Home

Medellín

Artículo

Un hombre y una mujer fueron asesinados al interior de un vehículo en La Unión, oriente antioqueño.
Un hombre y una mujer fueron asesinados al interior de un vehículo en La Unión, oriente antioqueño. - Foto: Cortesía

antioquia

Consternación: un hombre y una mujer fueron asesinados al interior de un vehículo en La Unión, oriente antioqueño

Las víctimas se dedicaban al prestar dinero en la zona.

Consternados están los habitantes del municipio de La Unión, oriente antioqueño por un doble homicidio que se registró en la vereda San Juan. Según versiones, los dos cuerpos fueron hallados al interior de un vehículo. Se trata de un hombre y una mujer.

Estas dos personas se movilizaban en un vehículo gris pequeño y, en el momento de la inspección de los cadáveres, las autoridades encontraron a la mujer tirada en el suelo, a un costado del carro, y el hombre ensangrentado en todo su cuerpo. Las autoridades adelantan las investigaciones del caso, donde identificaron inicialmente que las víctimas no eran del municipio.

Los hechos sucedieron a las 6:00 p. m. del pasado 24 de noviembre, específicamente en la vereda San Juan, sector La Cueva, distante a una hora aproximadamente del casco urbano. Las víctimas fueron identificadas como Octavio Alberto Goes Quintero, de 38 años de edad, y Luz Adriana Henao, de 43 años, quienes fueron ultimados con arma de fuego.

Desde el Departamento de Policía de Antioquía informaron que se enteraron por medio de llamada telefónica por parte de la comunidad, quienes informaron a la estación de policía que en el sector La Cueva escuchan detonaciones.

Según versiones de las personas que alcanzaron a presenciar el crimen, varios habitantes le gritaron a las víctimas para que entregaran las pertenencias. Según las investigaciones de las autoridades, las dos personas asesinadas se dedicaban a prestar dinero en la zona. Sin embargo, no descartan que el doble homicidio se haya tratado de retaliaciones por parte de grupos armados que hacen presencia en el área, donde según la policía, hay injerencia de GDCO Los Mesa.

Caso similar

El pasado 1 de noviembre de 2022, una pareja que se movilizaba en un vehículo particular fue atacada con disparos en el municipio de Chigorodó, Urabá antioqueño. Un hombre y una mujer fallecieron producto del ataque, cuyos detalles son materia de investigación.

La emergencia se reportó en la tarde de este primero de noviembre en la zona rural del municipio de Chigorodó. Después de las tres de la tarde sujetos fuertemente armados accionaron las pistolas en repetidas ocasiones contra el automotor.

Las víctimas estaban sentadas en la parte delantera del carro cuando fueron sorprendidas por los delincuentes. Una de ellas fue identificada como Jhonatan Gabriel Pineda Arcia, de 36 años, quien falleció en el sitio luego de presentar una herida en el cráneo.

Mientras que el nombre de su acompañante no ha podido ser esclarecido por la Policía Nacional. Sin embargo, se reveló que se trata de una mujer que registra dos impactos por arma de fuego en la cabeza y otro más en uno de sus hombros.

Los cadáveres fueron rescatados de la vereda El Dos y trasladados hacia la zona urbana de esta población del Urabá. En horas de la tarde fueron ingresados a la morgue del hospital María Auxiliadora donde las autoridades asumieron la inspección de los cuerpos.

El material probatorio que se ha recuperado no permite esclarecer el doble homicidio. La Fiscalía General de la Nación, en conjunto con la Policía Nacional, tratarán de armar el rompecabezas del crimen con el fin de judicializar a los responsables.

Con base en los datos del Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo de la Policía Nacional, entre el primero de enero y el 30 de septiembre, en este municipio perdieron la vida violentamente quince personas.

En esta zona del departamento hay presencia de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, como también se hacen llamar las personas que están en el Clan del Golfo, que gestionan a gran escala el tráfico de estupefacientes y extorsiones.

La Defensoría del Pueblo denunció que en el terreno se han identificado hostigamientos; reclutamiento, uso y utilización de niños, niñas y adolescentes; desaparición forzada; amenazas; regulación a la movilidad; homicidios selectivos y constreñimiento.