Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Cinco preguntas sobre blogs

¿Qué son?, ¿cómo buscarlos?, ¿cómo hacerlos?... Una rápida y completa guía para quienes recién llegan al mundo de las bitácoras virtuales.

Cinco preguntas sobre blogs Cinco preguntas sobre blogs

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un artículo en el que afirma que un nuevo blog es creado cada segundo.

La revolución de los blogs, sin embargo, va mucho más allá de los números. Lo que implica es que para publicar en la red ya no se necesita la intervención de técnicos o webmasters, ni grandes inversiones de dinero. De hecho, no se necesita dinero en absoluto. Cualquier persona que quiera decir algo y hacerlo público, puede hacerlo cuando quiera, desde donde quiera, de forma gratuita y con sólo unos pocos clicks.

El énfasis, por lo tanto, no está ya en la forma sino en la sustancia: la información. Para muchos -entre los que me cuento- se trata de un regreso al sentido original de Internet, que no es otro que el de facilitar la comunicación entre los seres humanos, permitir que nos conozcamos mejor, que cualquiera pueda expresar lo que piensa o lo que ve en un espacio libre de censura.

¿Cómo buscar blogs?

Por supuesto, los blogs implican toneladas más de información en la ya saturada World Wide Web. Y, por supuesto, más basura. El punto, entonces, es saber cómo buscar la información pertinente.

Hace apenas un par de meses el gigante Google lanzó su buscador especializado en

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un artículo en el que afirma que un nuevo blog es creado cada segundo.

La revolución de los blogs, sin embargo, va mucho más allá de los números. Lo que implica es que para publicar en la red ya no se necesita la intervención de técnicos o webmasters, ni grandes inversiones de dinero. De hecho, no se necesita dinero en absoluto. Cualquier persona que quiera decir algo y hacerlo público, puede hacerlo cuando quiera, desde donde quiera, de forma gratuita y con sólo unos pocos clicks.

El énfasis, por lo tanto, no está ya en la forma sino en la sustancia: la información. Para muchos -entre los que me cuento- se trata de un regreso al sentido original de Internet, que no es otro que el de facilitar la comunicación entre los seres humanos, permitir que nos conozcamos mejor, que cualquiera pueda expresar lo que piensa o lo que ve en un espacio libre de censura.

¿Cómo buscar blogs?

Por supuesto, los blogs implican toneladas más de información en la ya saturada World Wide Web. Y, por supuesto, más basura. El punto, entonces, es saber cómo buscar la información pertinente.

Hace apenas un par de meses el gigante Google lanzó su buscador especializado en blogs. Es sin duda el más rápido de todos los buscadores, y sus resultados son relevantes y actualizados. Si necesita hacer una búsqueda especializada, ésta debe ser su primera opción. Tan solo ingrese la palabra o el tema sobre el que quiere informarse.

El mayor competidor de Google es

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un artículo en el que afirma que un nuevo blog es creado cada segundo.

La revolución de los blogs, sin embargo, va mucho más allá de los números. Lo que implica es que para publicar en la red ya no se necesita la intervención de técnicos o webmasters, ni grandes inversiones de dinero. De hecho, no se necesita dinero en absoluto. Cualquier persona que quiera decir algo y hacerlo público, puede hacerlo cuando quiera, desde donde quiera, de forma gratuita y con sólo unos pocos clicks.

El énfasis, por lo tanto, no está ya en la forma sino en la sustancia: la información. Para muchos -entre los que me cuento- se trata de un regreso al sentido original de Internet, que no es otro que el de facilitar la comunicación entre los seres humanos, permitir que nos conozcamos mejor, que cualquiera pueda expresar lo que piensa o lo que ve en un espacio libre de censura.

¿Cómo buscar blogs?

Por supuesto, los blogs implican toneladas más de información en la ya saturada World Wide Web. Y, por supuesto, más basura. El punto, entonces, es saber cómo buscar la información pertinente.

