Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2003 12:00:00 AM

Discurso del Presidente George W. Bush minutos después de iniciados los ataques a Irak. (Marzo 19 de 2003).

El presidente de Estados Unidos George W. Bush se dirigió al mundo minutos después del primer bombardeo en Bagdad. SEMANA.COM le presenta el discurso completo.

Discurso del Presidente George W. Bush minutos después de iniciados los ataques a Irak. (Marzo 19 de 2003). Discurso del Presidente George W. Bush minutos después de iniciados los ataques a Irak. (Marzo 19 de 2003).
The Oval Office

10:16 P.M. EST

EL PRESIDENTE: Mis conciudadanos, en este momento, las fuerzas estadounidenses y de la coalición se encuentran en las etapas iniciales de las operaciones militares para desarmar a Iraq, liberar a su pueblo y defender al mundo de grave peligro.

Por órdenes mías, las fuerzas de la coalición han comenzado a atacar blancos seleccionados de importancia militar para socavar la capacidad de Saddam Hussein de librar la guerra. Estas son las etapas iniciales de lo que será una campaña extensa y concertada. Más de 35 países dan apoyo crucial, desde el uso de las bases navales y aéreas, la ayuda con datos de inteligencia y logística, hasta el despliegue de unidades de combate. Cada nación en esta coalición ha optado por asumir el deber y compartir el honor de servir en nuestra defensa común.

A todos los hombres y las mujeres de las fuerzas armadas de los Estados Unidos actualmente en el Medio Oriente, la paz de un mundo en conflicto y las esperanzas de un pueblo oprimido dependen de ustedes ahora.

Esa confianza está bien puesta.

Lo enemigos a quienes se enfrentan llegarán a conocer su destreza y valor. El pueblo que liberen será testigo del espíritu honorable y decente de las fuerzas armadas estadounidenses. En este conflicto, Estados Unidos enfrenta a un enemigo que no tiene respeto alguno por las convenciones de guerra o las reglas de la moral. Saddam Hussein ha colocado tropas y equipo iraquíes en zonas civiles en un intento por usar hombres, mujeres y niños inocentes como escudos para sus propias fuerzas armadas: una atrocidad final contra su pueblo.

Quiero que los estadounidenses y todo el mundo sepan que las fuerzas de la coalición harán todo lo posible por evitar daños a los civiles inocentes. Una campaña en el duro terreno de una nación tan extensa como California podría ser más larga y difícil que lo que algunos predicen. Y ayudar a los iraquíes a lograr un país unido, estable y libre requerirá nuestro compromiso sostenido.

Vamos a Iraq con respeto por sus ciudadanos, por la gran civilización y por los credos religiosos que practican. No tenemos ambiciones en Iraq, excepto eliminar la amenaza y devolverle el control de ese país a su propio pueblo.

Sé que las familias de nuestras fuerzas armadas están orando por que todos aquellos que prestan servicio regresen sanos y salvos, y pronto. Millones de estadounidenses rezan con ustedes por la seguridad de sus seres queridos y por la protección de los inocentes. Por su sacrificio, ustedes cuentan con la gratitud y el respeto del pueblo estadounidense. Y deben saber que nuestras fuerzas regresarán a casa tan pronto como concluyan su labor.

Nuestra nación entra en este conflicto de manera reacia. Sin embargo, nuestro propósito es firme. El pueblo de los Estados Unidos y nuestros amigos y aliados no vivirán a la merced de un régimen al margen de la ley que amenaza la paz con armas de asesinato en masa. Enfrentaremos esa amenaza ahora, con nuestro Ejército, Fuerza Aérea, Armada, Servicio de Guardacostas e Infantería de Marina, para que luego no tengamos que enfrentarla con ejércitos de bomberos, policías y médicos en las calles de nuestras ciudades.

Ahora que se ha presentado ese conflicto, la única manera de limitar su duración es aplicar la fuerza decisiva. Y les aseguro que esta no será una campaña de medidas a medias, y no aceptaremos otro resultado que la victoria.

Mis conciudadanos, los peligros para nuestro país y el mundo serán superados. Nos sobrepondremos estos tiempos de peligro y cumpliremos con la obra de la paz. Defenderemos nuestra libertad. Llevaremos la libertad a otros y prevaleceremos.

Que Dios bendiga a nuestro país y a todos los que lo defienden.

END 10:20 P.M. EST

Vea más sobre el tema en el especial "La guerra contra Irak"







VIDEOS MÁS VISTOS

  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
  • "Los procesos judiciales no han refutado mis pruebas sino que las han enriquecido": Petro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.