Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/29/2004 12:00:00 AM

¿Quién es John Kerry?

Uno de los más opcionados a ocupar la candidatura a la presidencia de Estados Unidos por el partido demócrata es John Kerry, que ya ganó los procesos electorales del partido en los estados de Idaho, Utah y Hawai. Aunque la carrera presidencial en el país norteamericano hasta ahora comienza, se hace indispensable conocer quién es ese personaje con serias posibilidades de enfrentar al presidente George W. Bush en la contienda de noviembre próximo y cómo podría cambiar la política de Estados Unidos

¿Quién es John Kerry? ¿Quién es John Kerry?
Desde tiempo atrás, mucho antes de la existencia del Plan Colombia, la influencia de Estados Unidos en la política interna colombiana ha sido un factor importante, e incluso determinante en etapas trascendentales de la historia del país como la pérdida de Panamá. De hecho, desde principios del siglo pasado, la dirigencia política local, reconociendo el peso de Norteamérica en el continente, acuñó la teoría del Respice Polum, que en materia de relaciones internacionales básicamente dictaba que Colombia debía seguir el liderazgo que emanaba del norte del continente, premisa que, con solo contadas excepciones, se ha seguido al pie de la letra . Hoy, no solo Estados Unidos es el principal socio comercial de Colombia, sino que por cuenta del conflicto interno es también el principal aliado militar. Por estas y otras razones, quien llegue a la oficina oval es difícilmente un asunto que pueda pasar desapercibido por estas latitudes.

Sin duda es factible decir que entre los gobiernos de Bush y Uribe existe una empatía evidente que ha sido beneficiosa para este último. La política de Seguridad Democrática de Uribe, por ejemplo, ha encontrado en Washington a un aliado casi incondicional, en contraste con la posición de los países de la Comunidad Europea.

En 2004, sin embargo, esto podría comenzar a cambiar. Los estadounidenses se verán abocados a una nueva campaña presidencial, en la cual, según indican las más recientes encuestas, Bush deberá enfrentar un reto difícil, y su estadía en la Casa Blanca no es un asunto que pueda darse por descontado. Su más probable contendor: el senador demócrata John F. Kerry .

En la primera parte de este artículo, de manera muy breve, y de la mano de alguna bibliografía reciente, haremos un breve recorrido por la vida del senador, ¿quién es John F. Kerry?, ¿qué ha hecho?, ¿cuáles son los intereses y motivaciones que parecen gobernar sus actuaciones?, etc. En la segunda parte, a la luz de su récord, trataremos también de manera breve, de poner en perspectiva estos elementos, y especular en algún grado sobre cómo podría un posible triunfo del senador en las elecciones alterar el estado de las relaciones entre Norteamérica y Colombia: ¿Qué tipo de aliado sería Kerry para Colombia?

La niñez y juventud

John Kerry nació el 11 de diciembre de 1943 en Denver, Colorado. Su padre era un empleado de carrera del Departamento de Estado que fue piloto voluntario de aviones DC-3 durante la segunda guerra mundial, descrito por Newsweek como una figura austera, un poco desilusionada, que nunca llegó a embajador . Desde niño, John F. se familiarizó con los temas de política exterior que eran objeto de discusión en la cena, y desarrolló el gusto por las actividades marinas. Según la revista, su padre le enseñó a navegar de la manera difícil, internándolo en la niebla y haciéndolo deducir cómo llegar de vuelta a casa. Probablemente debido a la actividad de su padre y al hecho de que su familia se mudaba con frecuencia de un lugar a otro, su niñez fue bastante solitaria. Durante su juventud tuvo acceso a centros educativos exclusivos de nivel superior. Siendo muy joven, sus padres lo enviaron a una escuela muy estricta en Suiza, y también asistió a Saint Paul, un colegio privado en New Hampshire, donde algunos conocidos de la época dicen que no era muy popular. Según relata Evan Thomas: "no encajó muy bien en la escuela preparatoria. En el equipo de 'hockey' del colegio se le conocía como el personalista porque no les hacía pases a sus compañeros". Sobresalía en todo y era mucho más sensible de lo que parecía, comentó otro compañero de la época.

Completó su formación académica estudiando leyes en la prestigiosa universidad de Yale, donde jugó fútbol americano, y fue elegido presidente de la Unión Política.

El militar

Ingresó a la marina tras graduarse de abogado. Como teniente, durante la guerra del Vietnam, comandó un bote patrullero asignado al área del delta del río Mekong. Su desempeño en la guerra no pasó desapercibido: ganó una estrella de plata por "atacar exitosamente una posición dando de baja a varios enemigos". Y también ganó una estrella de bronce por rescatar a un boina verde en un río, bajo fuego enemigo. Obtuvo además tres corazones púrpura. Sus subalternos, escépticos al principio de su comando, destacan su valor, liderazgo y buen humor.

