Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2002/09/30 00:00

    La encrucijada bogotana

    El concejal Juan Carlos Flórez, gran estudioso del tema de la ciudad, parece aún muy biche pero dicen que podría ser el candidato de Peñalosa

COMPARTIR

Auxilio! parece gritar el panorama político de Bogotá, en lo que a candidatos para suceder a Mockus en la Alcaldía se refiere.

El asunto está grave. El próximo alcalde debe ser un continuador de las políticas de las dos últimas administraciones de la ciudad para que no se produzca un bache en la dinámica que arrancó con Peñalosa y que tiene a la ciudad convertida en un lugar que ya pertenece a la categoría de los 'no te lo puedo creer': una ciudadaza en la que se volvió rico vivir.

Las posibilidades están entre dos categorías: los que segurísimo se lanzan y los que de pronto se lanzan.

Entre los primeros están Carlos Ossa y Juan Carlos Flórez.

Suponer que la ciudad seguiría mejorando bajo la desganada batuta del ex contralor Carlos Ossa es totalmente ingenuo. Pero además, si los bogotanos no quisieron elegirlo alcalde cuando fue el candidato de Luis Carlos Galán, Ernesto Samper y el presidente Barco juntos, no hay razón para que lo hagan ahora.

El concejal Juan Carlos Flórez, gran estudioso del tema de la ciudad, parece aún muy biche pero dicen que podría ser el candidato del ex alcalde Peñalosa.

Hasta hace poco también se daba por fijo al ex ministro Angelino Garzón, pero parece más inclinado a aspirar a la gobernación del Valle, porque allí dizque está más cerca del Señor de los Milagros de Buga, que le priva...

La lista de los que de pronto se lanzan la encabeza una repitente: María Emma Mejía. Pero la posibilidad parece dudosa, ahora que ingresó a trabajar a los medios, que engolosinan. Algunas imaginaciones desbordadas aseguran, sin embargo, que así está 'cuadrando' a los estratos 4, 5 y 6, que le fueron adversos en su anterior candidatura.

Noemí, quien habría arrasado, prefirió 'irse por sevillanas' como embajadora. Hasta entendible, porque se ha matado preparándose pero para presidenta.

Otro de los que está pensando en lanzarse es Antonio Navarro, que seguramente también barrería. Pero tiene dos problemas: el primero, que para no inhabilitarse tendría que renunciar antes del próximo 25 de octubre a las 12 de la noche, en la mitad de la aprobación del referendo y después de haber hecho tanta bulla con su disidencia, lo que podría molestarle a la opinión.

El segundo problema es Peñalosa. Se dice que el ex alcalde no ve con tranquilidad a Navarro como garantía de prolongación de su proyecto político. Hasta se dice, óiganlo bien, que Peñalosa estaría dispuesto ¡a ser nuevamente candidato a alcalde! si hubiera necesidad de atajar a un candidato fuerte que no fuera de sus preferencias. ¿Como Navarro...?

También andan diciendo por ahí que Juan Manuel Santos estaría contemplando la posibilidad de lanzarse. Por lo menos por ahora las encuestas de opinión no le son muy generosas, pero habrá que esperar a que se asome como aspirante para medir sus verdaderas posibilidades.

Por las toldas conservadoras, ganas tienen el ex canciller Guillermo Fernández y el ex ministro Eduardo Pizano, pero el tema Pastrana no se ha enfriado lo suficiente frente a la opinión como para que su marca pueda llegar a ser una ayuda y no un handicap en una competencia por la Alcaldía.

Por último, poco se ha hablado pero va siendo hora de comenzar a hacerlo, de la posible candidatura de un periodista especialista en el tema capitalino: Juan Lozano. No hay nadie que escriba tanto sobre Bogotá, que hable tanto sobre Bogotá o que sea más bogotano que él. Varias veces hemos comentado que tiene a un político por dentro que se muere de ganas de salir a probar suerte. ¿Le habrá llegado la hora?

Lo único claro es que el próximo alcalde de Bogotá tiene que cumplir con uno de dos requisitos: tener el visto bueno de Peñalosa o ser Enrique Peñalosa. Y punto.

ENTRETANTO? A los críticos de los resultados de Uribe en su viaje a Washington, la respuesta del ministro Junguito: ¿No será que en vez de un cheque trajo un cheque en blanco?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1906

PORTADA

“La gran bandera del gobierno es la equidad”

El presidente explica sus prioridades, qué problemas encontró, cómo quiere cambiar la política y cómo va a manejar su gobernabilidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1906

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.