Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

EN VIVO: María Jimena Duzán lee su columna "Orangutanes con sacoleva"

A propósito del remezón político, la periodista de SEMANA afirma que en Colombia se está cocinando un golpe de Estado que puede acabar con la autonomía judicial. Dice que en Colombia la democracia puede compararse con un orangután con sacoleva que "ha sacado sus garras y ha empezado a tumbar lo que encuentra a su paso".

En Colombia se está cocinando un golpe de Estado que puede acabar con la autonomía judicial, con la independencia de los poderes y con la libertad de expresión. Y, claro, se está fraguando al estilo colombiano: con apego por la forma –para diferenciarnos de los chafarotes de Venezuela que son más brutales–, haciendo gala de aquella frase de Darío Echandía que comparó a la democracia colombiana con un orangután con sacoleva.

Pues bien, este orangután con sacoleva ha sacado sus garras y ha empezado a tumbar lo que encuentra a su paso. Pero, eso sí, cada vez que pisotea algo, tiene el cinismo de asegurar que lo hace invocando el Estado de derecho.

Néstor Humberto Martínez es el prototipo del orangután con sacoleva:como fiscal general guardó la prueba del famoso video de Santrich en su escritorio, que misteriosamente se filtró a los medios tras su renuncia, con el propósito de deslegitimar el fallo de la JEP. El video en el que se le oye a Santrich haciendo cosas al menos sospechosas con razón indignó a la opinión pública, a la que poco le importó que fuera ilegal ni que NHM no se lo hubiera enviado a la JEP; Martínez Neira fue el mismo fiscal que se inventó el show de las objeciones contra la JEP para deslegitimar los fallos de la Corte Constitucional que ya las había revisado. También fue el mismo que patinó la táctica perversa de revocarles las visas a los magistrados para que modularan sus fallos a favor de sus designios. Y, sin embargo, ese fiscal, el mismo que tenía el agua al cuello por haber sido juez y parte en el escándalo de Odebrecht, renunció indignado apelando a su gran condición de demócrata.

Si está suscrito y quiere leer la columna completa haga clic en este enlace, sino registrese aquí.

Cargando Comentarios...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.