opinión

Bruce Mac Master Columna Semana
Bruce Mac Master. Presidente de la ANDI. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

Tiempos de gobernar para todos

Los colombianos somos expertos en superar épocas difíciles, los empresarios han sido protagonistas de muchas de estas soluciones, tenemos nuevos desafíos hoy en día, estaremos a la altura de estos propósitos.


Por: Bruce Mac Master, Presidente de la Andi - columnista invitado para esta edición

Las elecciones de ayer en Colombia han sido unas de las más complejas y reñidas de la historia. Vivimos una campaña llena de ataques, de faltas éticas inaceptables, de noticias falsas, de polarización, de populismo. Una campaña en la cual los candidatos que llegaron a la segunda vuelta vendieron la ilusión de cambios en distintos frentes, aunque sin estrategias claras sobre cómo lograrlo.

Sin embargo, las fracturas en las sociedades nunca han producido buenos resultados. El gobierno de Gustavo Petro y Francia Márquez tendrá la responsabilidad de liderar a esta comunidad, al colectivo llamado Colombia, por el camino de la cohesión social, y deberá buscar la unidad y el consenso como uno de sus principales objetivos.

A pesar del tono polarizante de la campaña, el hecho de que haya sido una contienda tan apretada en votos obliga al nuevo presidente y su Gobierno a adelantar una gestión incluyente, abierta y participativa. Más allá de la ideología o las pasiones electorales, todos debemos entender que la responsabilidad con el país y las nuevas generaciones sigue siendo de todos.

Hemos venido hablando insistentemente de la importancia que tiene el diálogo social, de contar con conversaciones nacionales, de construir colectivamente consensos. Debemos contar con mecanismos de conversación nacional que nos permitan debatir y adelantar las reformas que desde hace tantos años hemos diagnosticado.

La historia de Colombia está llena de momentos complejos, de crisis y de soluciones. El sector empresarial ha estado presente en todos ellos durante las últimas ocho décadas haciendo frente a los mismos, cumpliendo con su función social de mantener y generar empleo, crear nuevas oportunidades y construir país. Desde la postguerra hemos tenido que enfrentar la violencia bipartidista, la dictadura, la Junta Militar, el Frente Nacional, las grandes crisis de inflación, el narcotráfico, la guerrilla, las crisis internacionales, la pandemia, los bloqueos violentos del año pasado, solo por mencionar algunas de nuestras crisis.

Los colombianos somos expertos en superar épocas difíciles, los empresarios han sido protagonistas de muchas de estas soluciones, tenemos nuevos desafíos hoy en día, estaremos a la altura de estos propósitos.

El Gobierno liderado por Gustavo Petro podrá esperar de los empresarios y de la Andi una actitud constructiva, propositiva y de crítica transparente cuando haya lugar a ello, pero sobre todo siempre a una colectividad bien intencionada, con el beneficio de todos como objetivo primordial. Haremos nuestros mejores aportes por el bien del país.

Estamos convencidos de la inmensa responsabilidad que tiene el sector empresarial por su capacidad de generar valor social. Por lo mismo, haremos defensa firme de ella con el ánimo de proteger el libre mercado y la sana competencia para lograr ser más competitivos como país y así poder favorecer a los ciudadanos.

Vivimos una crisis de falta de confianza que ha logrado permear el sentir, la voluntad y el estado de ánimo ciudadano. Esto nos reta a generar condiciones de confianza en la ley, en el cumplimiento de la misma, en las instituciones, en la Constitución como acuerdo social que nos permita a todos contar con la garantía para defender los derechos, y a los empresarios la confianza de poder generar condiciones para adelantar su función social, que ojalá acelere las inversiones para generar más y mejor empleo y bienestar para la población.

La Andi se define a sí misma como el sitio en el cual los empresarios grandes, medianos y pequeños se unen para trabajar en lo que más nos importa, trabajar en la construcción de un mejor país. Es por esto que tenemos una decidida voluntad para generar progreso a través de los esfuerzos que hagamos por lo social, lo económico, lo ambiental, el emprendimiento, el comercio, la internacionalización, la innovación, la educación, la transformación digital, la salud, el trabajo, la industrialización y todos los campos que ameriten ser tenidos en cuenta para lograr construir el país que todos soñamos.