Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/27/2006 12:00:00 AM

De narcos a erradicadores

Casi tres mil paramilitares que pertenecieron al Bloque Mineros dejaron hoy las armas y se convertirán en erradicadores manuales de cultivos ilícitos.

Viernes 20 de enero, 2006
Fue narcotraficante y uno de los líderes paramilitares más apetecido por las autoridades estadounidenses y colombianas durante casi 20 años. Al frente del Bloque Mineros de las autodefensas, fue responsable de asesinatos en el nordeste antioqueño y de asegurar el negocio de la droga en esta zona que ocupó durante 12 años. Este viernes, en el municipio de Tarazá, entregó las armas, desmovilizó a sus 2.790 hombres y ahora podría pagar una pena máxima de ocho años por cuenta de la ley de Justicia y Paz.

Ese es Ramiro 'Cuco' Vanoy, el Minero mayor. Nació hace 57 años en Yacopí, (Cundinamarca) y tiene una lista de oficios poco gratos: primero hizo parte del brazo armado del cartel de Medellín, pero después se convirtió en enemigo acérrimo de Pablo Escobar y se unió a 'Los Pepes', donde conoció a Carlos Castaño, quien más adelante delegó en él la responsabilidad de dirigir el Bloque Mineros de las AUC. Antes trabajó de la mano con el capo Alejandro Bernal, alias 'Juvenal', fue esmeraldero en Muzo, Boyacá, e ingresó a las filas de las autodefensas en 1990 en Jamundí, departamento del Valle. Pero su carrera la cobró una corte distrital de Florida, Estados Unidos, que lo pidió en extradición por narcotráfico. 

Aunque nunca fue revelado por los medios de comunicación, las autoridades judiciales investigaron varios asesinatos selectivos que ocurrieron a manos del Mineros. Uno de ellos es la muerte, a comienzos de los 90, del médico y ex integrante del M-19 Raúl Gómez, gerente de la Empresa Social del Estado, que conmovió a toda la comunidad de El Bagre. Otro crimen, aparentemente perpetrado por la misma célula paramilitar, fue el de Víctor de Jesús Elianz, gobernador del cabildo indígena de Pablomuera, en el municipio de Zaragoza, cinco años después.

Sin embargo, varias investigaciones de ONG como la Corporación Observatorio para la Paz, sostienen que el Bloque Mineros, más que un frente militar, se encargaba de mantener el "equilibrio político" y el poder económico en los municipios de Tarazá, Caucasia, Cáceres, Jardín, Briceño, Ituango, Santa Rita, Angostura, Gómez Plata, Yarumal y Valdivia, en el bajo cauca antioqueño.

Los orígenes

El 'Cuco' Vanoy se encargó de la expansión de la coca en la mitad de Antioquia desde hace unos 10 años (según la ONU, hasta junio de 2005 había en esa región 5 mil hectáreas de cultivos ilícitos), un negocio que movía parte de la economía de la zona. Prueba de ello es que en 2003, cuando la Caja Agraria tenía su sede en el municipio de Zaragoza, Antioquia, las cuentas bancarias de los paramilitares cerraron ese año con 16 mil millones de pesos, según datos del Banco Agrario citados en el libro "Las verdaderas intenciones de los paramilitares".  No obstante, antes de su desmovilización Vanoy  aseguró que ese era"un problema del Gobierno, no mío. Yo soy autodefensa y no tengo nada que ver con cultivos ilícitos", dijo.

Con su desmovilización -la primera de este año- que se llevó a cabo en la finca La Ranchería, Colombia fue testigo del desarme colectivo más grande de los últimos tres años en el que se entregaron miles de fusiles, ametralladoras, granadas, explosivos, un helicóptero Bell 212 y hasta una clínica en el corregimiento El Guáimaro, de Tarazá. El arsenal ahora reposará en el Batallón de Infantería Rifles con sede en Caucasia, Antioquia.

Pese a la buena noticia del desarme de tantos hombres, hoy la población teme que los frentes 18 y 36 de las Farc -con presencia en la zona- puedan aprovechar la situación. Un antecedente de esto es la reciente masacre del grupo guerrillero contra 14 campesinos de Segovia señalados de ayudar a los paramilitares. "Tenemos fe de que el Estado retome el control de las zonas acéfalas por los paramilitares. Para lograrlo, la población, la fuerza pública y todos debemos trabajar unidos. De lo contrario, pueden venir los problemas", aseguró Reinaldo Posso, alcalde de Tarazá.

Corregimientos como Barro Blanco y La Caucana de Tarazá ya tienen presencia de la Fuerza Pública. Sin embargo, hay otros lugares que sólo cuentan con la presencia esporádica de miembros de la Policía. "El Ejército está dispuesto a mantener la seguridad de todos los pobladores. Vamos a mantener a raya a todos los que quieran hacerle daño a la población", dijo el general Óscar González. La gente quiere confiar en esas palabras. Si se cumplen, será un milagro para ellos.

Aunque todavía quedan grupos como el Élmer Cárdenas, comandado por El Alemán en el Chocó; el Bloque Norte, dirigido por Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40' en la Costa Atlántica y las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, con la entrega del Bloque Mineros, la cifra de desmovilizados de las AUC asciende a 16.869. La mayoría de los que acaban de dejar las armas se convertirán en erradicadores manuales de coca en su zona.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.