Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/13/2007 12:00:00 AM

¿Qué significa que Colombia le de albergue a una base militar de Estados Unidos?

Tras el anuncio de Ecuador en el sentido de que no prestará más su territorio para la base de Manta, el Ministerio de Defensa de Colombia anuncia que el país le abriría sus puertas. ¿Qué consecuencias trae este hecho?

¿Qué significa que Colombia le de albergue a una base militar de Estados Unidos? Las relaciones entre los gobiernos de Ecuador y Colombia han sufrido permanentes tensiones.
Cuando las relaciones de Colombia con Ecuador están aún tensas, debido a la fumigación con glifosato, el Ministerio de Defensa no descarta la posibilidad de albergar la Base Aérea de Manta en territorio colombiano.

Sin embargo, muchos analistas no consideran que esto vaya a deteriorar aun más las sensibles relaciones. Por el contrario, algunos consideran que, en términos diplomáticos, esta iniciativa se podría interpretar positivamente para ambos gobiernos.

Las relaciones entre Bogotá y Quito han sufrido bajonazos. Esto se debe a que los intereses de los dos países van en direcciones distintas. Mientras el gobierno del presidente Uribe ha manifestado su apoyo a la política norteamericana de erradicación de cultivos ilícitos a través de la fumigación con glifosato, Rafael Correa, el presidente de Ecuador, ha expresado su constante desacuerdo, pues esto ha motivado el desplazamiento de miles de colombianos hacia su país. El hecho lleva consigo problemas de saturación de la oferta de la mano de obra y bajas en los salarios. A esto se suman las denuncias de constantes sobrevuelos y operaciones militares del Ejército colombiano en territorio ecuatoriano.

Pues nuevamente las iniciativas de cada gobierno revelan sus diferentes intereses. En las últimas horas, fuentes del Ministerio de Defensa, según el periódico El Tiempo, manifestaron que el gobierno colombiano no descarta la posibilidad de albergar la Base de Manta en el territorio nacional. Así mismo, un funcionario estadounidense, según la agencia Reuters, afirmó que Colombia ha sido uno de los países que más han mostrado interés en el establecimiento de una base antinarcóticos, en reemplazo de Manta. Pero ¿qué intereses hay? ¿Cómo afectaría las relaciones de uno y otro país?

Cómo es la base

Está ubicada en la Costa Occidental de Ecuador, muy próxima al paralelo cero, aproximadamente a 20 minutos de vuelo de las zonas neurálgicas del conflicto colombiano. Su ubicación es estratégica para el control militar del conjunto del Pacífico Sur, del Canal de Panamá y Centroamérica.

Fue establecida el 25 de noviembre de 1999, con el “único y exclusivo propósito de llevar adelante operaciones aéreas de detección, monitoreo, rastreo y control de actividades ilegales del tráfico aéreo de narcóticos”. Pese a que se ha dicho reiteradas veces que la Base de Manta no tiene que ver con el Plan Colombia, en sus objetivos comparten una mutua concepción: acabar con el narcotráfico en la zona.

Sin embargo, desde la base se adelantan otras actividades, como lo señaló Simón Pacheco, analista ecuatoriano: “En realidad, esta base está ligada al Plan Colombia involucrando a Ecuador en el conflicto colombiano. Pero también ha funcionado como un apoyo a la sustitución de la Flota Naval Ecuatoriana interceptando buques que podrían llevar potenciales migrantes”.

Su establecimiento se interpretó como una cooperación con el gobierno norteamericano. Sin embargo, la forma como fue instaurada, en términos políticos, no fue del todo clara, por eso alguno sectores la han calificado de ilegal.

Manta se ha convertido en uno de los puntos más importantes para la interdicción en materia de inteligencia aérea y marítima. Después de la entrega del canal de Panamá, el gobierno de Estados Unidos vio en este punto la oportunidad de establecer una base en el Pacífico. El Convenio de Cooperación se firmó para 10 años. El presidente Rafael Correa, como una de las banderas de su campaña, anunció la no renovación del convenio, que hasta ahora es interpretado como una manera de comprometer a Ecuador con el Plan Colombia y la lucha contra la insurgencia. Sin embargo, hay sectores que aducen la conveniencia de que la base permanezca en Manta esgrimiendo el argumento de que ésta le ha traído beneficios económicos a la ciudad desde que las tropas norteamericanas están allí. En esta coyuntura, Colombia se ofrece a adoptar la base militar del Pacífico.

Una lectura positiva

Hasta ahora en Ecuador no se han recibido con agrado las determinaciones del gobierno de Álvaro Uribe. En las calles de Quito hay grafitos que dejan ver el rechazo debido a las intervenciones militares: “Fuera, Uribe invasor”. A esto se suma la queja que ha manifestado el gobierno ecuatoriano de que en Colombia no se ha reconocido la iniciativa de Ecuador en cooperar con la lucha antidrogas de este país.

Para un mejoramiento de las relaciones, la analista Socorro Ramírez planteó en Actualidad Colombiana que “Colombia debe reconocer los esfuerzos que Ecuador ha hecho en los últimos años para enfrentar la parte de responsabilidad que le cabe en el manejo de asuntos de seguridad transfronteriza”. Y por otra parte, que “Ecuador tiene que reconocer que su país no sólo es víctima del conflicto colindante, sino también, de alguna manera, actor indirecto, y que, en consecuencia, debe evitar el uso político de las divergencias entre los dos países, pues es histórico el daño a una relación entre vecinos de siempre”.

Los analistas coinciden en que, en términos diplomáticos, el traslado de la Base de Manta a Colombia no representa un peligro para las relaciones entre los dos países. Por el contrario, se podía interpretar positivamente, al Colombia hacerse responsable de su conflicto interno amparando una Base militar con la que el gobierno ecuatoriano no ha estado de acuerdo

El analista ecuatoriano Simón Pachano argumenta que este hecho podría pasar inadvertido para el gobierno de su país. Es decir, que no tendría mayor relevancia en términos de relaciones entre los dos gobiernos, aunque puede ser algo que ayude a eliminar los roces: “Se interpretaría como algo más lógico, pues estaría en consonancia con los intereses del Plan Colombia de combatir el narcotráfico”, dijo. Para él, es claro que el gobierno ecuatoriano no ha recibido nada en contraprestación de la ayuda brindada a Colombia, y por tanto es mejor que la base militar salga de su país.

En ese mismo sentido, el experto en Seguridad y Defensa de la Universidad Externado de Colombia Jairo Libreros dice que desde el punto de vista estratégico, no significa nada. “Por el contrario, Estados Unidos perdería las ventajas que le da la Base de Manta por estar en una zona limítrofe que le permite, en materia de seguridad, tener un panorama más completo de la situación, no sólo en Colombia, sino en toda la zona del Pacífico”.

De esto se puede concluir que la propuesta que el gobierno colombiano ha hecho al gobierno norteamericano de albergar la Base de Manta es una evidente expresión de apoyo a los Estados Unidos. “El gobierno colombiano aprovecha para enviar un mensaje muy claro a los demócratas y ratificar su condición de aliado estratégico e incondicional a Estados Unidos”, concluyó Libreros.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.