Home

Manizales

Artículo

La declaratoria de calamidad pública está prorrogada hasta febrero del 2023
Las localidades que mantienen la declaratoria son La Dorada, Supía, Riosucio, Samaná, Norcasia, Neira, Palestina, Marmato, Salamina, Victoria, Aguadas y Viterbo. - Foto: Cortesía Bomberos Voluntarios de Filadelfia, Caldas

nación

Caldas sigue en calamidad pública por las fuertes lluvias

La declaratoria está prorrogada hasta febrero del 2023.

Desde la Unidad de Gestión del Riesgo de Caldas ratificaron que el departamento mantiene la declaratoria de calamidad pública debido a las afectaciones que ha generado la actual temporada de lluvias.

Félix Ricardo Giraldo Delgado, jefe de la Unidad, destacó que las localidades que mantienen la declaratoria son La Dorada, Supía, Riosucio, Samaná, Norcasia, Neira, Palestina, Marmato, Salamina, Victoria, Aguadas y Viterbo.

Debido a las fuertes lluvias se registró un deslizamiento provocado por la inestabilidad de un talud, lo que generó afectaciones en una finca de la vereda El Gallo del municipio de Filadelfia, al norte del departamento.

Para analizar estas situaciones se está realizando todos los días un Puesto de Mando Unificado (PMU) en Caldas, actividad que fue recomendada por la Unidad Nacional como estrategia para hacerle frente a la ola invernal que se tiene en el país y que se ha incrementado en el último trimestre del 2022.

“A raíz del decreto nacional de emergencias por la temporada de lluvias y Fenómeno de La Niña del 2022, el Gobierno Nacional, a través de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, envió la circular número 041 del 2022 en la cual invita a los consejos de gestión del riesgo departamental a establecer diariamente un Puesto de Mando Unificado en conexión con el Gobierno Departamental, para socializar día a día las afectaciones a las que se enfrenta cada territorio”, explicó el funcionario.

El hombre resaltó que la declaratoria de calamidad pública está prorrogada hasta febrero del 2023 y la misma ampara a esta región del país por afectaciones diversas, principalmente en la red vial, ayudas humanitarias, entre otros.

La temporada está generando serias afectaciones en la malla vial de Caldas, especialmente en la del Magdalena y el norte, donde adelantan trabajos para remover el material que ha caído e intervienen los puntos críticos que se han reactivado con la temporada de lluvias.

Gonzalo García Barbosa, coordinador de los combos de maquinaria, explicó que hay que tener en cuenta que algunos sitios críticos importantes del departamento se activaron y varios de ellos están provocando cierres e interrupciones en la red vial.

“En la vía Dorada-Norcasia, sector conocido como El 40, hay un deslizamiento de grandes proporciones que se atiende con maquinaria tipo oruga de la secretaría de Infraestructura. Norcasia ha apoyado con retroexcavadora y volquetas para evacuar todo el material”, argumentó.

Desde la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, les informaron a los distritos y municipios del país los lineamientos que deberán ser tenidos en cuenta para atender la situación de desastre y evaluación de daños, pérdidas, impactos y necesidades ocasionados por la actual temporada de lluvias que afecta a todo el territorio nacional. Esto, por intermedio del Decreto 2113 del 1 de noviembre de 2022, “por el cual se declara una situación de desastre de carácter nacional”.

Por las afectaciones viales, mediante la Resolución 5390-4 del 25 de noviembre de 2022, la Gobernación de Caldas restringió la circulación de vehículos con peso superior a 12 toneladas en el sector San José, conexión entre los municipios de Aranzazu y Salamina, donde se iniciarán obras para recuperar las condiciones seguras para la movilización.

“En la Culata, de la vía Samaná-Cañaveral, se presenta inestabilidad. Estamos en proceso de conseguir una excavadora de oruga para actividades de terraceo y reconformación del talud. Otras vías están cerradas, pero la maquinaria del departamento ha estado trabajando continuamente para habilitarlas”, agregó García Barbosa.

Algunas acciones establecidas en la circular 041 del 2022 para la atención de la situación de desastre natural son:

  • En cumplimiento a la Ley 1523 de 2012, los municipios deberán activar sus herramientas de planificación y de respuesta EMRE (Estrategia Municipal de Respuesta a Emergencia).
  • Realizar un consolidado diario de afectación, el cual deberá ser reportado al Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres. El reporte deberá reflejar las condiciones de lluvias presentes en su territorio, información de daños y pérdidas, y acciones desarrolladas, del día anterior.
  • Activar y reforzar las oficinas de gestión del riesgo con personal técnico y operativo, garantizando los procesos de información y coordinación con el nivel departamental y las instancias sectoriales.