Hace apenas un par de meses el gigante Google lanzó su buscador especializado en blogs. Es sin duda el más rápido de todos los buscadores, y sus resultados son relevantes y actualizados. Si necesita hacer una búsqueda especializada, ésta debe ser su primera opción. Tan solo ingrese la palabra o el tema sobre el que quiere informarse.

El mayor competidor de Google es Technorati. Tiene la ventaja de que ofrece más resultados (aunque más no siempre es mejor), y tiene más opciones de búsqueda. Entre los navegantes, sigue siendo el más popular.

También Yahoo! lanzó su bucador de

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un artículo en el que afirma que un nuevo blog es creado cada segundo.

La revolución de los blogs, sin embargo, va mucho más allá de los números. Lo que implica es que para publicar en la red ya no se necesita la intervención de técnicos o webmasters, ni grandes inversiones de dinero. De hecho, no se necesita dinero en absoluto. Cualquier persona que quiera decir algo y hacerlo público, puede hacerlo cuando quiera, desde donde quiera, de forma gratuita y con sólo unos pocos clicks.

El énfasis, por lo tanto, no está ya en la forma sino en la sustancia: la información. Para muchos -entre los que me cuento- se trata de un regreso al sentido original de Internet, que no es otro que el de facilitar la comunicación entre los seres humanos, permitir que nos conozcamos mejor, que cualquiera pueda expresar lo que piensa o lo que ve en un espacio libre de censura.

¿Cómo buscar blogs?

Por supuesto, los blogs implican toneladas más de información en la ya saturada World Wide Web. Y, por supuesto, más basura. El punto, entonces, es saber cómo buscar la información pertinente.

Hace apenas un par de meses el gigante Google lanzó su buscador especializado en blogs. Es sin duda el más rápido de todos los buscadores, y sus resultados son relevantes y actualizados. Si necesita hacer una búsqueda especializada, ésta debe ser su primera opción. Tan solo ingrese la palabra o el tema sobre el que quiere informarse.

El mayor competidor de Google es Technorati. Tiene la ventaja de que ofrece más resultados (aunque más no siempre es mejor), y tiene más opciones de búsqueda. Entre los navegantes, sigue siendo el más popular.

También Yahoo! lanzó su bucador de blogs. No es tan rápido como Google ni ofrece tantos resultados como Technorati. Pero ofrece un servicio interesante: un buscador de noticias unido a un buscador de blogs. Al dar una entrada (por ejemplo: momias egipcias), aparecerán los resultados de las últimas noticias sobre este tema no sólo de los medios de comunicación, sino también de los blogs más importantes.

¿Cómo se hace un blog?

Es tan fácil como abrir una cuenta de email. Entre a cualquiera de estos sitios:

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un artículo en el que afirma que un nuevo blog es creado cada segundo.

La revolución de los blogs, sin embargo, va mucho más allá de los números. Lo que implica es que para publicar en la red ya no se necesita la intervención de técnicos o webmasters, ni grandes inversiones de dinero. De hecho, no se necesita dinero en absoluto. Cualquier persona que quiera decir algo y hacerlo público, puede hacerlo cuando quiera, desde donde quiera, de forma gratuita y con sólo unos pocos clicks.

El énfasis, por lo tanto, no está ya en la forma sino en la sustancia: la información. Para muchos -entre los que me cuento- se trata de un regreso al sentido original de Internet, que no es otro que el de facilitar la comunicación entre los seres humanos, permitir que nos conozcamos mejor, que cualquiera pueda expresar lo que piensa o lo que ve en un espacio libre de censura.

¿Cómo buscar blogs?

Por supuesto, los blogs implican toneladas más de información en la ya saturada World Wide Web. Y, por supuesto, más basura. El punto, entonces, es saber cómo buscar la información pertinente.

Hace apenas un par de meses el gigante Google lanzó su buscador especializado en blogs. Es sin duda el más rápido de todos los buscadores, y sus resultados son relevantes y actualizados. Si necesita hacer una búsqueda especializada, ésta debe ser su primera opción. Tan solo ingrese la palabra o el tema sobre el que quiere informarse.

