justicia

El enigma por los fajos de billetes que recibió Gustavo Petro

Después de que Paloma Valencia mostrara un video del senador de la Colombia Humana, llegó una segunda versión de los hechos. De la Espriella asegura que un capo estaría detrás de la millonaria suma. El congresista sostiene que la plata es un préstamo del empresario Simón Vélez.


En pleno debate de control político contra el fiscal general, una grabación cuyo protagonista es Gustavo Petro, acaparó los reflectores. Desde que intervino en la Plenaria del Senado, el congresista anunció que la atención se iba a redirigir por un video que iba a salir a la luz pública, y se adelantó a dar explicaciones. Transcurridas unas cuatro horas de debate, apareció la portadora: Paloma Valencia pidió la palabra para anunciar que las imágenes le fueron entregadas "en la mitad del debate" y que en ellas se ve al senador Gustavo Petro recibiendo fajos de billetes en efectivo. 

El video dura 15 minutos con 30 segundos. En la mañana de este miércoles fue publicado en su totalidad en redes sociales. En él se puede ver cómo Petro llega a la casa de un hombre, quien le hace entrega de paquetes de billetes, que sumarían 20 o 25 millones de pesos. La conversación que sostienen durante la grabación es difícil de escuchar, sin embargo, se identifican algunos detalles. 

Sobre el portador hay relativo consenso. Se trataría de Juan Carlos Montes, un exmilitante del M-19 que estuvo al frente de la parte financiera del movimiento político de Gustavo Petro. Fue subdirector técnico de la UMV (Unidad de Mantenimiento Vial) para el 2013, año en que la alcaldía de Bogotá firmó el polémico contrato directo por 11.800 millones de pesos para tapar en tiempo récord los huecos de Bogotá.

Pero el video, según Petro, sería de varios años atrás, cuando era representante a la Cámara por Bogotá y aún no estaba ni si quiera en el mapa de candidatos a la alcaldía. Lo que a estas alturas resulta ser el gran enigma, cada vez con más versiones, es de dónde provienen esos recursos.



Antes de que Paloma Valencia mostrara el video, Petro aseguró ante el Congreso de la República que el dinero corresponde a un préstamo realizado por el reconocido arquitecto Simón Vélez. "Se ha comprado de tal manera que, incluso, este debate pudiera ser oscurecido. Hasta compraron el video de un amigo mío del año 2005, en donde el arquitecto Simón Vélez me presta un dinero, ahora seguramente será presentado y a partir de ahí hablará mi abogado. Pero el video es del 2005 de un préstamo del arquitecto muy famoso de Colombia Simón Vélez", explicó. 

En medio del debate, la senadora Valencia abrió sus propios interrogantes: "¿Será que el contratista le presta la plata, o será la plata de Diosdado Cabello, o será la plata de Odebrecht para Santos?". Valencia aprovechó en su argumentación las palabras de Cabello hace algunas semanas, cuando aseguró que Petro había estado en Venezuela hace algunos años pidiéndole dinero al chavismo; por otro lado es muy improbable que la plata tuviera como destino la campaña de Santos, pues el video es de 2005, cuando Álvaro Uribe Vélez enfilaba baterías hacia su campaña de reelección. 

Sin embargo, el argumento de Petro que señala que el dinero habría venido de un préstamo del arquitecto Simón Vélez, tendría una prueba. En un extenso perfil —texto periodístico que hace una reseña de la vida de un personaje— que se hizo del arquitecto en la revista mexicana Gatopardo, firmado por el periodista Lorenzo Morales Regueros y que se titula “El arquitecto de acero vegetal”, se dice: “En el rol de fundraiser (que a veces le implica hacer de tesorero improvisado y guardar los jugosos recaudos en tarros de la cocina) le consiguió aportes a las campañas de personajes antagónicos como el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, un exguerrillero al que le presta su casa de descanso en Girardot, como a Germán Vargas Lleras, de derechas y actual vicepresidente de la República. “Mi partido es el neo-oportunismo”, fue la explicación de Simón cuando le señalé la elasticidad de sus afectos políticos, tan flexibles como la guadua y donde caben ideales a los que los separa un abismo tan hondo como el que sobrevolaba aquel helicóptero mudo”.

La explicación que el arquitecto Vélez le entregó al periodista es simple, como en el hipódromo se le apuesta al caballo con más aptitudes, así mismo en la política: los apoyos se dirigen a los candidatos que más caudal electoral pueden recoger, de eso se trataría el “neo-oportunismo”, aunque aún falta una explicación de Vélez.

Este texto, respalda la versión de Gustavo Petro, y más respalda la versión de que es amigo de Vélez, quien le presta su casa de descanso. Sin embargo, deja en el aire una pregunta clave: ¿el préstamo se entrega a razón de qué? ¿Cuál es el beneficio del prestamista? 

El mismo martes, después de que se conociera el video de Petro recibiendo los fajos de billetes, su abogado grabó en video un testimonio en el que explica que se trata de imágenes captadas de manera ilegal por un excompañero de Petro hace más de 14 años, en una actividad interna de recolección de recursos para el mantenimietno del movimiento. "No corresponde a dinero corrupto ni a exigir dinero de contratistas", manifestó Julio César Ortiz.

El abogado de Petro tampoco se escapó de las controversias del debate ya que es reconocido por su dura defensa en favor de los intereses de Odebrecht en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en donde se tramita una acción popular instaurada por la Procuraduría. 

