Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2003 12:00:00 AM

Hay otras salidas.

Considero que el proyecto de ley está muy bien motivado porque describe la realidad colombiana en materia de salud sexual y reproductiva, sin embargo su articulado no refleja dicha motivación porque se centra básicamente en la libertad para escoger pareja y en la despenalización del aborto cuando debería establecer una normatividad clara y concreta sobre como enfrentar los problemas de salud sexual y reproductiva del país.

Hay otras salidas.


Hay otras salidas.
Por ejemplo, las campañas de prevención de cáncer masculino y femenino, el cuidado materno, la atención adecuada de partos para evitar la muerte de los niños o madres en la etapa de gestación o en proceso de nacimiento; las campañas masivas del uso del preservativo y enfermedades de transmisión sexual.

La premisa que busca despenalizar el aborto se basa en la libertad de la mujer sobre su cuerpo y en las muertes que ocasiona la clandestinidad de esta práctica. En el primer caso, el derecho a la libertad para embarazarse o abortar no puede estar por encima del derecho a la vida del no nacido. En segundo lugar, la clandestinidad en nuestro país no se va a terminar porque se despenalice el aborto y no se acaba porque al igual que las otras causales de problemas en materia de salud sexual y reproductiva, lo básico es la educación de las personas. La educación en una sexualidad responsable es lo indispensable.

Estoy segura que al despenalizarse el aborto, la jóvenes y las mujeres en general no van a llegar a una clínica con un certificado de medicina legal de que fueron violadas y necesitan practicarse un aborto. En los otros casos que se señala el aborto terapéutico en los cuales figuran la violación, la fecundidad asistida forzada y las malformaciones genéticas, habrá que decir que en Colombia no existen datos estadísticos que indiquen cuáles son los abortos clandestinos que sean productos de estos tres factores, para saber a ciencia cierta hasta dónde estos factores inciden en el número de abortos que se practican. Ahora, estos factores podráin tener otro tipo de manejo, antes de acudir al aborto.

En caso de violación, ¿cómo vamos a castigar a quienes no tienen la culpa? Por qué no aumentan las penas a los infractores o quitan cualquier atenuante que tenga este delito. Además, ¿si una mujer tiene la entereza de hacerse un examen para certificar una violación, ¿cómo no buscar ese certificado para acusar al presunto violador?

No olvidemos, que en muchos de estos casos se debe pensar en la opción de la adopción primero que en la del aborto.

Por otra parte, para que una mujer sea violada a través de una fecundación asistida, tendría que estar secuestrada y dopada, porque este proceso necesita de la participación activa y voluntaria de la mujer.

Así mismo, en el caso de malformaciones congénitas, existen muchas enfermedades que se pueden operar dentro del útero y cuando no, entonces la naturaleza misma se encarga de determinar hasta cuándo puede vivir ese ser humano. En cuanto a los retrasos mentales, la pregunta es hasta cuándo nuestra ética se convierte en una ética nazista en donde sólo pueden nacer niños bellos y sanos.

Definitivamente, el aborto no es la solución: la verdadera solución para el control de problemas en el área de salud sexual y reproductiva es la educación de los colombianos (mujeres y hombres) y el adecuado servicio de prevención y atención por parte del Estado, que garanticen nuestro derecho fundamental a la salud.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.