pereira

Evacúan 20 viviendas por deslizamiento en la avenida del Río de Pereira

El evento se presentó en inmediaciones a la zona donde murieron a principio del año 18 personas a razón de un movimiento en masa.


Una nueva emergencia producto de las fuertes precipitaciones se registró en las últimas horas en la capital de Risaralda: 20 familias tuvieron que abandonar sus hogares porque un movimiento en masa amenaza la estabilidad física de las viviendas y sus integridades, en dado caso que se desprenda con más fuerza.

La emergencia se reportó en la avenida del Río, en inmediaciones al sitio donde ocurrió una tragedia en febrero de este año cuando un deslizamiento de tierra sepultó varias casas, generándole la muerte a 18 personas y otras 30 con graves lesiones, sumando a 100 familias damnificadas.

En imágenes registradas en redes sociales se observa el material que se cayó sobre la ladera del río que, a juicio de los organismos de socorro de Pereira, ocurrió por la saturación del agua que no logró filtrarse por las continuas lluvias.

En consecuencia, el grupo de geólogos del Comité de Gestión del Riesgo determinó que hay un riesgo parcial, de momento, para 20 familias, porque no están dadas las condiciones de seguridad a razón de que las precipitaciones seguirán por un largo período y la emergencia podría continuar.

Alejandro Arando, director del Cuerpo Oficial de Bomberos de la ciudad, informó que el número de personas afectadas aumentará porque apenas se está adelantando el censo en el terreno. A la par de que el puesto de mando unificado diseña las estrategias para prevenir las emergencias y solventar las necesidades básicas de los damnificados.

La administración determinó que, tras el incidente de febrero, la solución más eficiente para reducir futuros movimientos en masa en ese sector de Pereira es la construcción del malecón del río Otún, escenario que llevaría a la reubicación de al menos 2.000 hogares en terrenos con condiciones seguras.

El próximo mes se conocerán los diseños de la obra más ambiciosa del gobierno del alcalde Carlos Amaya, cuyos lineamientos arquitectónicos fueron adjudicados en un contrato por más de seis mil millones de pesos.

Los planos involucran un amplio corredor vial de 5 kilómetros que iniciaría en el puente Pedregales y finalizaría en el parque Sesquicentenario, impactando a más de 43.000 habitantes.

Otras amenazas en Pereira

Momentos críticos ha vivido el país por cuenta de la temporada invernal, motivo por el cual la ciudad de Pereira, en el departamento de Risaralda, activó las alertas ante una nueva probabilidad de emergencia.

El director de la Dirección de Gestión del Riesgo (Diger), Alexander Galindo, informó que 98 taludes de tierra están en monitoreo por riesgo de deslizamiento, cifra que podría aumentar por las precipitaciones que se presentan en la ciudad.

Vale la pena resaltar que la topografía de la capital risaraldense está llena de taludes, por lo que suelen presentarse estos acontecimientos que ponen en riesgo a la comunidad que vive cerca a estas zonas. A raíz de esto, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) emitió alerta roja en la ciudad por las lluvias registradas, prestando atención especial a los sectores cercanos al río Consota.

Los lugares que mayor riesgo presentan en la ciudad son los barrios El Rocío y Villasantana y zonas cercanas a las riberas de los ríos Cauca, Otún y Consota. En gran parte, las alertas se han presentado por lluvias, crecientes súbitas y deslizamientos de tierra.

El funcionario explicó que la Unidad de Gestión del Riesgo municipal tiene un sistema de monitoreo que le permite conocer cuáles son los puntos más críticos de la ciudad, así, se ha determinado una vigilancia constante en 16 lugares específicos.

Según el último reporte de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), el 16 de marzo inició formalmente la primera temporada de lluvias en el país y más de 18.000 familias han resultado afectadas por las precipitaciones, que además han estado aumentadas por el fenómeno de La Niña y que seguirán hasta mediados de junio.