El mayor competidor de Google es Technorati. Tiene la ventaja de que ofrece más resultados (aunque más no siempre es mejor), y tiene más opciones de búsqueda. Entre los navegantes, sigue siendo el más popular.

También Yahoo! lanzó su bucador de blogs. No es tan rápido como Google ni ofrece tantos resultados como Technorati. Pero ofrece un servicio interesante: un buscador de noticias unido a un buscador de blogs. Al dar una entrada (por ejemplo: momias egipcias), aparecerán los resultados de las últimas noticias sobre este tema no sólo de los medios de comunicación, sino también de los blogs más importantes.

¿Cómo se hace un blog?

Es tan fácil como abrir una cuenta de email. Entre a cualquiera de estos sitios:

Blogger, cuyo dueño es Google, es el más grande directorio de weblogs en la red. A él pertenecen la mayoría de blogs existentes y en él empiezan su carrera la mayor parte de los bloggers;

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un artículo en el que afirma que un nuevo blog es creado cada segundo.

La revolución de los blogs, sin embargo, va mucho más allá de los números. Lo que implica es que para publicar en la red ya no se necesita la intervención de técnicos o webmasters, ni grandes inversiones de dinero. De hecho, no se necesita dinero en absoluto. Cualquier persona que quiera decir algo y hacerlo público, puede hacerlo cuando quiera, desde donde quiera, de forma gratuita y con sólo unos pocos clicks.

El énfasis, por lo tanto, no está ya en la forma sino en la sustancia: la información. Para muchos -entre los que me cuento- se trata de un regreso al sentido original de Internet, que no es otro que el de facilitar la comunicación entre los seres humanos, permitir que nos conozcamos mejor, que cualquiera pueda expresar lo que piensa o lo que ve en un espacio libre de censura.

¿Cómo buscar blogs?

Por supuesto, los blogs implican toneladas más de información en la ya saturada World Wide Web. Y, por supuesto, más basura. El punto, entonces, es saber cómo buscar la información pertinente.

Hace apenas un par de meses el gigante Google lanzó su buscador especializado en blogs. Es sin duda el más rápido de todos los buscadores, y sus resultados son relevantes y actualizados. Si necesita hacer una búsqueda especializada, ésta debe ser su primera opción. Tan solo ingrese la palabra o el tema sobre el que quiere informarse.

El mayor competidor de Google es Technorati. Tiene la ventaja de que ofrece más resultados (aunque más no siempre es mejor), y tiene más opciones de búsqueda. Entre los navegantes, sigue siendo el más popular.

También Yahoo! lanzó su bucador de blogs. No es tan rápido como Google ni ofrece tantos resultados como Technorati. Pero ofrece un servicio interesante: un buscador de noticias unido a un buscador de blogs. Al dar una entrada (por ejemplo: momias egipcias), aparecerán los resultados de las últimas noticias sobre este tema no sólo de los medios de comunicación, sino también de los blogs más importantes.

¿Cómo se hace un blog?

Es tan fácil como abrir una cuenta de email. Entre a cualquiera de estos sitios:

Blogger, cuyo dueño es Google, es el más grande directorio de weblogs en la red. A él pertenecen la mayoría de blogs existentes y en él empiezan su carrera la mayor parte de los bloggers; Lacoctelera, un servicio bastante reciente, muy agradable y fácil de usar; o Livejournal, un directorio de bitácoras que se hace sobre software libre (es decir, que el programa en el que está hecho no tiene licencia de propiedad).

Sólo necesitará, en promedio, de unos tres pasos para abrir su blog. Primero, crear la cuenta, es decir, poner un nombre, una contraseña, una firma para sus posts y un correo electrónico. Segundo, asignar un nombre para su sitio y una dirección URL. Tercero, elegir una plantilla sobre la cual publicará sus textos, fotos, etc.

Existen otros dos servicios, usados por los bloggers más experimentados:

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un artículo en el que afirma que un nuevo blog es creado cada segundo.

