Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/04/07 09:26

    No es momento de política

    Ya hemos empezado a ver las salidas en falso de miembros del Centro Democrático, que pretenden venderle a la gente la idea de que esta tragedia es culpa de las Farc y de Juan Manuel Santos, y que este último hace de la tragedia un show mediático,

COMPARTIR

Quienes tuvimos la fortuna de crecer al lado de nuestras madres, sabemos que ellas son a la vez lo más desesperante y lo más lindo que tiene la vida. Siempre existen entre las mamás y los hijos, disputas que parecen no ver su fin. En mi caso, la gran lucha perdida de mi progenitora fue enseñarme a apagar la luz.

Aunque estoy de acuerdo en todo con los ambientalistas, y soy perfectamente consiente del impacto que las acciones del ser humano tienen en el planeta, aun sigo recibiendo llamadas de mi mamá furiosa cuando pasa por mi casa y ve la luz prendida. Me ha quedado grande cambiar ese mal habito, así como tampoco he podido reciclar, bañarme corto y apagar el agua mientras me lavo los dientes entre tantas otras cosas. Sin embargo, la naturaleza tiene sus formas de recordarnos que estamos haciendo todo mal.

La tragedia de Mocoa por un lado, ha dejado en evidencia la necesidad imperiosa de rediseñar una política ambiental seria en el país. No podemos seguir mirando hacia otro lado y debemos aceptar que hay varios municipios que corren el mismo riesgo, y en ellos es necesario tomar medidas preventivas desde ya. No podemos seguir haciendo lo mismo, y pretender que estas cosas dejen de pasar. Por otra parte, esta tragedia, como es usual tras un desastre, ha sacado a flote la versión más pura de nosotros.

Si uno se pone a ver la reacciones de los distintos sectores frente a la tragedia, puede darse una buena idea de cómo están las cosas en el país. Lo primero que vale la pena destacar, es la reacción que ha tenido el pueblo colombiano ante lo sucedido. En este momento, todos estamos volcados en torno a Mocoa, buscando la forma de ayudarlos, y de sacarlos lo más pronto posible del infierno que tuvieron que vivir. No queda duda de que estamos en un país solidario en donde la gente se preocupa por el bienestar del otro.

El país político por su parte, no ha estado a la altura de los ciudadanos de a pie. Es difícil entender que en Colombia, hasta un hecho tan doloroso como el que tuvo lugar en Mocoa, en donde la cuenta ya va en casi 300 muertos, se vuelva munición para los intereses de nuestros dirigentes.

Aunque ya se nos vino encima la contienda electoral, no puede ser que algunos políticos sean tan descarados de usar esto para su beneficio. Ya hemos empezado a ver las salidas en falso de miembros del Centro Democrático, que pretenden venderle a la gente la idea de que esta tragedia es culpa de las FARC y de Juan Manuel Santos, y que este último se vale de ella para hacer un show mediático.

Es importante decirles a los señores de la oposición al Gobierno, que este no es un momento ni un escenario para disputas políticas. No pueden valerse del dolor de las familias y de las victimas de Mocoa, para hacer de esto otro de sus ya comunes ataques al Presidente. Ya todos sabemos que no están de acuerdo en nada con el Gobierno y que para ustedes Juan Manuel Santos es un traidor, un vendido, un guerrillero, un catrochavista etc…

Pero en este caso señores, Santos es el presidente de todos los colombianos y está haciendo exactamente lo que se debe. El jefe de estado en una situación de esta naturaleza, debe ser el líder la unidad, debe esta al pie del cañón, debe ir todos los días a Mocoa si es necesario. Y así les suene extraño, ahora lo que deberían hacer es respaldar todos los esfuerzos que haga el estado por responder de manera adecuada a la emergencia.

La oposición está bien, es necesaria y es lo que hace solida y rica a una democracia. Sin embargo, cuando el ejercicio serio de oponerse, se convierte en criticar por deporte sin ningún fundamento, el mensaje pierde toda la fuerza. Hay ocasiones, como esta, en las que se hace necesario dejar de lado las pasiones políticas y hacer el esfuerzo de entrar en razón.

Y mientras ustedes siguen criticando la manera en la que Santos le está haciendo frente a la crisis porque les parece un show, por allá al otro lado están las FARC ofreciendo a su tropa para ayudar en las labores de rescate y reconstrucción…

En Twitter: @Federicogomezla

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.