Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/10/07 17:04

    Mi voto, por Carlos Fernando Galán

    Invito a otros a hacer lo mismo, porque su plan de gobierno y su equipo de trabajo para llegar a la Alcaldía Mayor es la proyección de lo que la capital necesita, construir ciudad sin necesidad de destruir lo que recibe, mantener el rumbo, corregir lo que le quedó mal o incompleto a Peñalosa.

COMPARTIR

A diferencia de la última elección presidencial que estuvo insoportablemente polarizada de principio a fin y en donde las opciones de centro no lograron pasar a la segunda vuelta, ni tampoco ser determinantes al momento de definir el ganador entre Petro y Duque, en la actual carrera por la Alcaldía de Bogotá los extremos políticos están neutralizados y las dos opciones con mejores puntajes en las encuestas (Claudia Nayibe 23% y Carlos Fernando 35%) reflejan una convergencia hacia el centro del debate político en la capital. ¡Que dicha!

Por el extremo zurdo de Hollman Morris me resulta imposible votar en esta elección, en cualquier otra votación en esta vida y de existir la reencarnación en todas las próximas contiendas en que pueda elegir. Su candidatura muestra la aguda crisis ética del petrismo al jugársela por un candidato con misoginia y megalomanía (por nombrar solo dos de sus ventiladas psicopatologías). Eso sí, esta no fue una candidatura estéril, el representante de la Colombia Humana tuvo el rol en esta elección de quitarle el porcentaje suficiente de votos a Claudia López para despejarle el camino a Galán hacia el Palacio Liévano. 

En el extremo opuesto está Miguel Uribe quien será uno de los grandes ganadores en estas elecciones, aunque no será elegido alcalde. Se equivocó en decantarse por una tendencia de derecha para Bogotá, acertó en ser leal con Peñalosa y sorprendió al sumar el apoyo de cinco partidos tradicionales a su candidatura, incluyendo alianzas tan ideológicamente incoherentes como la del Centro Democrático con el otrora Partido Liberal.  El rédito de este globito político para Uribe Turbay es de nivel nacional y a largo plazo, este pantallazo de la candidatura a la Alcaldía lo deja de primero en la fila de su generación (tiene 33 años) para encabezar futuras coaliciones políticas de gran calado.  

En el centro me gusta lo que Claudia López representa para la política colombiana, que sea mujer y que no esconda su amor por otra mujer, que le haya apostado en serio a su educación antes de gobernar, que la respalden los dos congresistas que más admiro: Antanas Mockus y Juanita Goebertus, que cuente con un equipo técnico bastante sólido para administrar el Distrito desde el primer día y además, me ilusiona pensar que una eventual alcaldía de Claudia y el partido verde, impulse la candidatura de centro de Sergio Fajardo en las presidenciales del 2022. Por eso no me inquieta si en esta o en una próxima elección Claudia llega a ser la primera alcaldesa de Bogotá.  

Sin embargo, Claudia Lopez perdió mi voto antes de empezar la campaña, exactamente el 8 de junio del año pasado cuando anunció su apoyo a la presidencia de Gustavo Petro, una miope jugada política en una segunda vuelta que ya estaba definida y que la sacó del centro y la alineo con la peor administración que hemos padecido los bogotanos. Si se hubiera ido a ver ballenas con Fajardo sin duda sería la próxima alcaldesa. A veces dudo de mi voto, pero lo ratifico cuando la escucho criticar tanto a Peñalosa y acordarse tan poquito del costoso populismo que nos gobernó por más de una década.  

Mi voto por Carlos Fernando Galán es el reconocimiento a tres principios que valoro más que la vehemencia de Claudia o la continuidad de Miguel: la coherencia, el respeto y la serenidad. El segundo de los Galán Pachón tomó el camino político más largo y empedrado, el que no cuenta con avales ni tarimas endosadas, le apostó (y la ciudad hoy se lo reconoce) a un debate de ideas más que de posiciones, sin absolutismos ni simplismos. Ahora que las encuestas lo favorecen (11 puntos sobre Lopez y 19 más arriba que Uribe) ha sabido mantener la serenidad sin triunfalismos ni revanchas. 

Votaré por Carlos Fernando Galán e invito a otros a hacer lo mismo, porque su plan de gobierno y su equipo de trabajo para llegar a la Alcaldía Mayor es la proyección de lo que la capital necesita, construir ciudad sin necesidad de destruir lo que recibe, mantener el rumbo, corregir lo que le quedó mal o incompleto a Peñalosa (diálogo con las comunidades y planes ambientales) y sobre todo no hipotecar las arcas del distrito a las clientelas que nos han empobrecidos. 

*** 

Conflicto de interés: Declaro que no conozco a Carlos F. Galán, que no hago parte de su campaña y que no tengo interés ni ofertas de contratos o cargos públicos en el Distrito. No existe una motivación diferente para escribir esta columna que manifestar de manera libre mi lectura política sobre estas elecciones.   

Invito respetuosamente a un par de vecinos de columna en Semana.com quienes son candidatos o asesores de candidatos en estas elecciones, a que cuando aborden los temas electorales declaren a sus lectores con plena claridad su conflicto de interés.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1954

PORTADA

Recta final apretada por la Alcaldía de Bogotá

En la lucha por las alcaldías se cierra la pelea en Bogotá y Cali. En Medellín el puntero toma ventaja. En Barranquilla hay un virtual ganador y en Bucaramanga cualquier cosa puede pasar.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1954

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.