Tendencias

Home

Opinión

Artículo

opinión

Nicole Levy. Columna Semana
Nicole Levy. Periodista. Bogotá Marzo 1 de 2022. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA

¿Austeridad?

Si esto ya ha generado bastante desazón entre los ciudadanos, existe un agravante más, que dio a conocer el senador Miguel Uribe Turbay.

Por: Nicole Levy

Austero- “sobrio, morigerado, sin excesos” (RAE). Un gobierno que busca austeridad debe tener moderación y debe buscar la reducción del gasto público. Desde la campaña para las elecciones, el ahora gobierno se dedicó a hablar de austeridad. Más que eso, siendo oposición cuando aún no eran gobierno, se consagró a señalar cada una de las veces que los gobiernos anteriores despilfarraban el dinero comprando objetos ostentosos para el Palacio de Nariño. El problema es que dicha oposición que ahora está al mando está derrochando de la misma manera que en los gobiernos anteriores.

Hace pocos días se conoció que la Presidencia gastó un monto exorbitante de dinero en diferentes objetos para el Palacio de Nariño. Esto causó gran molestia entre los cibernautas, ya que muchos se preguntaron: ¿dónde quedó la austeridad de la que tanto hablaban y con la que se hicieron elegir?

Tal fue el enojo de varios ciudadanos que hasta algunos que votaron por este gobierno mostraron su arrepentimiento en redes sociales. Y es que tienen toda la razón de cuestionar dichas compras, porque no reflejan ningún tipo de austeridad y conllevan a un agravante más: durante la campaña y al llegar a su cargo, esta administración se ha caracterizado por ser animalista. Tanto así, que el presidente del Congreso, Roy Barreras, convirtió el Congreso en pet friendly para que los senadores y representantes pudieran asistir con sus mascotas a las sesiones. Si los senadores, los representantes y el Gobierno en general son arduos defensores de los animales, ¿cómo es posible que hayan comprado plumones con plumas de ganso?

Cabe recalcar que a los gansos los despluman vivos y es un sufrimiento cruel y atroz para cualquier ser vivo. ¿Dónde están todos esos animalistas que quieren acabar con el maltrato animal? ¿Dónde están todos aquellos que la semana pasada criticaban al senador Alirio Barrera por llevar su caballo al Congreso? Cuando se trataron de esclarecer los hechos del porqué de la compra, varios miembros del Gobierno se enredaron y trataron de dar explicaciones diferentes, e incluso dijeron que las compras habían sido hechas para el personal de servicio, y peor aún, intentaron compararse con mandatos y mandatarios anteriores justificándose, diciendo que las compras habían sido de menor valor.

Primero, porque otros mandatarios anteriores hayan gastado más no justifica el gastar ahora. Segundo, un gobierno que se hizo elegir por sus políticas de austeridad ahora no puede cambiar las reglas del juego y engañar a sus votantes. Tercero, así los plumones y demás compras hayan sido para los trabajadores del Palacio de Nariño o para los dirigentes, no hay apología alguna; maltrato animal es maltrato animal, sea para quien sea designada la compra.

Ahora bien, si esto ya ha generado bastante desazón entre los ciudadanos, existe un agravante más que dio a conocer el senador Miguel Uribe Turbay hoy en horas de la tarde. Según lo que escribió en redes sociales: “El Gobierno pretende que la ponencia de la tributaria, solo conocida hasta hoy, sea aprobada en primer debate este jueves sin debate alguno. Es decir, solo dos días de discusión para un nuevo documento”. Es una denuncia muy grave, y de ser cierta, sería un problema de una dimensión exorbitante de la que los ciudadanos no nos alcanzamos a imaginar.

Si dicha acusación resulta ser cierta, se pone en tela de juicio la democracia y los ciudadanos no pueden permitir que este derecho se les sea arrebatado. Por eso debemos ser veedores vehementes de la situación e ir viendo cómo se va desenvolviendo el tema de la reforma tributaria.

“La austeridad es una de las grandes virtudes de un pueblo inteligente”, Solón.