Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2003 12:00:00 AM

Partidos, no apellidos

Un colombiano residente en España da su visión "al otro lado del océano" sobre las elecciones del mes pasado y el provenir de la política en Colombia.

Partidos, no apellidos Partidos, no apellidos
Las elecciones del pasado 26 de octubre en Bogotá y la victoria de Luis Eduardo Garzón, en gran parte por su "simpatía" y por la organización del Polo Democrático Independiente ha sido el punto de partida de un análisis serio sobre la situación del pensamiento político colombiano y el porvenir de la democracia en nuestro país.

La victoria del presidente Uribe en el 2002 en la primera vuelta electoral, el índice de popularidad que ha tenido durante sus primeros 15 meses de gobierno no son consistentes con los resultados de los pasados 25 y 26 de octubre y esto se debe en gran medida a la falta de consistencia política de los colombianos la cual se debe en gran medida a que el mismo sistema político no le permite hacer parte activa de un debate serio y organizado.

El triunfo de la izquierda en importantes posiciones públicas en Colombia no se puede limitar a un caso más del proceso neopopulista que se está desarrollando en América Latina, por dos motivos específicos. El primero es que los efectos de una izquierda irresponsable y populista en un país rankeado como el más susceptible a sufrir ataques terroristas en todo el mundo según el World Markets Research Centre (2003) serían sencillamente desastrosos y sin lugar a dudas llevarían al país a unos niveles de inestabilidad, inseguridad y miseria indescriptibles. El segundo motivo se centra en el hecho que en Colombia es prácticamente inexistente un debate político e ideológico que permita una verdadera lucha de ideas en la medida que en el estado actual de las cosas no existe una fuerza que haga contrapeso al hoy organizado y consolidado Polo Democrático Independiente.

Respecto al primer punto, los colombianos debemos exhortar al Polo Democrático Independiente para que establezca su discurso al nivel de desarrollo de la izquierda internacional la cual se encuentra lejos de temas como la sustitución de importaciones, las nacionalizaciones, el control de cambios, el crecimiento desmesurado del Estado, y ya ha evolucionado en su discurso y entiende cómo la historia ha evidenciado que el experimento marxista ha fracasado y que la desigualdad social, la redistribución del ingreso y la economía del bienestar en general se debe abordar de una manera más dinámica y menos radical . En España, por ejemplo, en días pasados se publicó una extensa entrevista a José Luis Rodríguez Zapatero, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) donde se resaltó un aparte que establecía "para la izquierda garantizar la seguridad es la primera condición de la libertad". Personalmente considero que esta frase para la izquierda colombiana sería tachada de una expresión de derecha, cuando realmente la ha expresado el líder de la izquierda en España y futuro candidato presidencial en nombre del PSOE y quien se enfrentará al Partido Popular en el 2004 quien será representado por Mariano Rajoy designado al interior de este partido como sucesor del presidente Aznar.

Respecto al segundo punto es conveniente citar un titular del diario El País de España del pasado 27 de octubre el cual señala que "aprovechando el hundimiento de los dos grandes partidos, el liberal y el conservador, la izquierda colombiana, con Luis Eduardo Garzón a la cabeza, ganó la alcaldía de Bogotá, considerado el segundo puesto en importancia después de la Presidencia de la República". Resulta muy particular este titular no solamente porque califique de "grandes" a los partidos Liberal y Conservador sino porque no hace referencia alguna a aquellas personas alinderadas con el pensamiento y plan de gobierno del presidente Uribe sencillamente porque no se tiene ningún tipo de estructura u organización.

No hay que "temer" a que la izquierda haya llegado a donde ha llegado sino que se debe tomar como el momento de replantear la política personalista y fragmentaria que se ha desarrollado en nuestro país, y tomar ejemplo de la organización y despersonalización que realizó el Polo Democrático Independiente y así apostar por un movimiento, un partido o una organización política representativa. Los días del Partido Liberal y el Partido Conservador se terminaron, así mismo se ha exorcizado el fantasma del frente nacional, y es por esto que se hace imperativo darle altura al debate político por medio de un sistema bipartidista y democrático. El legado del presidente Uribe no puede limitarse a un buen cuatrenio, sino que se debe convertir en el elemento cohesionador de un partido político con sentido de permanencia y no limitarse a un "Nuevo Partido" cuyo alcance se agote en unas elecciones específicas.

Crear un partido que tenga como derroteros los conceptos de libertad económica, reforma institucional y seguridad democrática no es solamente hacer historia sino hacer patria. Es el momento que se unan los distintos "istas" (léase Uribistas, Noemicistas, y en el futuro debate electoral los Peñalosistas, Varguistas y Pardistas) haciendo a un lado egos individuales y creando un proyecto a largo plazo por el estado Colombiano.

La historia dentro del proceso de evolución del concepto de poder demostró las falencias de personalizar e individualizar el poder y evolucionó a la institucionalización del mismo y es por esto que es el momento de que los colombianos se sientan representados por partidos consolidados y no por unos cuantos apellidos.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com