Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2007 12:00:00 AM

‘Venturosa’ corrida de rejones

El hispano-lusitano Diego Ventura fue el triunfador de la corrida en Bogotá al cortar tres orejas y salir por la puerta grande de la Santamaría. Se lidió un encierro de Manuel Orbes con peso pero mansote.

‘Venturosa’ corrida de rejones El hispano-lusitano Diego Ventura ejecuta una de las suertes del rejón en todo lo alto del morrillo. Fue el triunfador absoluto del festejo. FOTO: JUAN CARLOS SIERRA / SEMANA
Nuevamente una tarde de sol canicular tuvo Bogotá el domingo pasado para la corrida de rejones, a la cual asistieron cerca de nueve mil aficionados que al final del festejo salieron satisfecos mas no por el juego de los toros de Orbes sino por la disposición que tuvieron los tres caballeros en plaza.
 
El triunfador absoluto, Diego Ventura, quien a su primer toro que se cerró a las tablas, como la mayoría de sus hermanos, lo lidió allí exponiendo mucho sus cabalgaduras pero con base en el temple pudo dejar los rejones de castigo al principio y luego las banderillas en todo lo alto del morrillo después.
 
Muy cuajado y torero se encuentra este rejoneador, que no obstante, no tener su propia cuadra de caballos –se los facilitó Jorge Enrique Piraquive– mostró que se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera. Qué tal que hubiera venido con su propia cuadra. Es decir, sabe del arte de María Alba y además tiene algo importantísimo: sale al ruedo dispuesto y con ganas, ganas que transmita de una a los aficionados. Cortó la primera oreja de la tarde.
 
A su segundo ejemplar, otro manso, con el caballo Bambi, templó las embestidas de una manera magistral. Además de los rejones de castigo estuvo sensacional con las banderillas a una mano y al violín. Y como mató a su oponente con un rejón en buen sitio la presidencia le otorgó las dos orejas, las cuales paseó ante el clamor de los aficionados, quienes al final del festejo lo sacaron en hombros por la puerta grande. Ojalá siga viniendo a la temporada colombiana y como lo escribí anteriormente, con sus propios caballos.

Rui Fernándes

Este rejoneador portugués tiene muy buena estatura y porte. Y también una buena cuadra de caballos. Pero infortunadamente el domingo estuvo en su primer toro fuera de sitio. Pasando en falso y para completar dejó cornear a su caballo Québec, que recibió una cornada fuerte de algo más de 30 centímetros en su pierna derecha, por fortuna sin interesar vasos sanguíneos, por lo que el domingo por la noche, en las mismas instalaciones de la plaza, fue intervenido quirúrgicamente y parece que ya se encuentra fuera de peligro.
 
Su segundo ejemplar en suerte fue cambiado dizque por su mansedumbre y honestamente no entendemos por qué si la mansedumbre es una condición del toro y estos mansos tienen su lidia. Salió un ejemplar de Juan Bernardo Caicedo al cual, como en su primero, al inicio de la faena pasaba en falso y el público comenzó a protestar. Una llamada de atención de su apoderado y como que se ‘sintió’ por lo cual la faena se vino de menos a más, por lo que al final de ésta se le concedió una oreja. Muy irregular la campaña de este rejoneador por los ruedos nacionales.

Juan Rafael Restrepo

Al colombiano le tocó bailar con la más fea. Ninguno de sus toros le colaboró en lo más mínimo. Sobre todo su segundo que fue de una mansedumbre fuera de lo normal. Tanto que en cambio de hacer los quiebres el caballo que montaba, era el manso el que los ejecutaba y le sacaba el cuerpo a la cabalgadura. Y este que fue más descastado que el que le correspondió a Fernándes y que no fue cambiado al parecer porque no había más sobreros, prácticamente le robó lo poco que le pudo instrumentar: un par de banderillas y el rejón de muerte. Afortunadamente el público lo entendió así y ojalá Juan Rafael pueda volver a la Santamaría pero con toros de verdad verdad.

Rincón, Rivera Ordóñez y Ramsés

Este 11 de febrero se lidiará un encierro de Agualuna-Salduendo para la antepenúltima actuación del maestro César Rincón, pues sus siguientes dos actuaciones finales serán a principios del año próximo, en las cuales le dirá adiós a su profesión. Recibirá la confirmación de su alternativa Francisco Rivera Ordóñez, el hijo del desaparecido Paquirri, y con ellos el bogotano Ramsés, ya recuperado del fuerte golpe que recibió en una rodilla durante su actuación en la temporada manizaleña. De acuerdo con Giovanna Victoria, jefe de prensa de la corporación, la venta de boletería ha tenido gran demanda y con seguridad el domingo saldrá el famoso avisito de ‘no hay billetes’.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.