Tendencias

Home

Pereira

Artículo

Expertos revisan las zonas más inestables
Advierte incremento de las lluvias en los próximos meses - Foto: Cortesía Corporación Autónoma Regional de Risaralda

nación

Alerta en Risaralda por las emergencias que ocasionan las intensas lluvias. Gestión del Riesgo advierte que el invierno se extenderá por varios meses

En Pereira se han tenido diferentes inundaciones en los últimos días como las registradas en los barrios Luis Alberto Duque y Conquistadores

Alexander Galindo López, quien es el director de Gestión del Riesgo en Pereira, dijo que durante estos meses del segundo periodo de lluvias del año se ha reportado un incremento del 60 por ciento en la estación de El Lago, que es la que monitorea el centro de la ciudad. Precisó que estas mediciones hacen prever que el resto de la temporada invernal traerá serias afectaciones a la comunidad, como la que sucedió este miércoles 6 de octubre en el sector de La Siria en la vía que conduce de la capital risaraldense a los municipios de Alcalá y Ulloa en el Valle del Cauca.

Aseguró que en esta emergencia estuvieron involucrados dos vehículos y cuatro motocicletas, pero que por fortuna no dejó personas desaparecidas o fallecidas en la zona, aunque tres ciudadanos debieron ser trasladados al Hospital San Joaquín para recibir atención médica oportuna.

Recordó que en Pereira se han tenido diferentes inundaciones en los últimos días como las registradas en los barrios Luis Alberto Duque y Conquistadores, las cuales han dejado afectaciones a varias familias por afloramientos de agua y el colapso en las redes de alcantarillado, que en muchos casos son ocasionados por una inadecuada disposición de las basuras y los residuos.

“Se recomienda a la comunidad que durante este periodo de intensas precipitaciones se tenga mucho cuidado porque apenas está empezando, lo que hace aún más importante acatar las recomendaciones que se les entrega desde los organismos de socorro, como por ejemplo comunicar de forma inmediata los cambios en su entorno.”

La Corporación Autónoma Regional de Risaralda (CARDER), hizo presencia en el lugar para establecer entre los diferentes técnicos cuáles fueron los detonantes de esta situación y determinar las medidas que se deben adoptar con miras a evitar nuevas eventualidades; como por ejemplo reducir la amenaza y definir las acciones para erradicar entre las comunidades la disposición inadecuada del material sobrante por las actividades propias de descapote y excavación, así como el manejo erróneo de las aguas lluvias y de escorrentía.

Es importante tener presente que para los últimos tres meses del 2022 y los primeros dos de 2023 se prevén lluvias intensas en el departamento de Risaralda, que aumentarán entre el 30 y el 50 por ciento con respecto a los registros históricos, así como en todo el Eje Cafetero, según lo manifestado por Diana Carolina Ramírez Laverde, quien es la coordinadora de Gestión del Riesgo.

La funcionaria explicó que la comunidad risaraldense debe estar atenta y preparada ante cualquier contingencia, debido a que se tendrán de 400 a 600 milímetros de lluvia más en octubre, noviembre y diciembre; según lo anunciado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, (IDEAM).

Hasta este momento en territorio risaraldense se han presentado emergencias en los municipios de Dosquebradas, Pereira, Santa Rosa, Balboa y Guática; especialmente por inundaciones, debido a la influencia del Fenómeno de la Niña en las precipitaciones.

En las fuentes hídricas de Risaralda se adelantan monitoreos constantes; así como en las áreas de alta pendiente y aquellas zonas con inestabilidad para evitar situaciones que pongan en riesgo la integridad física y la vida de las personas. También se hace un llamado a la comunidad para que comunique a los organismos de socorro cualquier cambio en su entorno como agrietamientos en muros, inclinación de árboles o postes, afloramientos de agua y hundimientos del terreno.

Igualmente se pide la colaboración de la ciudadanía y las empresas para que lleven a cabo un mantenimiento periódico de las canales y bajantes, de tal manera que en el momento de los fuertes aguaceros exista un manejo adecuado de las aguas de escorrentía y no se produzca el deterioro de los suelos. También se hace claridad acerca de la importancia de no arrojar basuras o escombros a las alcantarillas, ya que su taponamiento se convierte en uno de los principales factores que favorecen las inundaciones.

Actualmente desde la Gestión Departamental del Riesgo se hacen monitoreos a las fuentes hídricas, las áreas de alta pendiente y las zonas con inestabilidad para estar preparados ante cualquier eventualidad. También se adelanta un trabajo de prevención asesorando a los municipios y a las empresas de servicios públicos para que realicen una revisión de sus instalaciones, además de la limpieza de alcantarillas, bajantes y desagües para evitar las inundaciones.

Los 14 municipios de Risaralda son recorridos por personal de la Gobernación, Gestión del Riesgo y la Corporación Autónoma Regional, que se encarga de asesorar a los comités locales y a la comunidad para afrontar el fuerte invierno que se extenderá por varios meses. También se colabora en la actualización de los planes de contingencia de cada localidad y se identifican todos aquellos puntos que son altamente vulnerables para evitar afectaciones mayores a la población.