Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/2006 12:00:00 AM

Día crucial en el Congreso para la aprobación de Ley Gay

Uno de los proyectos más vanguardistas en la historia reciente del país tendrá una prueba de fuego este miércoles en la comisión séptima de la Cámara. Si se vota positivamente, su aprobación en la plenaria se da como un hecho.

Día crucial en el Congreso para la aprobación de Ley Gay Marcela Sánchez, Directora Colombia Diversa.
La Ley Gay –un proyecto que pretende reconocer a las parejas del mismo sexo derechos patrimoniales y de seguridad social– vivirá un día crucial este miércoles en la comisión séptima de la Cámara de Representantes: se requieren 10 votos positivos de los 19 integrantes de esta célula legislativa para que pase a la plenaria de la corporación. Allí los sondeos indican que sería aprobada por lo que la sociedad habrá dado un salto enorme.
 
El ambiente que reina es de optimismo. Es evidente el clima favorable para esta norma aunque todavía hay sectores –especialmente asociados a la Iglesia– que muestran su rechazo.
 
Este martes se realizó una audiencia pública en el Congreso para que los diversos sectores expresaran su punto de vista sobre el proyecto. El siguiente es el relato de lo ocurrido allí.

En un principio el salón estaba colmado de opositores a la iniciativa, casi todos representantes de iglesias y adultos mayores. En la medida en que fueron entrando otras personas y grupos que estaban a favor de la iniciativa, las garantías para un debate realmente abierto y plural se fueron dando. Se intercaló el uso de la palabra (cada cinco minutos), no se permitieron los aplausos, las palabras insultantes, los abucheos, las presiones e irrespetos a los representantes, como algunos integrantes de la oposición al proyecto pretendieron.

Los argumentos de la oposición, todos antecedidos por frases que afirmaban el respeto por el otro y la no discriminación, giraron en torno a los costos para el sistema de seguridad social, morbimortalidad de la comunidad lgbt a causa del VIH-sida, orígenes de la homosexualidad y sus posibilidades de curación, afectación de los pensionados del país, el carácter heterosexual del matrimonio y la adopción. Se repitieron de nuevo los discursos sobre las relaciones homosexuales como relaciones antinaturales y se expuso otra vez la posición de las diferentes iglesias sobre la homosexualidad Argumentaron que este proyecto abriría las puertas al matrimonio, que legalizarían la poligamia, las relaciones con animales y actitudes pedófilas. Muchas intervenciones hablaron de la pretensión de este proyecto de acabar con la familia nuclear heterosexual y de defensa de la moral social, confundida con la moral cristiana.

Las posiciones de los partidarios se basaron en argumentos constitucionales, de derecho internacional de los derechos humanos, de igualdad y no discriminación. Muchas intervenciones precisaron una y otra vez los alcances del proyecto, que se espera sea votado mañana, ante los intentos de la oposición de generar confusión al respecto. Otras intervenciones apuntaron hacia la obligación constitucional de reconocer las parejas, para alcanzar la verdadera igualdad. Lo cual no quiere decir que se esté luchando por la aprobación del matrimonio o la adopción.

Argumentos en contra

Los costos


Entre los argumentos de la oposición a la iniciativa, se encuentran que el Estado colombiano no tiene estudios serio que demuestren cuáles son los costos en los que incurriría el Estado, porque no se ha calculado cuántos homosexuales hay en el país y cuántos viven en pareja. Y que por lo tanto no se puede aprobar este proyecto. Que no es cierto que los beneficios de sustitución pensional alcancen a ser cubiertos con las cotizaciones individuales de gay y lesbianas porque en la actualidad ni para los heterosexuales es así. Para sustentar los anteriores argumentos, muchas preguntas se dirigieron al gobierno nacional en torno a la falta de estudios que sustenten realmente los costos de este proyecto y por ello su inconveniencia.

Los partidarios de la propuesta, afirmaron que el Estado siempre debe incurrir en gastos para garantizar derechos a las personas. Se preguntaron por qué en este caso es menos legítimo que el Estado invierta unos recursos y por qué cuando se trata de las parejas del mismo sexo, se habla de desvío de recursos y de caer en la informalidad en el sistema de salud.

