Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1996/06/03 00:00

    MORIR, PERO NO DE ESTA MANERA

COMPARTIR

Hace algunas semanas decidí reproducir en este espacio un viejo y poético escrito de André Maurois sobre Colombia. ¡Qué éxito! No el de Maurois sino el mío. Del francés ya se sabía que era una pluma brava, de manera que los múltiples elogios a su prosa transcrita aquí lo único que hicieron fue demostrar lo que ya estaba probado.Pero lo insólito del caso es que recibí por carta y por teléfono muchas más felicitaciones para mí que para el propio Maurois. ¿Por qué? Muy sencillo, porque mucha gente creyó que el verdadero autor de esa bella oda a nuestro país había sido yo. Honor que me hacen.No me explico cómo alguien puede pensar que yo haya estado recitando versos de León de Greiff en Bogotá y en Medellín un año antes del asesinato de Gaitán, y que siga escribiendo 50 años después, con esta ingenuidad, sobre los problemas de Ernesto Samper.Esa confusión me hizo acordar de un veterano periodista gringo que conocí en la antesala de mi primer viaje al exterior como reportero de televisión. Cuando él vio mi preocupación por estudiar la situación política de los países que iba a visitar, para tener buena información de soporte, me dijo tajante: "No pierda su tiempo. Ocúpese apenas de pararse frente a las edificaciones más representativas de los lugares donde esté, y que la cámara los identifique con claridad. Porque a su regreso nadie le va a comentar el contenido de sus informes; se van a limitar a decirle 'vi que estuviste en París; vi que te mandaron a Roma". Todo ocurrió tal y como el gringo anunció.Le meto ahora la mano a un fragmento del Diario II de los Cuadernos de Lanzarote, del escritor portugués José Saramago, y lo hago por las mismas dos razones: porque tiene una referencia a Colombia que estremece al más insensible y porque tengo la oportunidad de que los incautos piensen que el que escribe soy yo, y me feliciten."Vista a la distancia, la humanidad es una cosa muy bonita, con una larga y suculenta historia, mucha literatura, mucho arte, filosofías y religiones a montones para todos los apetitos, ciencia que es un regalo, desarrollo que no se sabe adónde va a parar, en fin, el creador tiene toda la razón para estar satisfecho y orgulloso de la imaginación de que a sí mismo se dotó."Cualquier observador imparcial reconocería que ningún otro dios de otra galaxia lo habría hecho mejor. Sin embargo, si la miramos de cerca, la humanidad (tú, él, nosotros, vosotros, ellos, yo) es, con perdón por la grosera palabra, una mierda."Sí, estoy pensando en los muertos de Ruanda, de Angola, de Bosnia, de Kurdistán, de Sudán, de Brasil, de todas partes, montañas de muertos, muertos de hambre, muertos de miseria, muertos fusilados, degollados, quemados, despedazados, muertos, muertos, muertos. ¿Cuántos millones de personas habrán acabado así en este maldito siglo que estamos casi por acabar? (Digo maldito, y fue en él que nací y vivo...)."Por favor, alguien que me haga estas cuentas, dénme un número que sirva para medir, sólo aproximadamente, bien lo sé, la estupidez y la maldad humana. Y ya que están con la calculadora en la mano, no se olviden de incluir en el conteo a un hombre de veintisiete años, de profesión jugador de fútbol, llamado Andrés Escobar, colombiano, asesinado a tiros y a sangre fría, en la célebre ciudad de Medellín, por haber metido un gol en su propia portería durante un juego del campeonato del mundo... Sin duda, tenía razón Alvaro Campos: '¡No me vengan con conclusiones! La única conclusión es morir.Sin duda, mas no de esta manera".Lisboa 1995. n
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com