Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/06/13 20:17

    Lecciones de quebrantos y de logros ajenos

    Son los migrantes de los países del Triángulo del Norte los que han generado el reciente ultimátum de Trump a México. Pero hay también buenas noticias.

COMPARTIR

Algunos se preguntan por qué las olas de migrantes que tratan desesperadamente de llegar a los Estados Unidos a través de México provienen en su mayoría de los países del llamado “Triángulo del Norte”: Guatemala, El Salvador y Honduras.

Las medidas con las que Trump amenazó a México se derivaron de la indolencia del gobierno mexicano para impedir el ingreso a su país de estos migrantes. No exactamente para evitar, al menos en este momento, la migración de mexicanos, porque para ellos está reservado el famoso muro fronterizo en el que está empeñado el mandatario norteamericano.    

Los migrantes, con lógicas excepciones, no provienen de los demás países centroamericanos ni de Panamá. La respuesta es porque en su mayoría, ni los ticos ni los panameños ni los beliceños, quieren emigrar porque viven relativamente bien y dentro una razonable seguridad ciudadana. A pesar de los problemas que atraviesan que no son pocos, no se ha generalizado el tráfico y el consumo de drogas, al menos como en los territorios de sus vecinos. De los nicaragüenses ni siquiera hablar, ya que les queda más cerca Costa Rica, a la que prácticamente han invadido.

De los países de triangulo del norte se apoderaron las bandas de delincuentes llamadas “maras” que tienen diferentes denominaciones y que impusieron su ley.  El tráfico y el consumo de drogas azoló a las principales ciudades y se volvió un hecho imposible de erradicar. Todo esto en medio de la falencia absoluta de un sistema eficaz de justicia y de la impunidad galopante. Eso llevó incluso a que Naciones Unidas designara delegado especial para suplir los tribunales guatemaltecos.

Sin embargo, en el “Triángulo del Norte” se ha presentado un hecho afortunado. Después de muchas incidencias, uno de los más dilatados diferendos territoriales en el continente, el existente entre Guatemala y Belice, parece encaminarse hacia una solución. La Corte Internacional de Justicia recibió el pasado 7 de junio la notificación del gobierno de Belice de la concertación con el de Guatemala de un acuerdo para someter el caso a la consideración del alto tribunal.

Esto parecía imposible hace relativamente poco tiempo. Belice, que obtuvo su independencia en 1961, heredó de la Gran Bretaña el diferendo que esta mantenía con Guatemala. Guatemala pretende una tercera parte del territorio de Belice. Además, los dos países disputan también la soberanía sobre algunas islas. islotes y cayos, y discrepan sobre la delimitación marítima en el golfo de Honduras en el que Honduras tendrá que participar.  

Todos los intentos para solucionar el litigio mediante negociaciones directas, mediación o arbitraje habían fracasado. Los militares guatemaltecos, que han jugado un papel prevalente en el caso, siempre se atravesaban. Hasta el punto de que cualquier intento de acuerdo que ellos no compartieran, colocaba al gobierno de Guatemala al borde del derrocamiento.

Sin embargo, ahora ambos países acuden a la Corte, previos referendos realizados en cada uno de los dos países. El 17 de junio de 2015 se celebró el de Guatemala, en el por una abrumadora se respaldó el recurso ante la Corte. Otro tanto sucedió en Belice el 8 de mayo de 2019.

(*) Profesor de la facultad de Ciencia Política, Gobierno, Relaciones Internacionales y Gestión y Desarrollo Urbano de la Universidad del Rosario.     

  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1951

PORTADA

Elecciones bajo fuego

Tres candidatos a alcaldías asesinados, cuatro a concejos, más de 40 amenazados y 402 municipios en riesgo de sufrir episodios de violencia política forman la antesala de las elecciones de octubre. ¿Qué está pasando?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1951

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.