Argumentos soterrados

Ante la falta de argumentos de la oposición y la contundencia del proyecto, en términos de reconocimiento de derechos concretos, que no dan lugar a mayores discusiones, los opositores afirman que detrás de la propuesta, “aparentemente coherente” se esconde la verdadera razón del proyecto: hacer reformas ilegales para legalizar el matrimonio y la adopción por parte de las parejas del mismo sexo. Finalmente la frase expuesta por una de las opositoras al proyecto: “Dime qué sociedad tienes y te diré qué leyes terminarás creando”, es completamente cierta en el caso de Colombia, que tiene una de las pocas discriminaciones que emergen directamente de la ausencia de leyes o de la interpretación sesgada de las mismas en contra de una población.

Expresiones que denotan discriminación
 
El lenguaje discriminatorio y las caracterizaciones de la población Lgbt basadas en prejuicios estuvo presente en el debate: amistades íntimas, estilo de vida, orden natural, macho/hembra y creación fueron palabras repetidas. Son colectivos que profesan una ideología “el homosexualismo” que pretenden imponer su estilo de vida, creyendo que es inocuo. Para los homosexuales, las palabras infidelidad, adulterio, poliamoroso son normales y pretenden mediante este proyecto que se legalicen estas prácticas.

Argumentos a favor

Las intervenciones a favor se centraron en mostrar la situación de discriminación social y legal que viven las parejas del mismo sexo, en los argumentos constitucionales y de conveniencia que apoyan el proyecto de ley, y en las implicaciones que tendría la no aprobación del mismo, tanto en las parejas homosexuales como en la sociedad colombiana.

María Paula Saffon, del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad, enfatizó en que la Constitución Política y la jurisprudencia de la Corte Constitucional, permite que las parejas del mismo sexo puedan ser reguladas por el Congreso y agregó: las parejas homosexuales son una realidad innegable en la sociedad colombiana, y su falta de reconocimiento y de protección por parte del Estado produce un sufrimiento innecesario en miles de ciudadanos colombianos que, por lo demás, no reporta ningún beneficio social claro. En efecto, la protección de las parejas del mismo sexo no le hace daño a nadie la protección de las parejas del mismo sexo no le hace daño a nadie y, en cambio, privilegia la conformación de uniones de esa naturaleza que se caractericen por el establecimiento de vínculos afectuosos estables y responsables, sin duda de gran valor para la sociedad colombiana.

Por su parte el profesor de la facultad de derecho de la Universidad de los Andes, Esteban Restrepo, mostró cómo este proyecto realiza el derecho a la igualdad y hace parte de la obligación estatal de la erradicación de las injusticias presentes. Recordó igualmente que el derecho internacional de los derechos humanos, en especial el pacto de derechos civiles y políticos obliga al Estado colombiano a expedir reste tipo de normas. Recordó igualmente que los argumentos y concepciones religiosas están proscritos del debate en un estado laico como el colombiano.

La activista Elizabeth Castillo, de la mesa de organizaciones LGBT de Bogotá, mostró cómo existen altos grados de discriminación contra la población LGBT. Por esta razón rebatió el argumento según el cual algunas personas heterosexuales, posarían de homosexuales para recibir beneficios o harían uso de esta ley para afiliarse entre amigos, pues al hacerlo asumirían el costo de la discriminación. Realizó un llamado a los representantes para asumir la tarea histórica de luchar contra la discriminación.

El abogado Germán Rincón relató los distintos casos de parejas del mismo sexo que ha atendido en su ejercicio profesional, y preguntó a la audiencia, con ello buscaba concientizar al auditorio sobre los efectos nocivos de la no regulación de este tipo de parejas ¿Quién desearía al momento de la muerte de su compañero ir a buscar a un abogado para reclamar lo que construyeron mutuamente?

Carlos Rodríguez, de la Comisión Colombiana de Juristas, recordó que el Comité de derechos humanos de Naciones Unidas en el caso Young contra Australia, ha reconocido que los Estados deben garantizar el derecho a la igualdad de las parejas del mismo sexo, especialmente en cuanto a los derechos patrimoniales y de seguridad social.
 
*Directora del Proyecto Colombia Diversa
 

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Hoy se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.