Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2019/02/16 12:42

    El patio trasero

    Se trata de una sumisión voluntaria, por así decirlo, hereditaria. La misma de la guerra de Corea de Laureano, la misma que con Turbay le ganó a Colombia el título de Caín de América en las Malvinas, la del 'Respice polum' de Marco Fidel Suárez: hay que mirar al norte.

COMPARTIR

“No me gusta lo que veo en nuestro patio trasero”, dijo el presidente norteamericano Donald Trump en su reunión con el presidente colombiano Iván Duque. Y lo que ve es, para empezar, su patio trasero: el descampado del mundo en donde su país se siente con derecho a hacer lo que le da la gana. Ve la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela, que no le importa porque sea una dictadura (su gobierno apoya otras cuantas) sino porque tiene el respaldo de Rusia y de la China: dos intrusos en su patio trasero. Y ve también el “atraso” –dijo– de Colombia en sus compromisos en materia de la guerra frontal contra las drogas, impuesta como una obligación de su patio trasero.

Para leer este artículo completo:

Ed. 1924

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1924

PORTADA

Colombia dividida: las objeciones de Duque agudizaron la polarización

La decisión del presidente de objetar parcialmente la ley estatutaria de la JEP ha aumentado la polarización y puede traerle consecuencias que no había dimensionado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1924

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.