Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2004/02/08 00:00

    Fabio el destripador

    La entrevista de Yamid con Echeverri tenía un propósito directo: la reelección. Pero la cosa no es sólo firmar un papelito como dice Fabio

COMPARTIR

Solo en Antioquia, donde lo conocen desde chiquito, no escandalizó la entrevista que le hizo Yamid a Fabio Echeverri. Allá lo conocen desde chiquito, y saben que en su temperamento hay ingredientes de la personalidad de Pedro Juan Moreno, C. Ll. de la F. y Fernando Londoño.

Pero nadie acaba de entender por qué fue Fabio Echeverri, que no se caracteriza precisamente por guardarse lo que piensa, el escogido para oficializar los planes de revivir la reelección presidencial en Colombia.

Sus efectos no se han dejado de sentir desde la semana pasada, y las preguntas que suscita la entrevista aún no tienen respuesta: ¿Qué habrá opinado Uribe sobre su andanada contra los ex presidentes? Formaría parte del libreto, o fue una de esas 'fabiadas' espontáneas con las que el asesor presidencial ocasionalmente pica a los colombianos?

El momento parecía más inapropiado que nunca. Gaviria acababa de jugársela toda para organizar un sistema de verificación del proceso con los paras. Pastrana, que hace unas semanas parecía que se estaba preparando para la oposición, terminó aceptando acompañar a Uribe en su difícil gira por Europa.

¿Qué tan oportuno era descalificar sus gobiernos? Los culpa de todo: de la deuda, el gasto público, del desempleo, de los desplazados, de las voladuras de los pueblos, de los colombianos que se han ido a vivir por fuera, de los robos, del narcotráfico, del desprestigio del país, de los narcotraficantes..

Pero igual de insólita resulta la andanada contra el ex ministro Rudolf Hommes, que, junto con Echeverri, son cercanos asesores de Uribe. A su compañero de labores le achaca haber acabado con el Upac, de haber hecho cuatro amnistías, de haber quebrado a la gente, de tres años de apagón. ¿Todavía se saludarán?

En fin. La entrevista de Yamid con Echeverri tenía un propósito directo: la reelección. En América sólo está prohibida en Colombia, Costa Rica, Honduras y México. Y en aquellos en que está permitida, sólo en cuatro puede ser inmediata.

Pero la cosa no es como dice Fabio: que no es más que firmar un papelito donde dice si uno quiere reelegir a Uribe, y listo.

No. Para aprobar la reelección en Colombia simultáneamente tendríamos que tramitar un paquete de leyes que impidan que la reelección presidencial se preste a todo tipo de abusos.

1. Habrá que hacer un cuidadoso estatuto para la oposición, para favorecerla con garantías e incluso privilegios que le hagan contrabalanza a las ventajas de un Presidente en ejercicio que busca la reelección, lo que indudablemente conlleva el peligro de que el partido o movimiento del Presidente se perpetúe en el poder.

2. Habría que reglamentar la forma como los empleados públicos podrían participar en política, lo que hoy está prohibido, aunque desde luego no se cumple. Tema bien espinoso este. ¿Será que quedarían autorizados para abandonar sus escritorios para acudir a una manifestación?

3. Habría que regular el tema de la financiación de las campañas, porque obviamente no es lo mismo darle un aporte al Presidente de la República que a un candidato cualquiera. Es inevitable que terminaríamos adoptando un sistema de financiación totalmente estatal.

Y sin duda se suscitarán controversias como la del uso del avión presidencial. En Estados Unidos está prohibido que el Presidente use el suyo para hacer campaña. Sólo puede utilizarlo en cumplimiento de su labor como gobernante. ¿Quién dirimirá la discusión de si las giras del presidente Uribe a sus famosos consejos regionales podrán hacerse sin avión o con avión, cuando cualquiera de esos consejos muestran a un Presidente en plena campaña de gobierno, pero igual podrían compararse con un encuentro proselitista?

¿Y los ministros? ¿Podrán acompañar al Presidente a sus giras de campaña? Y el uso de la televisión. ¿quién establecerá la diferencia entre un speech presidencial y uno de candidato?

¿Y si la reelección es por una sola vez, valdrá la pena meterse en esta vorágine de reformas legales y constitucionales?



ENTRETANTO. Ola, alcalde de Medellín, ola, alcalde de Bogotá, ¿cuándo nos van a resolver el problema de Ola, a los pobres bobos que nos comimos el cuento de

los pioneros?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com