Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Hong Kong, en busca de la democracia

"Los analistas predicen que aunque el número de manifestantes haya sido importante, y haya llamado la atención del gobierno central chino, es muy difícil obligar a Pekín para que introduzca cambios sustanciales", escribe Sara Guevara, columnista de Semana.com.

Hong Kong, en busca de la democracia Hong Kong, en busca de la democracia
Una impresionante manifestación pro-democracia colmó las ya atiborradas calles de Hong Kong el domingo, 4 de diciembre. Las imágenes que transmitía la televisión eran contundentes. Miles vistiendo camisetas negras, y algunos portando enormes pancartas, partieron del emblemático Parque de la Victoria hacia la sede del gobierno en el centro de la ciudad. La marcha era interminable y a su paso, mujeres, hombres y niños que salían de otras calles y de las estaciones del metro, se unían a la muchedumbre. Las autoridades miraban incrédulas. Mientras las cifras oficiales registraban tan solo 63.000 manifestantes, el Frente Civil de Derechos Humanos daba cuenta de cerca de 250.000 personas reunidas pacíficamente para pedir a las autoridades chinas una hoja de ruta concreta hacia la democracia total en Hong Kong. Los demócratas convocaron a la marcha, ante la frustración de un paquete de limitadas reformas constitucionales propuestas por Donald Tsang, escogido por el gobierno chino y posteriormente ratificado como Jefe Ejecutivo de Hong Kong, en junio del 2005. La propuesta de Tsang incluye elevar el número de electores de 800 a 1.600, que según la legislación respaldada por Pekín, representan los sectores económicos y sociales de los cerca de los 7 millones de habitantes de Hong Kong. También contempla elevar de 60 a 70 el número de miembros del Parlamento, que sí son elegidos directamente. Los opositores dicen que las reformas evitan establecer un cronograma que permita a los ciudadanos votar para la elección de sus líderes políticos, como lo establece la Ley Fundamental de la Región Administrativa Especial de Hong Kong. La Ley Fundamental, considerada como la constitución hongkonesa, entró en vigor el 1 de julio de 1997, una vez se formalizó el retorno de la ex colonia británica a manos chinas. Los analistas predicen que aunque el número de manifestantes haya sido importante, y haya llamado la atención del gobierno central chino, es muy difícil obligar a Pekín para que introduzca cambios sustanciales. Advierten que los mismos pro demócratas tendrán que pensar muy bien sus próximos movimientos para no indisponer aún más al gobierno central. Hasta el momento, China se muestra reacia a ceder cualquier tipo de control sobre la ciudad más rica de su territorio. Teme que las reformas debiliten su influyente economía. Según el Consejo para el Desarrollo Comercial de Hong Kong, la región ha sido el tercer socio comercial de Pekín, después de Estados Unidos y Japón, durante los primeros nueve meses del 2005. El 47% de las inversiones extranjeras que llegaron a China en el 2004, se realizaron a través de esa zona económica especial. Como si fuera poco, han advertido algunos académicos de la Universidad de Hong Kong, que aflojar las riendas en un tema tan delicado como la democracia, podría provocar reacciones similares en otras ciudades importantes, que a su vez, puedan incitar a un clamor democrático generalizado. No es un secreto que en el interior de China, muchos grupos opositores miran con atención los acontecimientos. Para otros, Pekín tiene una buena oportunidad en las manos. Al garantizar la democracia en Hong Kong podrían estudiar e ir puliendo las estrategias que les permitan introducir poco a poco las reformas políticas que tienen planeadas para su propia transformación de gobierno. Lo cierto es que la ruta hacia la democracia total para esta ex colonia británica, no será un camino de rosas. Para los más optimistas un cambio de actitud en el gobierno central podría llegar antes del 2012. Para otros, llegará cuando Pekín lo estime conveniente, aunque el proceso tarde otros 40 años.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.