Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2019/01/10 21:11

    Paridad ya

    Es mentira que a las mujeres no les interese la política, es mentira que no quieran participar en los procesos electorales. Más de dos siglos de exclusión en el plano político hacen necesario tomar una medida de choque para romper con el círculo vicioso de la subrepresentación femenina en el Congreso.

COMPARTIR

El 16 de marzo se reanuda la legislatura en el Congreso de la República y uno de los primeros puntos del orden del día será la discusión en segunda vuelta de la reforma política presentada por el Gobierno. El panorama es oscuro; en los primeros cuatro debates se desvertebró el proyecto. Las listas cerradas y la transformación del Consejo Nacional Electoral en un órgano judicial alejado de los intereses políticos de turno fueron algunos de los puntos que quedaron por fuera del proyecto con el que se buscaba dar un paso hacia la recuperación de la fe de los colombianos en la res pública. Sin embargo, lo que más sorprendió fue la decisión del Congreso de no incluir la paridad de género en las listas a corporaciones públicas.

Parecía una discusión fácil de superar. De acuerdo con cifras de Sisma Mujer, menos del 20% de las curules en el Congreso son ocupadas por mujeres, lo que implica una evidente subrepresentación, teniendo en cuenta que el 51% de la población colombiana está compuesta por ese género. Sin embargo, el Congreso optó por hundir la obligación a los partidos de integrar al menos la mitad de sus listas con candidatas, dejando vigentes las leyes actuales que son insuficientes para enfrentar el problema.

La legislación actual es un saludo a la bandera. La obligación de integrar el 30% de las listas con mujeres, sin importar el renglón en el que sean inscritas es una invitación a la clase política a no tomarse en serio la norma. Basta con ver que muchos partidos rellenan con mujeres el fondo de sus listas a corporaciones públicas y que las abandonan a su suerte sin un mayor seguimiento y apoyo económico e institucional para darse cuenta que lo que hay hoy simplemente perpetúa el statu quo, o si no, ¿cómo explicar que de los partidos con representación en el Congreso solo uno (Mira) inscribió a una mujer como cabeza de lista?

Suficiente paternalismo. No es cierto que a las mujeres no les interese la política, no es cierto que no quieran participar en procesos electorales. Más de dos siglos de exclusión en el plano político hacen necesario tomar una medida de choque para romper con el círculo vicioso de la subrepresentación femenina, una medida de choque como la que hundieron los congresistas en su eterna incapacidad de auto reformarse.

Quedan cuatro debates para corregir el rumbo de la Reforma Política. Las banderas ya las tomaron Ángela Robledo (Colombia Humana), Adriana Matiz (Partido Conservador) y Juanita Goebertus (Alianza Verde); el Gobierno, en cabeza de la ministra Nancy Patricia Gutiérrez, también está a bordo. Ahora solo se necesita la presión de la ciudadanía para que no se entierre una oportunidad histórica de impulsar la participación de las mujeres en el Congreso. La nueva mirada a la política que busca introducir el acto legislativo presentado por el presidente Duque tiene aspectos interesantes; sin embargo, cualquier reforma estructural que no ataque de fondo la brecha que hay entre hombres y mujeres en materia política será un cambio superficial que no corresponde a la realidad del mundo de hoy.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1924

PORTADA

Colombia dividida: las objeciones de Duque agudizaron la polarización

La decisión del presidente de objetar parcialmente la ley estatutaria de la JEP ha aumentado la polarización y puede traerle consecuencias que no había dimensionado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1924

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.