Puede leer: Así fue el intenso minuto a minuto del debate al fiscal general en el Congreso

A este escándalo, le salió este miércoles otro tentáculo. Todo parece indicar que Paloma Valencia no era la única que conocía el contenido de las imágenes de Petro. Y a través de su cuenta de Twitter, el abogado penalista Abelardo de la Espriella comenzó a reclamar también crédito por columnas de opinión y cuestionarios públicos hechos a Gustavo Petro, con los que pretendía dejar constancia del conocimiento que tenía de las imágenes desde hacía varios meses. La tesis de De La Espriella es que las imágenes se grabaron en el año 2009 y corresponden a la entrega de dinero de parte del Loco Barrera. 

El penalista, a través de sus redes sociales aseguró que viene investigando el contexto del video desde hace varios meses y que radicó una denuncia contra Gustavo Petro ante la Fiscalía General por los presuntos delitos de concierto para delinquir, lavado de activos, enriquecimiento ilícito y otras infracciones electorales. 

En el documento de denuncia, publicado parcialmente por De La Espriella, el abogado precisa que recibió esta información hace seis meses c
on ocasión de su labor como periodista y fue confirmada por el video publicado por Paloma Valencia. "De acuerdo con esa información, en el año 2009, durante la campaña interpartidista del Polo Democrático que se llevó a cabo entre Carlos Gaviria y Gustavo Petro, el narcotráficante Daniel El Loco Barrera, alias El Loco Barrera, habría entregado una cuatiosa suma de dinero para la campaña de Gustavo Petro. Ello a cambio de la implementación de un proceso de negociación con el Estado...".

Pese a que estas aseveraciones son muy delicadas, De la Espriella no ha entregado pruebas de lo que dice. Además, De la Espriella es la única persona que ha dicho que el video es de 2009, pues ni la misma Paloma Valencia señaló en qué momento Petro recibió dicho dinero. SEMANA intentó comunicarse con el abogado para conocer más detalles de su denuncia pero no fue posible.

El video

Las imágenes fueron grabadas por una cámara que fue instalada en la esquina de un comedor, al parecer de un apartamento en el que vivía Gustavo Petro. La conversación es de difícil escucha, sin embargo, hay detalles que se pueden extraer de la escena. 

Lo primero relevante es que después de saludar a Petro, el hombre le pregunta "qué dice Simón", a lo que Petro le responde "no lo he vuelto a ver. Ahí le hicimos una casita allá en (inaudible)".

El hombre comienza a sacar varios fajos de billetes, los cuales son guardados por Gustavo Petro en un paquete plástico. Queda claro que este dinero es apenas una parte y el resto se entregaría después.  

En la conversación, los interlocutores hablan de lo que al parecer son tensiones políticas por cuenta de Javier Cáceres, excongresista condenado por parapolítica. También se observa que el hombre toma una edición del periódico El Tiempo, sin embargo, no se alcanza a identificar la fecha o detalles de la publicación. 

También mencionan a una persona de nombre Gustavo, político de Sucre. "Donde llegaba Gustavo (inaudible) y poseía lo que fuera, era el hijo consentido de (inaudible). Él cree que llega y todo el mundo se le tiene que abrir y no. Por eso han sido las diferencias conmigo", asegura el interlocutor a Petro. Se escucha al excandidato presidencial decir: "A mí sí me gusta la idea para entrar allá a romper eso, asustarlos". 

Durante el encuentro, Petro habla por teléfono con una persona de nombre Héctor, a quien cita al siguiente día en su casa. La dirección corresponde a una propiedad ubicada en la diagonal 128 con 18, cerca al Centro Comercial Unicentro, al norte de Bogotá. Mientras fija los detalles del encuentro, Petro asegura que estará en la reunión nacional de líderes políticos del Polo: "Vamos a estar concentrados, estamos en campaña".

En contexto: Uribismo presenta video de Petro recibiendo fajos de billetes

Una vez corta la llamada, Petro continúa conversando con su interlocutor sobre los recursos para la financiación de la campaña. Y se escucha cómo el hombre le hace hincapié en la importancia de que el Polo le ayude a financiarla; se refiere a 4.000 millones de pesos y Petro le precisa que ese dinero al parecer iría para la campaña presidencial. 

SEMANA consultó las cuentas del Consejo Nacional Electoral sobre la campaña que llevó en el año 2006 a Gustavo Petro al Senado con 143.443 sufragios, la votación más alta del partido. Sin embargo, para aquella época, las cuentas registradas por los partidos -no por los candidatos- reportan cifras globales y no específicas frente a aportantes de cada monto.

Del documento entregado por el Polo el 12 de marzo del 2006, se puede concluir que Petro recibió 449 millones de pesos, 88 millones que corresponden a créditos de particulares, 150 millones de créditos tomados; 76 en donaciones en especie; 104 en donaciones de particulares y 30 millones de recursos propios. 

A través de una nota de audio divulgada por su oficina de prensa, Petro insistió en que se trata de un video que solo con escuharlo permite establecer la ubicación, detalles del contexto y la fecha aproximada. Asegura que tiene 14 años de antiguedad y que los recursos provienen de Simón Vélez, un empresario insigne que quiso prestar esos recursos a su movimiento político. "Por su mentalidad hizo ese préstamo en efectivo. No lo digo yo, lo dice en el video, son 20 millones de pesos". 

Aunque durante el debate pidió la palabra para referirse al tema, la sesión del martes fue cortada sin que pudiera dar las explicaciones del caso. Ahora, desde varios sectores, le reclaman una explicación detallada a estas denuncias que han ido a parar a la Fiscalía pero terminarán en la Corte Suprema de Justicia, porque para todos los efectos legales Gustavo Petro tiene fuero de senador.