Home

Medellín

Artículo

Bombillos apagados y uno encendido
Bombillos apagados y uno encendido. - Foto: Getty Images / artpartner-images

antioquia

Estos municipios de Antioquia estarán sin el servicio de energía durante el fin de semana

Las afectaciones están programadas para algunos sectores del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Empresas Públicas de Medellín (EPM) informó que dos municipios del departamento de Antioquia tendrán afectaciones durante este fin de semana en el servicio de energía por una serie de trabajos técnicos que se llevarán a cabo en el sistema de distribución. De acuerdo con el cronograma, la interrupción no tardaría más de nueve horas.

Las poblaciones que no contarán con el fluido eléctrico serán Girardota y Barbosa, quienes se benefician de la subestación de Girardota. En ese sitio se ubicarán los funcionarios de la compañía para adelantar maniobras que ayuden a modernizar la infraestructura, con el objetivo de expandir las prestaciones que se ofrecen en ese sector de la región.

“Con el propósito de seguir prestando un servicio con calidad, continuidad y cobertura, es necesario interrumpir el servicio de energía eléctrica, de manera programada”, indicó EPM a través de un comunicado dirigido a la opinión público. Al menos 15.100 usuarios de esa zona del Valle de Aburrá sentirán las afectaciones durante las próximas horas.

El corte de energía arrancará a las dos de la mañana del domingo 11 de diciembre y culminará después de las once de la mañana del mismo día. Sin embargo, estos horarios se podrían alterar a razón de que están condicionados al avance que tengan las obras al interior de la subestación de servicio que está ubicada en el municipio de Girardota.

Pero no todos los pueblos estarán desconectados. En Girardota se incluyen los barrios de El Llano, Santana, Centro, Juan XXIII, Florida, Montecarlo y Girardota La Nueva, en inmediaciones de la Alcaldía, el Parque Principal, Centro Comercial Las Plazas, Parroquia Nuestra Señora del Rosario, San Rafael, Inder, Comfama y Cuerpo de Bomberos.

Es decir, los localizados entre la carrera 13 hasta la carrera 24 y entre la calle 6 y la calle 10. Según lo indicó EPM, el perímetro también se extiende hacia las veredas de Loma Los Ochoa, La Matica, San Andrés, Mercedes Abrego, La Palma, Potrerito, Las Cuchillas, El Totumo, Manga Arriba, Juan Cojo, El Barro, La Calera, Encenillos, El Yarumo y El Cano.

Mientras que, en el municipio de Barbosa, ubicado en el norte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, el impacto se tendrá en el mismo horario y en algunas zonas del sector rural. En la lista presentada por Empresas Públicas de Medellín aparecen las veredas de Filo Verde, El Tigre, Paraíso, Tablazo, Hatillo, Lomita 1, Lomita 2, Altamira y Pantanillo.

EPM presenta excusas a la comunidad por las incomodidades que pueda ocasionar esta interrupción del servicio de energía eléctrica y agradece su compresión. Para solucionar cualquier inquietud, la Empresa pone a disposición las líneas de Atención al Cliente (604) 44 44 115 o 018000 415 115″, agregó la compañía de servicios públicos de Antioquia.

Esto es lo que falta para que los colombianos reciban energía de Hidroituango

Empresas Públicas de Medellín (EPM) anunció el 30 de noviembre que las dos primeras turbinas de Hidroituango están disponibles para generar energía. Sin embargo, la operación comercial a máxima potencia no puede arrancar porque hay dos puntos pendientes en el cronograma. Uno de ellos fue impuesto por el Gobierno nacional.

El primer requerimiento que no ha podido desarrollar la compañía de servicios públicos es la prueba reina que revelará las condiciones en las que se encuentra cada unidad. Esta evaluación es la más exigente que se haya practicado sobre esta hidroeléctrica que promete entregar hasta el 17 % de la demanda nacional de energía.

Este simulacro fue bautizado como la “sincronización con rechazo de carga a máxima potencia”. Es decir, se distribuirán 169 metros cúbicos de agua por segundo que llega directamente del embalse para cargar de a poco las dos máquinas. El propósito es alcanzar sus capacidades máximas y evaluar la efectividad de cada una de las unidades.

Aunque los ingenieros de Empresas Públicas de Medellín están listos para practicar las pruebas en este momento, hay un impedimento en el camino que ha levantado ampollas. La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres impuso una serie de requisitos que se salen de las manos de la compañía que, entre tanto, condicionan el experimento: evacuar a las comunidades aguas abajo. Cuando esto pasé, habría humo blanco.