Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2004/08/29 00:00

    La propuesta no fue audaz

    Ana Caterina Heyck, autora del libro Sí al acuerdo humanitario se pregunta hasta qué punto la oferta del gobierno es una 'propuesta de acuerdo humanitario'.

COMPARTIR

En la tarde del pasado 18 de agosto el país se enteró, de boca de Ángela Giraldo, hermana de Francisco Giraldo, diputado del Valle del Cauca secuestrado por las Farc, de la noticia de la propuesta de acuerdo humanitario del Gobierno Nacional. Ella acababa de sostener una reunión con el Presidente Álvaro Uribe en la que él mismo le dio a conocer su decisión en tal sentido. Después de ser abordada por los medios de comunicación y de exponer la oferta que le informó el Presidente, el Alto Comisionado para la Paz leyó el comunicado oficial en el que precisó el contenido de la propuesta.

Al parecer, muy pocos advertimos la diferencia entre lo afirmado por la hermana del diputado frente al comunicado oficial. En entrevista sostenida con los medios de comunicación y con Yamid Amat, Ángela sostuvo que no había ninguna condición para los guerrilleros presos por rebelión que saldrían en virtud de la oferta del Gobierno. Por su parte, el comunicado oficial establecía otra cosa: que los guerrilleros excarcelados debían escoger entre salir del país o acogerse al programa de reinserción del Gobierno. Curiosamente el Comisionado de Paz presentó, en vivo y en directo antes de finalizar el noticiero CM&, unas precisiones en relación con el particular. Señaló que la propuesta era novedosa y que bastaba con que las Farc dijeran públicamente 'sí' para que el Gobierno empezara a "operativizar" la propuesta.

Llama la atención el que los medios de comunicación no hayan analizado las diferencias que aquí se mencionan y sus consecuencias. Sin embargo, la respuesta de las Frac al Gobierno dejó en claro que la mayor dificultad está en el citado condicionamiento. En efecto las Farc, en su comunicado del 20 de agosto, calificaron de 'absurda' la propuesta señalando que no hay ningún intercambio cuando el "gobierno se queda con los guerrilleros".

Pero, ¿hasta qué punto la oferta del Gobierno es, como afirma, una 'propuesta de acuerdo humanitario'?

Analicémosla entonces en detalle y frente a lo escrito -el comunicado oficial-:

En primer lugar, el Gobierno manifiesta proceder bajo las leyes colombianas.

En segundo lugar, los 50 guerrilleros que saldrían serían aquellos procesados o condenados por el delito de rebelión que deben escoger entre dos posibilidades que se les ofrece para, en ambas, 'incorporarse a la sociedad': viajar al exterior o adelantar un proyecto del programa de reinserción en Colombia.

Tercero, frente a los guerrilleros que liberan para el programa de reinserción o reincorporación, bien en Colombia o en el exterior (Francia), la Iglesia y el Gobierno francés serán garantes. Para la liberación por parte de la guerrilla de los secuestrados políticos y de los miembros de la fuerza pública, Suiza, Francia y el Comité Internacional de la Cruz Roja prestarán su apoyo.

Lo anterior, dicho en otras palabras, se traduce en lo siguiente: que la oferta del Gobierno no se basa en el Derecho Internacional Humanitario y por ende no tiene como soporte el Artículo 3 Común a los Convenios de Ginebra, que autoriza a las partes de los conflictos armados de carácter no internacional a celebrar acuerdos especiales; que no tiene como beneficiarios a los secuestrados económicos civiles; y que los 50 guerrilleros que saldrían lo harían bajo las condiciones de la normatividad nacional que rige la política de reinserción o reincorporación a la vida civil. Esta es la Ley 418 de 1997, prorrogada y modificada por la Ley 782 de 2002 y reglamentada por el Decreto 128 de 2003.

El artículo 13 del referido decreto reglamentario establece que tienen derecho al indulto, la suspensión condicional de la ejecución de la pena, la cesación de procedimiento, la preclusión de la instrucción o la resolución inhibitoria, según el estado del proceso, los desmovilizados que hubieren formado parte de organizaciones armadas al margen de la ley, definidos como aquellos que por decisión individual abandonan voluntariamente sus actividades en dichos grupos. Para las Farc, la propuesta del Gobierno pretende imponer al guerrillero la renuncia a sus principios como "activo transformador revolucionario de la realidad social y política del país". Tengan o no principios políticos, lo cierto es que la oferta del Gobierno no es de liberación, menos aún de intercambio o de acuerdo humanitario y nada tiene que ver con el DIH, es de acoger a los 50 guerrilleros en su programa de reinserción. En la práctica, que pasen de la cárcel La Picota a uno de los establecimientos del Ministerio del Interior o del Ministerio de Defensa que alojan a los desmovilizados. Habría que ver qué tipo de establecimientos ofrecería Francia.

A pesar de que las Farc califican la propuesta como carente de realismo y seriedad, no cierran del todo la puerta para la negociación del acuerdo humanitario pues reconocen el 'giro del discurso del Gobierno'. Guardo la esperanza de que lo anterior, así como el número de guerrilleros cuya excarcelación se ofrece, sean modificables por acuerdo. Que como en toda negociación (aunque sea vía Internet), el Gobierno haya empezado a pedir lo máximo para después bajarse a una 'propuesta más realista'. Por el momento encuentro positivo el que haya acogido el clamor de los familiares de los secuestrados y del país entero que demostró estar a favor del intercambio. Resalto que el Gobierno reconozca que no requiere de más leyes de facultades para proceder y que el Comité Internacional de la Cruz Roja hubiese aceptado que los beneficiarios de la propuesta no sean sólo los combatientes de ambas partes, sino también los secuestrados políticos que están en un limbo jurídico bajo el DIH.en fin.que exista una esperanza de libertad.

* Es autora del libro: Sí al acuerdo humanitario. Razones históricas, políticas y jurídicas para realizarlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.