Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/22/2007 12:00:00 AM

Mindefensa envía Fuerzas Especiales a Buenaventura para ponerle un dique a la ola de violencia

Sesenta y cinco infantes especialmente entrenados, la instalación de 60 cámaras de vigilancia y el refuerzo de la inteligencia para las unidades militares y de Policía, fueron algunas de las decisiones que se tomaron en el Consejo de Seguridad.

Mindefensa envía Fuerzas Especiales a Buenaventura para ponerle un dique a la ola de violencia En esta motocicleta se transportaban dos personas que murieron este domingo en el barrio Independencia de Buenaventura, departamento del Valle. (Fotos: AP)
Las autoridades de Buenaventura y el Ministerio de Defensa esperan que las medias funcionen. En la tarde de este lunes, se anunció la creación de un grupo élite antiterrorista que según el comandante de la Armada, almirante Guillermo Barrera, funcionará como “un comando unificado de acción de la Policía que trabajará con fuerzas especiales urbanas de la Armada, integrada en principio por unos 65 miembros nuestros”.

De esta manera, se espera que el puerto se libere del yugo que lo tiene atormentado desde hace algunos meses, cuando una seguidilla de asesinatos y atentados comenzaron a aparecer en la ciudad, cometidos al parecer por miembros de las Farc. El más reciente, ocurrido ayer, mató a seis personas tras la detonación de dos artefactos explosivos.

Frente a la casa de la secretaria de Hacienda de Buenaventura estalló la primera carga. Ahí cayeron muertos dos policías que patrullaban el barrio Independencia, a la altura de la calle 11 con carrera 64. No habían pasado dos minutos cuando una segunda explosión mató a cuatro civiles que también pasaban por el sitio. Una corta balacera silenció después la calle hasta que las ambulancias llegaron para auxiliar a 14 heridos que sobrevivieron y buscando salvar también a los que, tendidos en el piso, no resistieron a los 30 kilos de pentolita que al parecer hicieron estallar las Farc a las 7 y media de la mañana.

A estas alturas, ya no se sabe a qué hora la guerra en el municipio más grande del departamento del Valle comenzó. Y tampoco se sabe cuándo va acabar. Sus actores son tan confusos que ni para el Gobierno central, ni para el local, ni para la Policía, los militares, ni el DAS ha sido fácil menguar la violencia que en este puerto dejó el año pasado 379 personas asesinadas, una de las cifras más altas del país.

Sin embargo, las medidas que se tomaron para contrarrestar futuros homicidios y ataques como este, pasan por el refuerzo a la inteligencia de la Armada y de la Policía; la coordinación del trabajo entre las Fuerzas Militares, la Policía y la Fiscalía (una debilidad a todas luces en la lucha contraterrorista); la posibilidad de ampliar el toque de queda y la ley zanahoria; y la partida de 240 millones de pesos para la construcción de dos CAI en sitios neurálgicos de Buenaventura.

Hasta hace unos meses, se decía que todo se debía a un enfrentamiento entre ‘paras’ y guerrilla que querían hacerse al control territorial con miras a controlar las rutas para sacar droga al exterior. Con la desmovilización de alias ‘Gordolindo’ y ‘Don Berna’ (que tenían uno de sus centros de operaciones en Buenaventura), una nueva generación de paramilitares también está dando la batalla por lo mismo, sin contar la tradicional pelea a muerte que hay contra los dos bandos del Cartel del Norte del Valle que, por un lado, lidera Diego León Montoya, alias ‘Don Diego’, y por el otro, Wílmer Varela, alias ‘Jabón’.

A finales del año pasado, cuando se vino encima la oleada de ataques y asesinatos (no sólo en Buenaventura, sino también en Cali), el propio Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, ordenó el traslado de la cúpula policial a la capital vallecaucana, mientras que el puerto fue nombrado distrito especial de Policía. Incluso los miembros de la Armada en el puerto debieron ser poligrafiados en su mayoría (presentar la prueba del detector de mentiras) y trazar una ofensiva contra las milicias de las Farc, una de las más consolidadas en todo el país.

El mismo alcalde de la ciudad, Saulo Quiñónez, reconoció ante varios medios de comunicación que el territorio ni siquiera lo dominan las Farc o los paramilitares, “nosotros como autoridad tampoco lo podemos manejar”.

Los graneados resultados comenzaron a verse desde el pasado noviembre. Se logró la desmovilización de 45 supuestos milicianos de las Farc y de tres de sus jefes, uno de ellos bonaverense y quien confesó haber dado la orden de quemar buses y hacer todos los atentados en Cali (Ver “Las pandillas de las...”). Incluso el coronel Orlando Páez Barón, jefe de la Regional de Policía en el departamento, que ya ofreció 50 millones de pesos de recompensa a la persona que dé información sobre los autores del múltiple asesinato de este domingo, aseguró que en los últimos meses se han detenido varios mandos medios de milicias y que los ataques son retaliaciones contra la fuerza pública que ha frenado sus carreras del narcotráfico en el principal puerto del pacífico colombiano.

Paradójicamente, lo más seguro en Buenaventura es la incertidumbre. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, este municipio tiene una alerta temprana desde septiembre de 2004 que ha sido ‘renovada’ varias veces. Es decir, a pesar de las soluciones que se han querido dar, no ha habido quien la saque del hueco y la amenaza de los grupos armados sigue latente.

Fabio Cardozo, quien se desempeñó como gestor de paz del Valle, cree que la realidad del puerto cambia todos los días, pues mientras un día priman las órdenes de unos actores armados, al otro día la dinámica cambia. “Cualquier proyecto criminal puede prosperar en una población como esta, donde hay pobreza, analfabetismo, hambre y, además, goza de una importancia geográfica y estratégica para traficar con droga”, dice Cardozo.

Con el tiempo, se verá si las medidas tomadas en el Consejo de Seguridad sí están apuntando a bloquear el accionar de los grupos ilegales que, desde hace tiempo, parecen haberle tomado ventaja a las autoridades.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.