naturales de Colombia esperaba contener la tala en la Amazonia aplicando acuerdos de conservación con los campesinos, como el que firmaron en octubre de 2019 en el municipio de La Uribe (Meta) pero, ante el panorama de amenazas y la salida de los funcionarios de varios parques, estos acuerdos quedaron. Hay preocupación por el aumento de la deforestación en el parque Serranía de Chiribiquete.