Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2018/09/14 06:21

    Los retos socioeconómicos del presidente Iván Duque con el Litoral Pacífico

    El reto más urgente del gobierno Duque en el Litoral es proteger a los líderes sociales y defensores de derechos humanos implementando una estrategia que permita detener los asesinatos y brindar medidas para evitar que esta situación se repita.

COMPARTIR

El Litoral Pacífico representa un gran reto para el gobierno del presidente Iván Duque. Cuando hablo del Litoral  Pacífico no me refiero a Cali, sino a  Buenaventura; no hablo de Pasto sino de Tumaco; no me refiero a Popayán, sino a Guapi. El Litoral Pacífico son los 60 municipios ubicados en el extremo occidental de la región del Pacífico, los más periféricos, conformados mayoritariamente por  territorios colectivos de comunidades negras e indígenas, así como indica la  figura 1.

Figura 1. Mapa Región del Pacífico y en colores el Litoral Pacífico.

Fuente: Semillero del Pacífico -Uniandes

El Litoral es una subregión geográfica y natural que se encuentra dentro del Chocó Biogeográfico  que abarca una gran parte de los territorios de Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño donde hay una gran variedad de ecosistemas, especies, fauna y flora endémicas. Esta zona está habitada por más de 1’910.957 habitantes sobre un territorio de 83.806 km2, lo que equivale al 7,34% del territorio nacional. A Pesar de su riqueza natural, la economía del Litoral es una de las más rezagadas del país; sus indicadores sociales y de bienestar son muestra  del enorme rezago relativo de la región y frente al resto del país.

Asesinato de líderes sociales

El reto más urgente del gobierno Duque en el Litoral es proteger a los líderes sociales y defensores de derechos humanos implementando una estrategia que permita detener los asesinatos y brindar medidas para evitar que esta situación se repita. El Cauca lidera el ranking nacional de los departamentos con mayor número de líderes asesinados, seguido por Antioquia, Valle del Cauca, Nariño y Chocó. Desde diciembre de 2016 hasta la fecha los cuatro departamentos del Pacífico reportan 122 líderes[1] sociales asesinados, es decir el 41,1% del total nacional, lo que equivale en promedio a un líder social asesinado cada 8 días, sin duda, una cifra alarmante.

Principales Retos Económicos

Con relación a los retos económicos del Litoral, aún se discute sobre cuál puede ser el modelo de desarrollo sostenible para toda una región, que desde el Pacífico norte (Chocó) hasta el Pacífico sur (Litoral Tumaco), cuenta con territorios, potencialidades y problemáticas, muy diversas. Quizá lo único en común en toda la región es el rezago en su crecimiento económico y los altos índices de necesidades básicas insatisfechas (NBI).

Entender la dimensión de las brechas existentes entre los municipios de un mismo departamento es el primer paso para elaborar estrategias económicas que respondan a la diversidad del Litoral, para esto es importante preguntarse cómo están las ciudades capitales del Litoral con respecto a las ciudades capitales de su propio departamento. La Figura 2 ilustra los rezagos entre las ciudades andinas y aquellas ubicadas en el Litoral. El caso de Quibdó se compara con Medellín por su cercanía a la capital Antioqueña.

Figura 2. Necesidades Básicas Insatisfechas

Fuente: Juan Camilo Cárdenas. http://m.portafolio.co/opinion/juan-camilo-cardenas/desarrollo-con-desde-y-para-el-pacifico-analisis-516746

La gráfica anterior hace palpable la gran brecha que representan las ciudades capitales del Pacífico y Antioquia respecto a las ciudades más representativas del Litoral en cuanto a las NBI de 1993 hasta el 2011.

Mientras la pobreza, medida en término de NBI, cayó en todas las ciudades capitales evaluadas, en la ciudades del Litoral las privaciones de NBI han persistido o han empeorado. Los casos más alarmantes son Guapi y Quibdó en los que este indicador muestra una disminución en la calidad de vida, de manera contraria a la tendencia nacional. En particular, Quibdó, a pesar de ser una de las 13 ciudades principales del país, no ha tenido mejorías en las condiciones de bienestar de sus habitantes.

Si la tendencia en los indicadores de la calidad de vida de los habitantes de cada uno de estos municipios continúa como hasta ahora, a Buenaventura le faltan 4.129 años para alcanzar las condiciones de vida de Cali y, a Tumaco, 138 años para alcanzar a Pasto. Mientas que para Guapi y Quibdó alcanzar a Popayán y a Medellín respectivamente  no sería posible ya que empeoraron, el reto de estos municipios es revertir la tendencia que han tenido en los últimos años. Este rezago entre la calidad de vida del Litoral Pacífico y la capital más cercana; es una alerta para que el Gobierno Duque trabaje arduamente en reducir estas brechas entre la periferia y el centro del País.

