Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1999/02/22 00:00

    HAVANA CLUB

COMPARTIR

Sor Betty: Estoy encantada de rescatar el estilo epistolar de otros tiempos. Recibí tu cartica
con los detalles de la fiesta de Marbel y del oso que hicimos los de Presidencia. Me alegro de no haber ido
al Caguán, como Juan Manuel Santos, pero en cambio, no me perdí del viaje a La Habana, porque tenía
muchas ganas de ver en qué quedó la vieja ciudad de Félix B. Caignet. Yo de niña escuchaba 'El derecho de
nacer', una radionovela que era prohibida para menores. No. Todo muy bien, pero sofocante. Caminamos lo
que no está escrito. La ciudad es muy linda, pero está algo desvencijada y tristona su parte antigua.
Francamente, me fastidia ver la imagen del Che en tantas partes. Ojalá no nos toque a nosotros la de 'Jojoy',
que se coloca la boina vasca como si fuera una bolsa de hielo.Fidel, qué te digo. Viejón, grandulón, ya casi no
puede hablar del tabaquismo y de lo constipado que vive. Pero que habla, habla y no para. Para mí es el
mismito don Alonso Quijano de los grabados de Doré, que veíamos cuando junioras. La vejez se le ve más que
todo en las manos, como a las señoras estiradas de Bogotá, pero allá lo veneran. No me atrevía casi a mirarlo
a los ojos, por ser persona que ha fusilado a sus propios amigos, como ese general Ochoa y De la
Guardia.Cómo hablará Fidel que Gabo tiene que permanecer callado y soportar esa abusiva mano que el
dictador coloca sobre el hombro de su contertulio, en demostración de amistad y de superioridad. Nuestro
Presidente se quedaba con el dedito parado, como a punto de decir alguna cosa muy rotunda y así salía en
las fotos. Menos mal. Es que Fidel no se deja quitar la palabra ni de Alberto Casas, aunque Casas es otro
caso. A los niños de Andrés les tuve que explicar qué es una voz cascada, porque Castro es el mejor ejemplo.
A Valentina le daba mucho susto oírlo hablar. Ya sabes que los niños lo intuyen todo.Cuando llegamos con
tanta emoción al areopuerto (así dice Andrés) de La Habana, no estaba Fidel. Y me dije: otra vez se la van a
hacer. Pero no, como que los jefes de Estado sólo salen a recibir a gente como el Papa o algo así; esto me
lo explicó Víctor G., que para todo tiene su justificación.Tan lindas palmas, es un aire tan delicioso el que se
respira en la isla. Las avenidas; Varadero, el teatro de la Opera. Muy apropiado el lugar donde nos
hospedaron, una hermosa casona de huéspedes, algo arruinada y algo restaurada, pero encantadora. Parecía
la casa de Albertico Limonta y yo creía ver por todas partes a la negra María Dolores. Cómo se duerme de
rico (las veces que no trasnochábamos). Una noche les amaneció en la pura cháchara de Fidel al
Presidente y a algunos ministros, a punta de Havana Club. Yo me retiré cuando vi cabecear el cráneo brillante
de Guillermo Fernández de Soto, el canciller, y con el pretexto de darle vuelta a Valentina, me les fui, no sin
llevarme conmigo a Luis Alberto Moreno, ya dormidito. Muy chusco se ve lo que queda todavía del viejo barrio
El Vedado y me trajo todas las nostalgias de la infancia. Porque de niña yo lo conocí por las
descripciones maravillosas de la radio. Tan de malas el Ministro de Salud. Imagínate que quién sabe por
qué calles se metió y lo han atracado. Esto como que es rarísimo en la isla, y lo iban aporreando.
Inmediatamente, eso sí, lo atendieron, lo llevaron en camilla y nos reímos, porque, por falta de espacio, lo
tuvieron un rato entre pacientes terminales, que allá sí los tratan. El, por fortuna, goza de gran salud y de
gran humor.¿Qué más te cuento? No, pues llegamos a las tristezas que estamos viviendo, esto de los fracasos
del proceso, de lo que hay que hablar en voz muy baja, porque la consigna es el optimismo y que todo se
arreglará en poco tiempo. No sabemos qué fue lo que tanto los molestó y piensan que acabar con los
paramilitares es como desalojar Cazadores. Pobre Andrés. Quién, diablos, lo metería en esta leonera.Leí dos
cosas muy tremendas esta semana: una de Enriquito Santos, que el país puede estallar en tres pedazos.
Terrible. Y otra de su Reverencia el padre Llano, tan querido y buen mozo que fue, que dentro de 20 años
dizque vamos a saber que la guerrilla sirvió de mucho. Y una tercera, que si los periodistas no escriben lo que
la guerrilla quiere y como ella quiere, son cómplices silenciosos. Esto es confundir la paz con una hermana
de la presentación. Mijita, hasta luego, que aquí viene la niña y me arruga la carta. Guantanamera.
Oraciones, Hermana Teresa Palacio Botero, O.P. Consejería Privada Presidencia
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com