Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/26/2005 12:00:00 AM

Una colección recuperada

Viernes 02. El amarillo, azul y rojo de la bandera colombiana reviven en una exposición en Nicaragua. Escribe Dixon Moya.

Una colección recuperada Una colección recuperada
En el Palacio de la Cultura de Nicaragua se puede apreciar por estos días una muestra de arte colombiano, correspondiente al último cuarto del siglo XX. Es producto de una donación de artistas al entonces gobierno revolucionario sandinista de los años ochenta. Se trata de una colección, con una historia de generosidad y olvido, de abandono y restauración.

En los muros del Palacio de la Cultura, que no siempre fue casa del arte, reposa la crónica de las luchas políticas. Su antigua denominación era Palacio Nacional. Era la sede de la Asamblea Nacional (Congreso) en época de Anastasio Somoza, tomada en legendaria acción por un comando liderado por Edén Pastora (Comandante Cero). Pero esa es otra historia. Por el momento, sólo interesan lienzos y pinceles.

Para inicios de la octava década del siglo pasado, cuando se promulgaban cambios decisivos en Nicaragua, el escritor y maestro de cronopios, Julio Cortázar, haciendo eco del anhelo nicaragüense de contar con un gran museo de arte, lanzó una convocatoria al mundo. Hicieron eco de ésta cuarenta pintores colombianos, algunos de los cuales ya eran figuras reconocidas. Como si fuera una selección hecha cuidadosamente, el azar nos entregó una muestra de las diversas tendencias que para finales del siglo XX se imponían en el universo pictórico colombiano.

De aquellos artistas que respondieron al llamado del escritor argentino, con ánimo de aportar a la cultura de Nicaragua y refrendar los lazos de amistad entre nuestros pueblos, se destacan los nombres de Enrique Grau, David Manzur, Luis Caballero, Maripaz Jaramillo, Ana Mercedes Hoyos, Eduardo Ramírez Villamizar, Manuel Hernández, Heriberto Cogollo, Saturnino Ramírez. Algunos fallecidos, otros que siguen palpitando y pincelando. Estilos y temáticas diversas, lo figurativo, lo abstracto, el surrealismo, la geometría, lo cotidiano e irreal. Las problemáticas sociales y políticas del país, alimentaron la paleta de los creadores, pero ante todo la necesidad de explorar nuevas temáticas estéticas, de buscar voces originales, deber de todo artista.

Lamentablemente, con los cambios de paradigmas y prioridades, la colección llamada 'Julio Cortázar', en honor del genial argentino y compuesta por cientos de obras latinoamericanas y de otras latitudes, entró en un periodo de dolorosa cuarentena, a riesgo de perderse, deteriorarse o peor aun, olvidarse. Durante algunos años, los cuadros de los artistas, permanecieron en un oscuro sótano, lejos de su hogar natural, la mirada de los espectadores.

En afortunada colaboración, el Instituto Nicaragüense de Cultura y la Embajada de Colombia, unieron esfuerzos para recuperar el aporte colombiano a la colección, patrimonio de Nicaragua, símbolo de la fraternidad colombiana. El maestro nicaragüense Julio Valle Castillo, un intelectual integral, novelista, poeta, pintor y crítico de arte, quien fue designado curador de la exposición, resalta su maravillosa heterogenia, no puede hablarse de una escuela o de un estilo colectivo, se aprecia la necesidad individual de expresarse con voz original. El maestro Valle Castillo, cuenta con un lazo anecdótico de amistad con un colombiano, hace varios años fue condiscípulo en México, de alguien a quien logró admirar desde su perspectiva bohemia, por su disciplina y seriedad, Alvaro Uribe Vélez.

Con motivo de la celebración del 20 de julio pasado, se inauguró la exposición "Arte Contemporáneo de Colombia", la cual estará abierta al público hasta el 20 de septiembre en el Palacio Nacional de la Cultura y luego reposará en un centro cultural de la ciudad de Granada.

Los colores de la bandera colombiana, amarillo, azul y rojo, son los colores primarios. Eso lo sabe bien cualquier artista. Colombia es otra forma de decir arte vivo. Hay un cuadro en particular de esa colección que me gusta, el del maestro Enrique Grau, un pastel sobre papel que nos deja una mano grande y poderosa sosteniendo una delicada rosa, una muestra de ofrecimiento gentil. Así concibo esta colección de artistas colombianos para Nicaragua, el regalo sincero y cariñoso de un verdadero amigo.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
  • "Los procesos judiciales no han refutado mis pruebas sino que las han enriquecido": Petro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.