Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1986/02/10 00:00

    UN POTRO EN UN VASO DE AGUA

COMPARTIR

Censura. Esa palabra de siete letras en fila india, tantas veces asociada con dictadores y falsocracias. Esa palabra prohibida y torpe, tan odiosa como resuelta a obstaculizar las inspiraciones del alma por razones de política o de moral. Esa palabra, en fin, que significa, cada vez que se nos atraviesa en el camino, que nos hemos perdido de algo que quizás nos habría interesado conocer, y que en cambio debemos contentarnos con imaginar, saltó recientemente a la palestra del escenario colombiano por cuenta de una pelicula cuyo nombre suena ahora como latigazo: "El potro chusmero".
Pero, ¿había habido realmente censura? Y, finalmente, ¿qué demonios es "El potro chusmero"?
Una breve investigación sobre estos dos interrogantes me condujo a una tercera conclusión: se había producido un potro en un vaso de agua.
El vaso lo había puesto Focine, el agua el Ministerio de Comunicaciones, y el potro el director y autor del guión, Luis Alfredo Sánchez, para quien el aplazamiento de la transmisión de este mediometraje televisado significaba que a Colombia le había llegado, como la roya, la espora de la censura.
Por emocionante que esta historia pueda sonar, la verdad es menos sensacionalista. Recientemente el Presidente de la República, en su afán de garantizar la neutralidad del proceso electoral que se aproxima, advirtió que sancionarla drasticamente a cualquier entidad o funcionario oficial que diera muestras de parcialidad política.
Evidentemente dicha advertencia también recala sobre Focine, entidad que no tiene para preocuparse, en relación con la advertencia del Presidente, más que sobre el contenido de las peliculas que financia. Y evidentemente se preocupó. Se preocupó de que dos meses de las elecciones parlamentarias un mediometraje de televisión, sufragado por el Estado con dinero de los contribuyentes, pudiera romper la imparcialidad política oficial preconizada por el Presidente, para denigrar agresivamente contra uno de los partidos politicos tradicionales.
Algo semejante había sucedido en marzo del año pasado con un mediometraje producido por Focine, que llevaba por titulo "Semana de pasión", con el tema de unas prostitutas en Semana Santa. Focine, por consideración con la Iglesia Católica, resolvió aplazar su presentación. Pero gracias a que la Iglesia no le disputa votos al liberalismo, no hubo ningún interesado en utilizar el incidente para glorificar el concepto de censura.
El caso de "El potro chusmero", que, dicho sea de paso, es apenas un mediometraje medianamente bueno con la caracteristica de que "lo deja a uno empezado" cuando comenzaba a cogerle interés al tema, no habría adquirido las actuales dimensiones de "censura política" si sencillamente se hubiera transmitido en su horario original: las 10:30 de la noche, del 18 de diciembre, cadena 2, cuando yo, al igual que otras muchas personas, me la habría perdido por encontrarme dormida.
Ahora, por una determinación del Ministerio de Comunicaciones atribuible, simplemente, a un respetable exceso de meticulosidad política, la transmisión del programa ha quedado aplazada, con lo que el Partido Liberal se ha sentido víctima de un imperdonable acto de censura.
Para esta situación no quedan más que dos salidas: Conservar la decisión de aplazar la pelicula hasta después de las elecciones, caso en el cual "El potro chusmero" tendrá el doble de la audiencia que habría obtenido en su oportunidad original.
Permitir que la pelicula sea transmitida antes de elecciones, pero, para conservar la neutralidad política, permitir que Focine financie otro mediometraje con el tema de la violencia liberal en la época de Olaya Herrera, que sufra el mismo proceso de "censura" que el del mediometraje del potro, para que no haya ventajas.
Mientras se resuelve la mejor alternativa entre las dos mencionadas, mis amigos me informan que Luis Alfredo Sánchez anda "entusiasmadisimo".
Y no es para menos. Qué se iba a imaginar que su mediometraje le darla para filmar, antes de las elecciones de mitaca del 88, la historia de "El nieto del potro chusmero". --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com