La revolución de los blogs, sin embargo, va mucho más allá de los números. Lo que implica es que para publicar en la red ya no se necesita la intervención de técnicos o webmasters, ni grandes inversiones de dinero. De hecho, no se necesita dinero en absoluto. Cualquier persona que quiera decir algo y hacerlo público, puede hacerlo cuando quiera, desde donde quiera, de forma gratuita y con sólo unos pocos clicks.

El énfasis, por lo tanto, no está ya en la forma sino en la sustancia: la información. Para muchos -entre los que me cuento- se trata de un regreso al sentido original de Internet, que no es otro que el de facilitar la comunicación entre los seres humanos, permitir que nos conozcamos mejor, que cualquiera pueda expresar lo que piensa o lo que ve en un espacio libre de censura.

¿Cómo buscar blogs?

Por supuesto, los blogs implican toneladas más de información en la ya saturada World Wide Web. Y, por supuesto, más basura. El punto, entonces, es saber cómo buscar la información pertinente.

Hace apenas un par de meses el gigante Google lanzó su buscador especializado en blogs. Es sin duda el más rápido de todos los buscadores, y sus resultados son relevantes y actualizados. Si necesita hacer una búsqueda especializada, ésta debe ser su primera opción. Tan solo ingrese la palabra o el tema sobre el que quiere informarse.

El mayor competidor de Google es Technorati. Tiene la ventaja de que ofrece más resultados (aunque más no siempre es mejor), y tiene más opciones de búsqueda. Entre los navegantes, sigue siendo el más popular.

También Yahoo! lanzó su bucador de blogs. No es tan rápido como Google ni ofrece tantos resultados como Technorati. Pero ofrece un servicio interesante: un buscador de noticias unido a un buscador de blogs. Al dar una entrada (por ejemplo: momias egipcias), aparecerán los resultados de las últimas noticias sobre este tema no sólo de los medios de comunicación, sino también de los blogs más importantes.

¿Cómo se hace un blog?

Es tan fácil como abrir una cuenta de email. Entre a cualquiera de estos sitios:

Blogger, cuyo dueño es Google, es el más grande directorio de weblogs en la red. A él pertenecen la mayoría de blogs existentes y en él empiezan su carrera la mayor parte de los bloggers; Lacoctelera, un servicio bastante reciente, muy agradable y fácil de usar; o Livejournal, un directorio de bitácoras que se hace sobre software libre (es decir, que el programa en el que está hecho no tiene licencia de propiedad).

Sólo necesitará, en promedio, de unos tres pasos para abrir su blog. Primero, crear la cuenta, es decir, poner un nombre, una contraseña, una firma para sus posts y un correo electrónico. Segundo, asignar un nombre para su sitio y una dirección URL. Tercero, elegir una plantilla sobre la cual publicará sus textos, fotos, etc.

Existen otros dos servicios, usados por los bloggers más experimentados: WordPress y

¿Qué es un blog?

Una página personal en Internet, fácil de crear y de actualizar. Por lo general está hecha de cortos textos (o posts) acompañados de imágenes y enlaces a otros sitios. A la manera de un diario, los posts se actualizan y publican cronológicamente (abajo los más antiguos, arriba los más recientes).

No sólo hay blogs escritos. También los hay de fotos (flogs), de video (vlogs), de audio (audioblogs o podcasts), o los moblogs, que se actualizan desde los teléfonos celulares u otros aparatos móviles.

Prácticamente hay blogs sobre cualquier tema: personales (que son la mayoría), de noticias (o periodísticos), literarios, religiosos, de tecnología, de diseño, de sombreros, perros, calles, manos, comida, médicos, etc, etc, etc...

¿Cuál es su importancia?

Puede decirse, sin temor a equivocarse, que la aparición y rápida multiplicación de los blogs es el fenómeno actual más importante de la Web.