Tras su participación en la guerra y su retiro de las fuerzas armadas, ocurre una particular transición: pasó de ser un militar condecorado y héroe de guerra, a manifestarse y protestar contra la guerra. Se constituye además en miembro prominente de la organización de Veteranos de Vietnam Contra la Guerra, y en un episodio muy particular, que de cierta manera cierra esta etapa, se unió a varios veteranos para tirar en las escaleras del Capitolio sus cintas de identificación militar como protesta. Según trata de explicarse en la biografía de John Kerry que está disponible en su página de internet: "Cuando retornó de Vietnam [Kerry] se sintió obligado a cuestionar decisiones que creía se estaban tomando para proteger a quienes estaban al mando en Washington, en detrimento de los soldados que combatían en Vietnam" .

La política

En la era pos-Vietnam, Kerry pasó a ejercer el derecho. Se convirtió en fiscal del condado de Middlesex, y según se destaca en su pagina web, persiguió el crimen organizado y logró poner tras las rejas al segundo mafioso más importante de la zona de Nueva Inglaterra. La primera vez que se postuló para el congreso en Massachussets fue en 1972, y perdió. Luego, en 1984, se presentó para el senado y ganó. A la fecha ha completado cuatro términos como senador.

De su paso por el congreso, sus detractores destacan lo que consideran una muy pobre gestión legislativa: "Solo tres leyes llevan su nombre". Sus asesores de campaña responden a las críticas indicando que son al menos 12 las leyes en las cuales el senador puede reclamar total o parcialmente el crédito, incluidas algunas sobre lavado de dinero y protección infantil. Según la revista Time, las tres leyes más sustantivas de su gestión son un buen indicador de hacia dónde se han dirigido las prioridades de Kerry en el senado: Dos tienen que ver con investigación marina y protección pesquera, y reflejan su consistente preocupación por el medio ambiente; la tercera ley fue diseñada para proveer beneficios a las mujeres que comenzaban empresas .

El récord de sus votaciones en el congreso muestra además que Kerry ha apoyado causas como los acuerdos de Kioto contra el calentamiento global, y se opuso al intento de Bush de permitir la perforación de petroleras en el refugio nacional de vida salvaje en Alaska. Su récord muestra también el apoyo a otras causas como el control de armas y los derechos de los homosexuales (aunque no el matrimonio entre ellos) . También votó en contra de mandatory sentences para traficantes de droga que le venden a niños; contra la pena de muerte (incluso para asesinos de policías); contra restricciones al aborto; apoyó el aumento de impuestos al gas y el aumento del salario mínimo; también apoyó el pago de inhabilidad a personas cuyo impedimento era la adicción a las drogas o el alcoholismo.



Kerry es uno de los pocos senadores que se negó a aceptar una silla en el selecto comité de apropiaciones , a cambio escogió el comité de relaciones exteriores. Un balance inicial parece indicar pocas leyes y mucha investigación para auditar las acciones del gobierno. Fue nombrado presidente del Subcomité sobre Terrorismo, Narcóticos y Operaciones Internas como 'premio' a su esfuerzo para exponer al coronel Oliver North (famoso por el escándalo Irán-Contras en Nicaragua durante la administración de Reagan). Esta ultima experiencia le permite reclamar el haber sido uno de los primeros en el senado que combatió la creciente amenaza de fuerzas transnacionales como los lavadores de dólares, los traficantes de drogas y armas, que son hoy en día uno de los objetivos de la guerra contra el terrorismo.

Kerry sobrevivió el reto de Vietnam y más recientemente superó otro reto importante: un diagnóstico de cáncer de próstata. El senador tiene dos hijas y vive en Boston. En la actualidad está casado con Teresa Heinz, que heredó de su primer marido un importante emporio empresarial.

Kerry y la Guerra

Quizás es posible decir que el record del senador en este aspecto es relativamente consistente: Apoyó el uso de la fuerza en Granada en 1983, en Panamá en 1989, en Somalia en 1992, en Kosovo en 1999 y en Afganistán en 2001. Respaldó además un incremento de 40.000 hombres en las Fuerzas Armadas (que algunos ya consideraban sobredimensionadas). Mas recientemente, votó autorizando a Bush a usar la fuerza contra Irak. En general solo parece haber una excepción a este record pro-uso de la fuerza: votó en contra del empleo de la vía armada en 1991 durante la primera guerra del golfo.

¿Qué tipo de aliado sería Kerry para Colombia?