El Litoral es una región donde los territorios colectivos existen en mayor proporción, de hecho 51.823,65 km2 han sido titulados a 156 consejos comunitarios; por lo que el desarrollo no puede ser pensado desde el centro del país hacia esta periferia, sino de una región que se empodera de su entorno y un centro que entiende las lógicas y dinámica de ella. El centro no puede seguir argumentando que la consulta previa retrasa el desarrollo de esta zona a cuesta de la diversidad y autonomía de estos territorios.  Al contrario, la consulta previa es el mecanismo constitucional que permite que estos territorios étnicos salvaguarden sus costumbres, su cultura y su riqueza natural.

Es urgente que el país acelere el proceso de reglamentación de la Ley 70 de 1993. Esta ley acaba de cumplir 25 años desde su promulgación y los capítulos IV,  V y VII que son los más importantes no han sido reglamentados. Esto ha coartado las posibilidades económicas de sus habitantes. Es imperativo que se fijen plazos y recursos para completar el proceso de concertación y consulta con la autoridad étnica designada por la ley. Para lograr dicha reglamentación se requiere voluntad por parte del gobierno y de las comunidades. La ley 70 puede calificar

se como el logro más importante de las comunidades negras en la historia reciente para salvaguardar sus territorios y, su correcta implementación trae consigo la transformación y múltiples beneficios no sólo para los pueblos negros, sino también para la base social de Colombia.

Otro gran potencial del litoral está concentrado en el emprendimiento de industrias creativas y ecoturismo, debido a la base social y diversidad cultural y biológica de la región. Para lograr explotar este potencial es necesario formar el capital humano que transforme el capital natural de la región en bienestar, progreso y oportunidades para sus habitantes y para el resto del país. Dado que la economía Naranja ha sido de las grandes banderas del actual Presidente y que el Pacífico es nicho de artistas y representaciones culturales, el gobierno actual debe apostarle a esta región como insignia de la riqueza cultural, étnica y artista del país.

El encadenamiento de estos factores con otras bases productivas permitiría sentar las bases de un modelo de desarrollo sostenible e inclusivo. El gobierno debe apostar a que el litoral pueda generar recursos propios, para que los gobiernos locales reduzcan la dependencia de transferencias nacionales y puedan generar incentivos para atraer capital financiero y emprendimiento a la zona. El rezago en el producto interno bruto es muy notorio, mientras en promedio el PIB per cápita del Litoral fue de 5,7 millones en 2015 el PIB per cápita nacional fue de 13,4 millones. La industria extractiva no generó ningún tipo de progreso en el Litoral puesto que no se generó encadenamiento económico para el desarrollo de sectores de manera paralela. Un buen ejemplo es el Chocó donde las miles de toneladas de oro y platino extraídas en los últimos 100 años pero no se han visto reflejadas en la calidad de vida de sus habitantes ni en la creación de empresas basadas en estos metales. Por el contrario, estas economías de enclave dejan una altísima afectación ambiental y una amenaza para la salud pública generada por la contaminación con mercurio en la minería ilegal. Esto también ha causado la sedimentación de los ríos y el deterioro de canales de comercialización de productos agrícolas.

 

Paro Cívico de Buenaventura y Chocó

El actual gobierno tiene el deber apropiarse y cumplir las promesas adquiridas por la nación y la región surgidas en las mesas de concertación durante los paros cívicos de Chocó y Buenaventura del año pasado los cuales se mantuvieron durante 18 y 22 días respectivamente.

En el caso del Chocó, el Comité Cívico y el gobierno del ex presidente Juan Manuel Santos acordaron, entre otros temas, la pavimentación de las vías que comunican a  Quibdó con Medellín y con Pereira. Estas carreteras han sido denominas históricamente como “trochas de la muerte”, ya que cada año mueren muchas personas, que se movilizan a través de ellas.  Sólo en el tramo del El Siete y el Veinte en el vía que comunica a Quibdó con Medellín en los últimos seis años han muerto cerca de 100 personas.