Se estima que existen cerca de 17 millones de weblogs, aunque esta cifra es prácticamente imposible de confirmar. Según la empresa Technorati, el mayor rastreador de blogs, su número se duplica cada cinco meses y hace poco la BBC publicó un artículo en el que afirma que un nuevo blog es creado cada segundo.

La revolución de los blogs, sin embargo, va mucho más allá de los números. Lo que implica es que para publicar en la red ya no se necesita la intervención de técnicos o webmasters, ni grandes inversiones de dinero. De hecho, no se necesita dinero en absoluto. Cualquier persona que quiera decir algo y hacerlo público, puede hacerlo cuando quiera, desde donde quiera, de forma gratuita y con sólo unos pocos clicks.

El énfasis, por lo tanto, no está ya en la forma sino en la sustancia: la información. Para muchos -entre los que me cuento- se trata de un regreso al sentido original de Internet, que no es otro que el de facilitar la comunicación entre los seres humanos, permitir que nos conozcamos mejor, que cualquiera pueda expresar lo que piensa o lo que ve en un espacio libre de censura.

¿Cómo buscar blogs?

Por supuesto, los blogs implican toneladas más de información en la ya saturada World Wide Web. Y, por supuesto, más basura. El punto, entonces, es saber cómo buscar la información pertinente.

Hace apenas un par de meses el gigante Google lanzó su buscador especializado en blogs. Es sin duda el más rápido de todos los buscadores, y sus resultados son relevantes y actualizados. Si necesita hacer una búsqueda especializada, ésta debe ser su primera opción. Tan solo ingrese la palabra o el tema sobre el que quiere informarse.

El mayor competidor de Google es Technorati. Tiene la ventaja de que ofrece más resultados (aunque más no siempre es mejor), y tiene más opciones de búsqueda. Entre los navegantes, sigue siendo el más popular.

También Yahoo! lanzó su bucador de blogs. No es tan rápido como Google ni ofrece tantos resultados como Technorati. Pero ofrece un servicio interesante: un buscador de noticias unido a un buscador de blogs. Al dar una entrada (por ejemplo: momias egipcias), aparecerán los resultados de las últimas noticias sobre este tema no sólo de los medios de comunicación, sino también de los blogs más importantes.

¿Cómo se hace un blog?

Es tan fácil como abrir una cuenta de email. Entre a cualquiera de estos sitios:

Blogger, cuyo dueño es Google, es el más grande directorio de weblogs en la red. A él pertenecen la mayoría de blogs existentes y en él empiezan su carrera la mayor parte de los bloggers; Lacoctelera, un servicio bastante reciente, muy agradable y fácil de usar; o Livejournal, un directorio de bitácoras que se hace sobre software libre (es decir, que el programa en el que está hecho no tiene licencia de propiedad).

Sólo necesitará, en promedio, de unos tres pasos para abrir su blog. Primero, crear la cuenta, es decir, poner un nombre, una contraseña, una firma para sus posts y un correo electrónico. Segundo, asignar un nombre para su sitio y una dirección URL. Tercero, elegir una plantilla sobre la cual publicará sus textos, fotos, etc.

Existen otros dos servicios, usados por los bloggers más experimentados: WordPress y Movable Type.

Después de creado, viene la parte divertida: crear el contenido de su blog. Y esto implica, por supuesto, mantenerlo constantemente actualizado con información pertinente e interesante, hacerlo llamativo con buenas imágenes, agregar enlaces a otros sitios que valgan la pena y, si usted es fanático de la música, puede adornar su página con canciones para bajar u oír en línea.

¿Qué es el RSS?

Es un formato de sindicación (o distribución) de contenidos. Es decir, un programa que le permite acceder a las últimas actualizaciones de sus sitios favoritos sin tener que ir a ellos. En otras palabras, ya no es usted quien tiene que buscar la información en los sitios, sino que ésta vendrá a usted.

Una vez encuentre un sitio que le guste y le interese seguir leyendo, los más seguro es que tenga RSS (todos los blogs y páginas decentes lo tienen). Para ponerlo en funcionamiento, sólo tiene que bajar a su equipo el programa

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.