Kerry, como los demás miembros de su partido, es más liberal que conservador. Su récord sin embargo parece indicar, si cabe el término, que es un liberal moderado, como podría desprenderse entre otros hechos, de su apoyo a los derechos de los homosexuales (sin llegar a estar de acuerdo con el matrimonio entre parejas del mismo sexo). No parece tampoco un líder dispuesto a tomar riesgos excesivos. En un reciente discurso en el estado de Carolina del Sur señaló: "Puede que nosotros tengamos que usar la fuerza para combatir el terrorismo. Yo no dudaré en hacerlo. Pero si soy presidente, los Estados Unidos nunca irán a la guerra porque queremos. Nosotros solo iremos a la guerra porque tenemos que hacerlo". En términos generales parece más cauto que arriesgado, y no se muestra ávido de emprender nuevas y complejas aventuras militares. De hecho, si Kerry fuera presidente, sería muy factible que Estados Unidos se limitara a mantener su actual presencia militar overseas, evitando en lo posible tener que extender el número de efectivos en estas tareas, o llegar a nuevas confrontaciones bélicas.

En materia de relaciones internacionales parece también menos 'agresivo' y más dado a la dialéctica (aunque se cuida de llegar a ser percibido como su copartidario Jimmy Carter), lo que explica su voto en apoyo a la segunda incursión de Estados Unidos en el golfo Pérsico. Se muestra dispuesto a promover los intereses norteamericanos en materia de política exterior, pero muy probablemente bajo un esquema de acción diferente al de la actual administración, por lo cual es presumible que incorpore varios cambios a la actual estrategia diplomática.

El senador fue presidente del Subcomité sobre Terrorismo, Narcóticos y Operaciones Internas, conoce la problemática del trafico de drogas (y armas) y está también familiarizado con el tema del lavado de activos desde sus tiempos como fiscal, por lo cual Colombia no es un país que le sea difícil de ubicar en el mapa. Esto hace pensar que a pesar de parecer menos 'agresivo' que Bush, en una hipotética administración suya, lo más posible es que la ayuda a Colombia se mantenga (ni aumente ni disminuya), pero podría cambiar de naturaleza: ¿Menos ayuda en lo militar y más en otros campos? Lo que sí parece claro es que se aleja totalmente la posibilidad de una intervención militar, con la cual, por épocas, se ha especulado internamente. Kerry lo pensaría más de dos veces, antes de enviar soldados norteamericanos a combatir donde sea: "Yo sé algo sobre matar. No me gusta matar. Es simplemente una creencia personal que tengo".

Colombia además parece poco a poco convertirse en uno de los escasos baluartes de Washington en Sur América, donde actualmente predominan gobiernos que sin ser abiertamente antinorteamericanos, no favorecen los intereses de Estados Unidos en la región. Para Kerry será difícil ignorar esto.

Si bien es factible, por otra parte, que los condicionamientos de derechos humanos a la ayuda de Washington, en una nueva administración demócrata, se hagan más estrictos, algunas preguntas parecen también quedar abiertas: ¿el récord de Kerry en temas como el medio ambiente podría influir en algún grado en asuntos como la estrategia de fumigación?

El histórico apoyo de los sindicatos a los demócratas obliga también a pensar en los efectos que la llegada de un presidente de ese partido pueda tener en las negociaciones de un tratado de libre de comercio que preocupa a los trabajadores norteamericanos, y tiene a la vez entusiasmados y preocupados a los empresarios colombianos. Este proceso, bajo una nueva administración demócrata en Washington, quizás podría ser más lento y sufrir algunos cambios (los demócratas tienen la tendencia a ser más proteccionistas).

¿Qué tipo de aliado sería Kerry? Probablemente continuaría siendo uno importante, aunque menos 'incondicional' que Bush, y quizá también, especialmente al principio, un tanto menos comprometido con la causa del proyecto de Seguridad Democrática del presidente Uribe.

Todo parece indicar, como es en cierto sentido tradición en Estados Unidos, que la campaña presidencial tendrá como eje principal temas domésticos, más que asuntos relacionados con política exterior . Según Robert Novak, el arma secreta de los republicanos son los recortes de impuestos, y Bush no puede basar su campaña en ser 'el presidente de la guerra' . La principal debilidad del mandatario parecen ser los problemas domésticos, en particular temas como el empleo, la educación y la salud. Sin embargo, el factor determinante que podría inclinar la balanza hacia uno u otro lado parece ser la guerra en Irak. Uno, dos o más soldados norteamericanos muertos cada día debilitan a Bush y podrían eventualmente significar la diferencia necesaria para que Kerry llegue a la Casa Blanca.

*Ingeniero Naval. Master en Ciencias Políticas de la U. Javeriana. Especialista en Negociación y Relaciones Internacionales de la U. De los Andes.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.