Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1991/04/08 00:00

    TEORIA Y PRACTICA DE LA PAZ

    La guerra no solo se puede romper si se saca de su lógica militar y se acepta que su origen es político.

COMPARTIR

Llevamos toda nuestra vida intentando darle una solución militar al problema de la guerrilla. Y la guerrilla sigue. Una o dos veces por cuatrienio, los generales anuncian que si el poder civil los deja ellos ganan la guerra. Los dejan, y la guerra continúa. Aumenta el presupuesto militar, aumenta el pie de fuerza, y del lado de enfrente crece y se fortalece la guerrilla. Se ponen en juego nuevos métodos: justicia militar, torturas, desapariciones, guerra sucia; y la guerra no se acaba sino que se complica. Cuando empezó, hace 40 años, el problema eran 50 hombres armados en la remota Marquetalia. Hoy está incendiado medio pais.

Que se permita ver en esto una relación, no de casualidad, sino de causalidad. La guerra sigue y crece porque se la alimenta. Porque se alimenta a sus dos instrumentos enfrentados, que son el ejército y la guerrilla; a cada nuevo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.