opinión

Columna de Uriel Ortiz Soto.
Columna de Uriel Ortiz Soto. - Foto: Semana.com

Objeciones JEP: presidente Duque tiene la razón

Estar de acuerdo con las objeciones del presidente Duque no es estar en contra del acuerdo de paz. Queremos es que se haga justicia.


Por: Uriel Ortiz Soto

El acuerdo de paz firmado entre el gobierno Santos y las Farc,  ene una serie de imprecisiones que hay que corregir, nada más oportuno que objetando varios artículos y incisos del estatuto de la JEP, propuestos por el presidente Duque, en su alocución del pasado domingo en la noche.  

Desde luego, que nada se va a echar por la borda, pero, si es menester que aterricemos y hagamos justicia con las víctimas de las Farc, especialmente para el caso de los menores violados y muchos de ellos masacrados. La violación de mujeres campesinas en presencia de sus esposos e hijos es otro capítulo doloroso además de tantos otros crímenes que tienen el rango de atroces y de lesa humanidad.

Las miles de viudas y huérfanos, por culpa de una guerra estúpida, carente de ideologías, pero rica en el negocio del narcotráfico, secuestros, extorsiones, pescas milagrosas y demás actos criminales, es apenas la punta del iceberg, para pedir a las organizaciones nacionales e internacionales, que no cohonesten con el delito y más bien entren en razón, librando una campaña como debe ser, con el fin de reestructurar una JEP eficiente y confiable, que proporcione a los colombianos estados de conciencia que les permita recobrar la confianza  en la justicia y sus instituciones democráticas.

Los desplazamientos forzados, robos de ganado, voladura de oleoductos y demás infraestructuras, quema de escuelas y puestos de policía, son otro capítulo que bien merecen ser tenidos en cuenta dentro de las modificaciones a la JEP que, a nuestro modo de ver, lo que se quiere es impartir justicia para beneficio de unos pocos, que se encuentran comprometidos por delitos atroces y de lesa humanidad.  

Lo que empieza mal termina mal, no se podía esperar que las decisiones tomadas en la Habana – Cuba, contrariando la voluntad popular expresada en las urnas en el plebiscito del No, de octubre de 2017, fuese a arrojar resultados positivos.

Con el debido respeto por quienes piensan lo contrario, pretender dar instrumentos legales a la JEP, tal cual está diseñada es violar los más elementales derechos de las víctimas del conflicto armado, que por más de cincuenta años padecieron el terror de una guerra infame.

Esperamos que todo se aclare en aras de la paz.   

urielos@telmex.net.co