antioquia

Restringen navegación en el golfo de Urabá por tormenta tropical

Cuatro municipios de Antioquia están en alerta por el fenómeno natural.


A partir de las 3:00 p. m. de este viernes y hasta las 7:00 a. m. del sábado 2 de julio, las embarcaciones menores no podrán navegar por las aguas del golfo de Urabá por cuenta de la tormenta tropical Bonnie.

La medida fue tomada por la Capitanía del puerto dado que los radares muestran que en la tarde aumentarán los vientos y el oleaje está sobre los 180 centímetros, lo que representa un riesgo para las personas que transitan diariamente en lanchas.

Sin embargo, la condición prevista por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) no es crítica en esta zona de Antioquia como sí lo es para los territorios de la región Caribe.

El director del puerto del golfo de Urabá, capitán Enrique Martínez, informó que los organismos de socorro y la Armada Nacional están en alerta para atender cualquier emergencia que se presente durante el fin de semana, pues las precipitaciones y vientos son una amenaza.

“Se han presentado lluvias leves, que no están por fuera de lo normal. Estamos realizando un monitoreo constante y realizamos las mediciones de las condiciones meteorológicas a través de la torre de control”, afirmó el alto mando.

Contrario a lo que ha pasado en algunas playas del país, la autoridad marítima no limitó la actividad de los bañistas a razón de que los niveles de la marea no representan una amenaza para las personas.

De acuerdo con el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Antioquia, los efectos indirectos de la tormenta se sentirán en los municipios costeros de la subregión: Arboletes, Necoclí, San Juan de Urabá y Turbo.

“Tenemos una onda tropical que está pasando por el mar Caribe, muy cerca a La Guajira, pero indirectamente se puede generar mayor oleaje y mayores vientos en nuestras costas”, comentó el director de esa entidad, Jaime Enrique Gómez.

Para prevenir emergencias, el Departamento Administrativo sesionó con los consejos locales de gestión del riesgo para definir la ruta de atención que se tomará entre el viernes, sábado y domingo.

Emergencias por la temporada de lluvia en Antioquia

Esta semana se presentaron eventos asociados a la temporada de lluvias en los municipios de Heliconia, Ciudad Bolívar, Betania, Anzá, El Santuario y Medellín. Los organismos de socorro atendieron inundaciones, crecientes súbitas y deslizamientos de tierra.

Las situaciones más críticas se presentaron en el suroeste del departamento, donde varios movimientos en masa bloquearon los principales ejes viales afectando el tránsito desde y hacia la capital de Antioquia. Según la Gobernación, varios campesinos no pudieron movilizar sus cargas, lo que se tradujo en pérdidas millonarias.

Además, en esta subregión fallecieron dos personas por las emergencias vinculadas a las precipitaciones. En el barrio Ceferino de Heliconia murió María Amalia Toro, de 65 años, luego de que un deslizamiento se desprendiera sobre su vivienda. Sus familiares lograron salir a tiempo del inmueble, pero ella quedó atrapada por los escombros.

Mientras que en Betania fue arrastrado Gildardo Antonio Ríos, de 25 años, por una creciente súbita de la quebrada La Libia del corregimiento del mismo nombre. Su cadáver fue rescata por los organismos de socorro de esa localidad luego de trabajar en su búsqueda por varios minutos.

“Mucha solidaridad y fortaleza para sus familiares. A 43 aumenta el número de personas que han perdido la vida por eventos asociados a las lluvias. No bajemos la guardia”, comentó la dirección de Gestión del Riesgo de Antioquia.

Además, en las estadísticas de la Gobernación hay más de 170.000 personas afectadas y cerca de 4.000 viviendas han tenido alteraciones este año por las constantes precipitaciones, lo que lo ubica como uno de los territorios del país con mayores damnificados.