Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

La paz que cuelga de un hilo: viaje a la antigua fortaleza de las Farc en Guaviare

Una disidencia en expansión y grupos posparamilitares acechan en los alrededores del río Guaviare, donde el desencanto con la sustitución de cultivos amenaza con disparar la siembra de coca. Un recorrido por el viejo territorio del Bloque Oriental de la guerrilla, donde sus excomandantes huyen por sus vidas.

Romaña sentía que si se quedaba en Tumaco sería hombre muerto. Tenía razones para temer. Las Farc lo habían enviado allí porque solo un comandante con su dominio de tropa podría ponerle orden al caos del mayor enclave cocalero del mundo. Pero permaneció demasiado y ese caos se alineó en su contra. Varios querían asesinarlo, como Guacho, que llegó a ser el disidente más temido en el país, a quien Romaña había encarado en la tarea de mantener a los excombatientes en el acuerdo de paz. Una noche de septiembre de 2017, Romaña se escabulló a escondidas del espacio de concentración que dirigía y empezó un viaje que lo llevaría hasta los llanos, la región que dominó por décadas y que conoce de memoria. Allá, creyó, encontraría la tranquilidad. Pero estaba equivocado.

Lucio, excomandante del frente 40 y hombre de confianza de Romaña, cuenta esta historia. Ambos salieron secretamente en la penumbra a bordo de una camioneta. De Cali pasaron a Bogotá sin que nadie los detuviera en la carretera. Luego condujeron alrededor de 8 horas hasta la finca el Diamante, en Uribe (Meta). Allí, alojado en una casa llena de pinturas de líderes históricos de las Farc, Romaña se dedicó a sembrar maíz y criar ganado. Pero un año después escapó de nuevo. Desde entonces nadie sabe dónde está.

En marzo pasado, cuando debía comparecer ante la JEP, su abogado lo excusó con un argumento concreto: “no pudo asistir porque su vida y la de su familia corren peligro por amenazas de grupos armados, disidencias de las Farc y delincuencia común”. Romaña no es el único de los exjefes del Bloque Oriental, la estructura de guerra más poderosa que tuvieron las Farc, que viven intranquilos en sus antiguos fortines.

Si quiere leer el artículo completo haga clic en este enlace. 

Cargando Comentarios...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1934

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.