nación

“La autoridad ya sabía que A no era B”: analista del CTI

Óscar Álvarez aseguró a la Fiscalía que advirtió del error en las escuchas y que pasó una semana hasta que sus superiores ordenaron suspender este procedimiento.


SEMANA reveló la diligencia judicial en la que el analista del CTI, Óscar Álvarez, quien fue el encargado de realizar las interceptaciones al expresidente Álvaro Uribe, cuenta su versión de lo que sucedió en este controversial momento del proceso contra el exmandatario. 

En la diligencia, el funcionario de la Fiscalía le preguntó al analista del CTI cuánto tiempo transcurrió entre el momento en que él advirtió que se estaba grabando por error a Álvaro Uribe Vélez y el momento en que se decidió suspender esas escuchas. Álvarez responde: “Una semana, yo no sé, una semana y media”. La Fiscalía le contrapregunta por qué dejó pasar esos días. Ante eso, el analista del CTI responde: “Esperando órdenes de la autoridad respectiva que ya sabía que A no era B”. 

En otras declaraciones, el analista asegura que “el contacto verbal se hizo con la gerente del caso, con la autoridad”. Aclaró que nunca plasmó en ningún documento lo que estaba sucediendo, pero que se comunicó con quien era en ese entonces su jefe, Clara López y a su vez que sabe que también estaba enterado del tema el entonces magistrado auxiliar de la Corte Suprema, Iván Cortés. 

Ante la pregunta de si le habían informado cuál era el objetivo de la interceptación, el funcionario contestó que no. “Lo que le puedo garantizar es que se informó que no era A, sino B”, agregó.