Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2003/04/07 00:00

    Colombia frente a la crisis Iraquí

    El Ministerio de Relaciones Exteriores expidió hace varias semanas un comunicado en el cual anunciaba la decisión del gobierno del presidente Alvaro Uribe de apoyar a Estados Unidos en el conflicto contra Irak. La semana pasada un polémico debate en el Congreso mostró la fuerte oposición de un sector parlamentario a la posición gubernamental, a la que calificó de inconstitucional. La canciller, Carolina Barco, explica por qué el compromiso de Colombia ante el conflicto.

COMPARTIR

Durante las dos últimas semanas los colombianos han hecho pública su opinión frente a la grave crisis que se desenvuelve en Iraq. Todas estas manifestaciones han dejado en claro la vocación pacifista del país y su deseo por verla reflejada en todas las expresiones de su política exterior. El rechazo al fenómeno de la guerra, la preocupación por la situación humanitaria que afecta a la población civil iraquí y el llamado a una pronta conclusión de esta confrontación, justifican esa preocupación. El gobierno del presidente Alvaro Uribe no es ajeno a esas consideraciones. En la ONU y en otros foros internacionales le hemos hecho eco a esos sentimientos. La posición que adoptó el Gobierno Nacional, es en defensa del derecho internacional y en contra del desconocimiento sistemático de las decisiones del Consejo de Seguridad.

Lo que Colombia ha hecho es apoyar la plena aplicación de las resoluciones aprobadas desde 1990 por el Consejo de Seguridad para restablecer la paz y la seguridad en esa región del mundo. Coincidimos con la lectura que hacen numerosos y respetables juristas y analistas sobre el tema. Estamos conscientes de que existen otras interpretaciones que no compartimos.

Como miembros no permanentes del Consejo de Seguridad en 1989-1990 y 2001-2002 fuimos coautores de las resoluciones más relevantes para este caso. Respaldamos las provisiones del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas que autorizan el uso de la fuerza en salvaguarda de la paz y la seguridad internacional y en contra de los programas de armas de destrucción masiva.

El Gobierno colombiano tiene la determinación de promover acciones contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, independientemente del ámbito en que tenga lugar y, por razones de solidaridad, cooperamos en esta materia en la medida de nuestras posibilidades.

Quiero señalar que durante la reunión que tuvimos los países del Grupo de Rio con la Unión Europea, en Grecia, la semana pasada, además de promover nuestro esquema de cooperación birregional, logramos un consenso en torno al tema iraquí, no sólo entre nosotros, los latinoamericanos, sino con los europeos. Esta concertación contribuye a disipar cualquier preocupación sobre un hipotético aislamiento por razón de la posición internacional asumida por Colombia. La reciente declaración del Ministro del Interior de Canadá designando a las Farc, el ELN y las AUC como grupos terroristas corrobora la solidaridad en la lucha contra el terrorismo en Colombia.

Nuestro anhelo es: que el conflicto concluya lo más pronto posible y con el menor número de víctimas; que la población civil iraquí reciba la asistencia humanitaria requerida; y que sean las Naciones Unidas las que jueguen un papel determinante en la etapa posconflicto.

Es importante subrayar el significado de la resolución 1472 del Consejo de Seguridad, apoyada por Colombia en el Debate Abierto. Esta decisión otorga poderes suficientes al Secretario General de la ONU para reactivar el programa de "Petróleo por Alimentos". Tiene, además, una doble importancia: la de atender las necesidades más apremiantes de la población iraquí, y, otra de carácter político: la de haber logrado que, en medio del conflicto, el Consejo de Seguridad hubiera tratado el tema y hubiera restablecido el consenso.

Finalmente, quisiera dejar en claro que doce años de incumplimiento reiterado de las resoluciones del Consejo de Seguridad por parte del Gobierno de Iraq aconsejan que el sistema de seguridad colectiva debe ser objeto de una cuidadosa revisión.

*Ministra de Relaciones Exteriores

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.