Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Más de 6.000 damnificados en el departamento de Bolívar por creciente del río Magdalena
Una de las compañeras fue rescatada con vida, sin presentar lesiones, pero Carolina Gómez, lastimosamente, no logró salir de inmediato, tras la fuerte corriente, producto de las fuertes lluvias de los últimos días en el Valle de Aburrá. - Foto: Cortesía

antioquia

Estudiante de la UdeA está desaparecida tras ser arrasada por la corriente en Barbosa, Antioquia

La joven fue arrastrada junto con otra compañera que logró salvarse tras la fuerte corriente.

Carolina Gómez Serna, estudiante de biología de la Universidad de Antioquia (UdeA), se encuentra desaparecida desde el pasado viernes en horas de la tarde, luego de ser arrasada por la corriente del afluente La Playa junto a otra compañera en el municipio de Barbosa, mientras se encontraban haciendo un trabajo de campo junto a otros cuatro compañeros.

Una de las compañeras fue rescatada con vida, sin presentar lesiones, pero Carolina Gómez, lastimosamente, no logró salir de inmediato, tras la fuerte corriente, producto de las fuertes lluvias de los últimos días en el Valle de Aburrá.

Catalina Ossa, integrante de la dirección de atención de desastres de Barbosa, sostuvo que la búsqueda inició en conjunto con el equipo de bomberos por toda la cuenca hasta las 12:00 a. m.

“Hoy se reactivó la búsqueda desde las 6:00 a. m. con un PMU, en conjunto con el Dagrd Medellín y los demás municipios del Valle de Aburrá. Se pidió la ayuda de la Policía para que nos facilitara un helicóptero para el avistamiento aéreo. De nuevo se hizo un barrido desde la quebrada La Playa hasta la desembocadura del río Aburrá. Sin embargo, aún no hay pistas de la desaparición de la joven”, sostuvo Ossa.

En las redes sociales, familiares y compañeros de estudio de la joven piden desesperadamente que se intensifiquen las labores de búsqueda.

Y es que la segunda temporada de lluvias arrancó y amenaza a todos los rincones del departamento. En el último informe emitido por los organismos de socorro, nueve poblaciones están en alerta roja por la alta probabilidad de tener deslizamientos de tierra en las próximas horas.

La lupa está puesta sobre las subregiones del nordeste, norte, oriente, suroeste y Valle de Aburrá, a razón de que la tierra está saturada de agua por las continuas descargas de los últimos días. En consecuencia, los consejos municipales de gestión del riesgo de desastres de los siguientes pueblos deben estar preparados para atender cualquier incidente: San Roque, Ituango, Yarumal, Sonsón, Betania, Pueblorrico, Bello, Caldas y Copacabana.

En estas poblaciones se han reportado movimientos en masa e inundaciones, principalmente en las ubicadas en el Área Metropolitana. En Barbosa, por ejemplo, una persona falleció luego de ser atrapada por un derrumbe, el pasado 8 de septiembre.

Mientras que la alarma naranja cobija a otros 22 municipios de la región. En la lista aparecen Cáceres, Caucasia, Amalfi, Cisneros, Santo Domingo, Yalí, Yolombó, Cañasgordas, Frontino, Abejorral, Alejandría, El Carmen de Viboral, Rionegro, San Francisco, Fredonia, Jericó, La Pintada, Montebello, Santa Bárbara, Támesis, Girardota y Medellín.

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, se esperan condiciones de precipitaciones por encima de lo normal entre septiembre, octubre, noviembre y diciembre. Los deslizamientos de tierra e inundaciones podrían ser los escenarios de riesgo más repetitivos durante la segunda temporada.

Las afectaciones por las lluvias en Antioquia, ha afectado a más de 300.000 personas y ya las cifras de fallecidos superan los 50, donde la mayoría han sido arrasados por las crecientes de ríos y quebradas, mientras que otros han quedado atrapados en medio de deslizamientos de tierra en las carreteras del departamento. El Bajo Cauca, Urabá y el Valle de Aburrá son las zonas más afectadas por las lluvias en el transcurso de este año.

Por otro lado, las lluvias de los últimos días, también tienen en jaque a los habitantes del municipio de Ituango, norte de Antioquia. Esto debido a las malas condiciones en la que se encuentran las vías principales y terciarias, específicamente para entrar y salir a las 125 veredas.

De acuerdo con el alcalde de este municipio, Mauricio Mira, todas las veredas están incomunicadas con el área urbana. Sus cerca de 20 mil habitantes, en su mayoría campesinos, están afectados por la cantidad de derrumbes que impiden la movilidad y salida de niños y niñas a la escuela.