opinión

Nicole Levy. Columna Semana
Nicole Levy. Periodista. Bogotá Marzo 1 de 2022. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA

Encuentro de Petro con la Andi

Petro dijo que en Colombia se necesita crear una política industrial.


Por: Nicole Levy

Los empresarios son los generadores de empleo y de riqueza en Colombia y el mundo y no se les puede atacar y mucho menos se les pueden acabar sus empresas con impuestos altísimos y desproporcionados. El pasado viernes el presidente Petro tuvo su primera reunión con los empresarios en el Congreso Empresarial de la Andi.

Durante este encuentro, Petro dijo que en Colombia se necesita crear una política industrial. También dijo que se debe modernizar el campo y se debe crear una reforma agraria.

Sobre la reforma tributaria agregó: “Chévere decir: educación superior para todos y todas. Pero eso vale un billete. ¿De dónde sale? La propuesta que hemos hecho a través del ministro de Hacienda es que sale de los que más tienen. Sale de devolver un poco el proceso. Si somos una de las sociedades más desiguales del mundo, pues es obvio que en la capa superior hay que hacer un esfuerzo para disminuir las distancias. Esa es la Reforma Tributaria”. Propuso además industrializar al país por medio de energías limpias.

Por su parte, Bruce Mac Master hizo énfasis en que los empresarios del país necesitan tener señales de confianza. Finalmente, el presidente les propuso a los empresarios alianzas entre el Estado y los gremios empresariales para trabajar juntos.

Si se quieren preservar las empresas y los trabajos que generan, no se puede pretender subir los impuestos de renta y de dividendos, ya que esto causaría que los empresarios saquen sus capitales del país y evitaría que se desarrolle la industrialización que está proponiendo el presidente Petro. Sin dinero y sin empresas no hay crecimiento industrial ni de ningún tipo y tampoco se generan empleos. Tampoco se puede pretender acabar con la exploración de hidrocarburos de la noche a la mañana. Es un proceso que lleva tiempo y es claro que la solución no es importar gas de Venezuela, como lo propone la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez. Colombia tiene una reserva de gas para los próximos ocho años y es posible que, si se sigue produciendo el que tenemos hoy, estas reservas seguirían expandiéndose.

La idea tampoco debería ser dejar de exportar petróleo; actualmente el 58% de las exportaciones de Colombia son de petróleo.

Es correcto que en algún punto la transición hacia energías renovables se debería dar por el bien del medio ambiente, pero es un proceso lento que no debe poner en riesgo nuestra soberanía energética y mucho más que eso, no nos debería poner a merced de Nicolás Maduro y el gas que algunos pretenden importar de Venezuela. Por un lado, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, dice que es importante que Colombia sea autosuficiente en materia energética y que Ecopetrol estará jugando un papel importante en la transición energética.

Y por su parte, la ministra de Minas y Energía plantea importar el gas de Venezuela. Lo primero y más importante es que los diferentes ministerios se pongan de acuerdo.

Lo segundo es que este gobierno respete las empresas y a los empresarios. No se puede crear el falso discurso de que los empresarios son malos y de que las empresas son las culpables de los problemas del país. Todo lo contrario, las empresas son necesarias y juegan el papel más importante de una economía próspera.

Este gobierno tiene la inmensa tarea de cumplir lo que propusieron en campaña, ejecutar un cambio, un país en el que caben todos sus ciudadanos con el lema vamos a “vivir sabroso”, esto solo se dará sin atropellos a los empresarios y a la economía soberana del país. Es un buen momento para que el nuevo gobierno trabaje de la mano con los empresarios en los diferentes sectores para crear un mejor país, mejores oportunidades y mejor calidad de vida para todos, un país donde quepamos todos.

Como dijo Lucius Annaeus Seneca: “el que tiene un gran poder no debe usarlo a la ligera”.