Tendencias
Así será el nuevo pico y placa para Medellín, desde este lunes 17 de enero
Así será el nuevo pico y placa para Medellín, desde este viernes siete de octubre. - Foto: Getty Images / Juan Fernando Velez Melguizo

medellín

Pico y placa en Medellín para carros y motos este 7 de octubre

La medida está justificada en mejorar las condiciones de la calidad del aire.

Las medidas de restricciones a la movilidad estarán activas durante este 7 de octubre para mejorar las condiciones del aire, que podrían empeorar en los próximos días, y bajarle el volumen a la congestión vehicular en Medellín y el resto de los municipios que integran el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. El pico y placa es para carros y motos.

El acuerdo alcanzado por las administraciones de la ciudad el pasado mes de julio, se estableció que los automotores que estén referenciados con el dígito de su placa no podrán circular por los corredores viales de la subregión entre las cinco de la mañana y las ocho de la noche de lunes a viernes. Los fines de semana no entran en la política.

Ahora bien, este viernes no estarán habilitados para rodar en las calles los carros particulares que finalicen con matrículas 2 y 0. Lo mismo aplicará para las motocicletas, mototriciclos, tricimotos y ciclomotores de dos y cuatro tiempos, pero tiendo como base el primer dígito de las placas: 2 y 0.

Por otro lado, los taxistas también están en la obligación de cumplir con las restricciones del pico y placa. A diferencia de los particulares, la medida arrancará a las seis de la mañana y finalizará a las ocho de la noche, también de lunes a viernes. Este viernes seis de octubre, no podrán circular los que finalicen con la placa número dos.

¿Se ampliará el pico y placa?

El alcalde de la capital de Antioquia, Daniel Quintero Calle, sigue anticipando las decisiones que tomará el distrito en las próximas semanas en materia de movilidad. A la prohibición de circulación en 2035 de los vehículos que operan con gasolina, se sumó la posibilidad de ampliar el alcance de la medida del pico y placa en la ciudad.

La determinación estaría sustentada con los altos niveles de tráfico que se mantienen de lunes a viernes y con el objetivo de mejorar la calidad del aire. En esta propuesta lo acompaña el director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Juan David Palacio, quien advirtió en días pasados que se le sumaría un número a la política establecida.

Es decir, los automotores tendrían hasta tres días de pico y placa. Sin embargo, para que eso suceda, diez administraciones están en la obligación de ponerse de acuerdo, dado que se fija a través de acuerdos metropolitanos. En la lista aparecen los alcaldes de Caldas, Sabaneta, La Estrella, Envigado, Itagüí, Bello, Copacabana, Girardota y Barbosa.

De acuerdo con las estadísticas de los municipios, en este lado del país el parque automotor es de 1.781.666. Mientras que en 2005 el número de vehículos no superaba los cinco mil. Ese incremento se observa con mayor intensidad en los principales corredores viales de la subregión que están ubicados, sobre todo, en la zona norte y sur.

En palabras de Quintero Calle, la demanda de carros y motos es insostenible –”más grave si esos carros se están moviendo a gasolina”- por lo que sí habrá modificaciones que pueden ser impopulares cuando se apliquen. De momento, no hay una fecha establecida en la que se lanzaría el decreto, dado que solo se ha limitado a las intervenciones públicas.

Según la Secretaría de Movilidad de Medellín, la propuesta no ha llegado a las mesas de trabajo de transporte que adelantan periódicamente las alcaldías que integran el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. No obstante, con base en la intervención del mandatario del distrito, llegaría en las próximas semanas para que arranque la discusión.

El gremio de taxistas celebró la propuesta porque consideran que con mayores restricciones a los carros particulares se podría combatir la irregularidad que hay en el servicio de transporte de pasajeros. No obstante, dejaron por sentado que las determinaciones deberían tomarse en una mesa donde se incluyan todos los sectores.