Otro aspecto urgente en el Chocó es la salud. “En el Chocó no se puede envejecer”. Los pacientes con afectaciones de niveles más complejos requieren desplazarse a otras ciudades capitales del país para ser atendidas, ya que en Quibdó aún no existe un hospital de alta complejidad. Es fundamental que se construya un hospital de tercer nivel. Como se acordó  en la mesa de concertación con una inversión de $84.726 millones para los diseños, interventoría, construcción y dotación del hospital de tercer nivel y para la dotación del actual Hospital San Francisco.

Con respecto al Distrito de Buenaventura, el comité ejecutivo del movimiento y los delegados del gobierno acordaron una inversión de 1,5 billones de pesos para la creación de un fondo autónomo para la implementación de obras en servicios públicos, vivienda, salud y educación. Esto es elemental para Buenaventura porque durante la historia sólo ha sido vista como un puerto de carga, en 2017 recibió el 36,2% de las importaciones del país, mucho más que los demás puertos de Colombia, pero sus habitantes no cuentan con agua potable porque no hay acueducto. Además el Distrito cuenta con una tasa de desempleo del 18%.

No hay que esperar una sedición en Tumaco y Guapi para poner la mirada en estos lugares. En el caso del Cauca, no existe una vía que conecte el interior del departamento con la costa caucana, es decir, a la zona sólo es posible entrar y salir por vía aérea. Mientras tanto, la grave crisis de orden público y el asedio de grupos armados al margen de la ley destruyen el gran potencial en materia de biodiversidad y turismo. Aunque se firmó el acuerdo de paz con las FARC y los habitantes del Litoral se han beneficiado notablemente de este nuevo escenario, es un reto del gobierno Duque hacer frente al ELN, a las Bacrim y demás grupos al margen de la ley para que reduzcan a cero su presencia y actuar delincuencial en la región. Otro desafío del actual gobierno es reducir los cultivos de coca, la última medición de Naciones Unidas reportó 23.148 hectáreas sólo en Tumaco.

Educación

En materia de educación hay que empezar por la primera infancia, para que los niños que llegan a los colegios tengan las habilidades cognitivas y no cognitivas que se necesitan en la educación primaria, media y secundaria que mejorará el ingreso de los jóvenes a la educación superior. En el primer semestre del 2015, apenas 7 de cada 1.000 estudiantes que presentaron la prueba saber en algún municipio del Litoral Pacífico lograron acceder a una universidad. De los cuales 3 ingresan a instituciones no acreditadas de alta calidad y 4 a instituciones acreditadas de alta calidad[2].

Debe aumentarse la financiación de la educación superior pública en el Litoral para reducir las brechas con el resto del país. En el Litoral Pacífico no existe una sola universidad acreditada de alta calidad y las tarifas de matrícula de una universidad pública como la Universidad Tecnológica del Chocó (UTCH) son muy altas para el contexto social. El valor de la matrícula de algunos programas se acerca a un  millón ochocientos mil pesos  por  estudiante,  mientras que los ingresos de los hogares están dentro de los más bajos del país. Basta con mirar la última encuesta de presupuesto de hogares para apreciar la baja capacidad de consumo de hogares en ciudades como Quibdó y Tumaco.

Enfatizo en la urgencia y prioridad que requieren la Universidad Tecnológica del Chocó (UTCH) y la Universidad del Pacífico (Buenaventura) no solo para aumentar su presupuesto sino para fortalecer su cuerpo docente e investigativo. En el caso del Litoral Nariño y Pasto solo existe una Universidad Pública, la cual atiende además de los estudiantes de Nariño, a jóvenes del Putumayo.

Mientras se recorre ese camino, es fundamental invertir en formación de capital humano de alto nivel, en las mejores universidades de Colombia y el mundo. El presidente Iván Duque debe priorizar al Litoral Pacífico para la implementación de las Becas Hipólita que promovió en campaña, para que los estudiantes más brillantes del Litoral se formen a un alto nivel, para que retornen y aporten en cada uno de los desafíos que aquí se presentan.   La región Caribe logró dar un salto de esta manera y hoy es una región que poco envidia al centro del país.

Aunque el gobierno de Iván Duque no la tiene fácil, pensado desde las necesidades de la comunidad del Litoral Pacífico y sus habilidades,  el presidente  tiene una gran oportunidad para gobernar pensando en la periferia con la ventaja de que El Litoral cuenta con potencialidades únicas por explorar que pueden generar un ícono de desarrollo para Colombia.

[1] Fuente: El Tiempo, Mapa de los líderes sociales asesinados en Colombia

[2] Fuente: SPADIES MinEducacion y Universidad de los Andes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.