Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/8/2004 12:00:00 AM

Diatriba al coche

Yesid Santamaría, lector de SEMANA.COM, da algunas razones por las que prefiere andar en taxi, adora los paseos en flota y deja que su esposa conduzca el carro familiar.

Diatriba al coche Diatriba al coche
El automóvil es uno de los avances tecnológicos más importantes de la humanidad. En el carro se concentran relevantes desarrollos técnicos y de ergonomía generados por la sociedad . En el coche, la rueda y la dinámica alcanzan gran dimensión. El auto acorta las distancias, desminuye los costos , otorga confort a los usurarios, motiva los viajes, da protección contra las inclemencias del tiempo y del conflicto, genera utilidades y estimula a las industrias.

Resulta atractivo disfrutar de las comodidades de los carros, amén del prestigio que concita entre propios y extraños. Sí una persona no tiene carro, puede ser considerada NO exitosa. Algunos prefieren tener carro y comer poco.

A pesar de las legitimas y útiles bondades que tiene el coche es simultáneamente un factor generador de grandes desastres para la humanidad.

Contaminación ambiental. Dentro de los elementos que más contribuyen a destruir la capa de ozono y que más influyen en el calentamiento global, están la emisión de gases de dióxido de carbono, como producto de la combustión de materiales fósiles utilizados por los automóviles.

Solución individual a un problema colectivo. El ordenamiento urbano y vial se dificultad por la tendencia que tienen muchos ciudadanos de resolver sus necesidades de desplazamiento, sin contar con la participación y los efectos colectivos y comunitarios de sus acciones particulares.

Utilización ineficiente de los recursos. Muchos de los trancones de las ciudades se resolverían atendiendo primero los intereses generales de las personas por encima de intereses comerciales y políticos de algunos individuos. Las soluciones particulares, normalmente son socialmente más costosas y solo benefician a unos pocos.

Alta mortalidad. Por cuenta de los carros mueren cientos de conductores y peatones involucrados en esa lucha por desplazarse al más allá, lo más rápido posible. La gasolina combinada con alcohol, normalmente producen resultados explosivos con pérdidas sociales. El sedentarismo que genera el automóvil, es motivo de muchas muertes por problemas cardiovasculares.

Discriminación social. Muchas personas desmejoran notablemente su calidad de vida por el esfuerzo irracional de tener y mantener un carro. Socialmente se considera de prestigio el tener un automóvil. Muchas personas y especialmente las mujeres son muy proclives a dejarse seducir por las facilidades y fantasías que proporciona un coche.

En el caso Colombiano, las expresiones más relevantes del uso irracional del carro se pueden sintetizar en los siguientes aspectos:

Tráfico-contaminación. El incremento de las afecciones bronco-respiratorias causadas por la contaminación del aire, son cada vez más notorias, especialmente en la grandes y medianas ciudades y donde las autoridades no prestan atención a este fenómeno. Las pérdidas económicas, humanas, sicológicas por el tema de las congestiones automovilísticas son numerosas.

El lagartomóvil. Muchos hombres incultos y bastos tienen más éxito social y sexual por cuenta de sus autos Audi, Mercedes Benz y BMW último modelo.

Perdóname Pichirilo, esto lo digo con un ánimo constructivo, pues me gusta viajar en taxi, salir de la ciudad con mi mujer de chofer, disfruto los paseos en flota, los viajes combinados de caminatas y carro, soy propietario de una tractomula y veo con pasión las competencias de formula uno.

*Economista y lector de SEMANA.COM

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.