Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/01/15 00:00

    Listo el pollo

    Todo lo ocurrido, observado y escuchado en este inicio de año sirve para un tratado de economía, justicia, democracia y buen gobierno o tal vez sólo da para dos capítulos de cuatro años.

COMPARTIR

Todo esta consumado. Se vendió Isagén, se echó a andar El Quimbo y la discusión en adelante es sobre leche derramada. Así funciona la democracia. Quien gobierna toma decisiones, impone su criterio a pesar de las protestas, de las visiones opuestas y de las movilizaciones contra su voluntad. Quien gobierna lo hace luego de ser elegido para ello, como Santos, como hará Peñalosa, como hizo Petro. Desde luego se puede protestar, censurar el proceder, investigar si se violó la ley, pero cuando se elige a una persona se le entrega el poder por un tiempo para que con apego a las normas actúe. Ya se evaluará por quienes corresponde si se violaron las leyes o no.

La puesta en escena no pudo ser mejor para comprender el sainete de la política nacional: el partido del bien referenciado vibrato de Horacio Serpa dijo a través de la senadora “liberal” Vivianne Morales que de venderse Isagén, el partido se iría de la Unidad Nacional y ahí siguen sembrados. Eso si, le dieron papaya al filosofo y poeta de la política nacional que es Roy Barreras que los develó con su inmortal frase: “Les gusta la leche pero no la vaca”. El Polo de nuevo se indignó: Jorge Robledo repitió sus lúcidas intervenciones contra la privatización y el neoliberalismo, las mismas que hizo en defensa del cartel azucarero sancionado por la Superintendencia de Sociedades. Las redes sociales gritaron sobre el “inminente peligro”: el dinero de la venta de Isagén será para elegir a Vargas Lleras candidato del demonio politiquero y clientelista y quién dijo miedo. El jefecito de utilería que tiene Cambio Radical salió a defender al verdadero jefe e hizo una carta explicando que vender Isagén salvará la patria. Sí, como dicen que dijo el coronel Rondón en los tiempos de Simón, el de las dificultades. No el bobito que ese es otro. Las y los verdes nos recordaron que el voto por Santos fue sólo por la paz que viene de las manos de De la Calle y de Márquez y no para vender Isagén ni impulsar los daños ambientales que causó El Quimbo entre otros adefesios licenciados. Por ello, el siguiente acto esta cantado: censurar a Minhacienda quien muy probablemente ya no esta en la lógica de su aspiración presidencial porque, ¿para qué un paisito, si se puede ir por las ligas mundiales en condición de buen negociante?

Desde luego hubo quienes llamaron a las masas a la calle, a la movilización afirmando que las redes sociales no reemplazan el fervor y la expresión ciudadanas. Y las masas no salieron. Salió poquita gente, casi nadie para el montón que somos. También hubo unos que acomodados sólo apagamos las luces por 5, 10 y hasta 15 minutos y así todos. Otros ni se enteraron. Vendida, se anunció.

De otro lado, también quedamos claros que el “buen juicio” de un juez para suspender las operaciones en El Quimbo se revierte con el “buen juicio” de otro juez para retomar las operaciones suspendidas, cosas de la justicia que llaman. Lo ocurrido, observado y escuchado en este inicio de año bisiesto sirve para un tratado de economía, justicia, democracia y Buen Gobierno o tal vez sólo da para dos capítulos de cuatro años o se reduce a una frase: listo el pollo.

Adenda: Imagino que ahora sí, cumplida la patriótica labor, de salvar los peces de la represa de Betania y acrecentar el caudal del rio Magdalena con El Quimbo, el señor Ministro de Ambiente y Desarrollo puede atender la invitación a liderar la siembra de diez millones de árboles en lo que resta del gobierno actual con el apoyo de alcaldes, gobernadores y hasta de gente como uno. Me le apunto ministro.

ajimillan@gmail.com
@alvarojimenezmi

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.