De la ignorancia a la exclusión social: las leyes de Velásquez Reyes

Por:

El abogado Senador Víctor Velásquez Reyes ha presentado y apoyado una serie de proyectos en el senado que no solo atentan contra los derechos humanos, sexuales y reproductivos de hombres y mujeres, sino que en su argumentación demuestra un gran nivel de ignorancia.

¿Quién es este senador? En la plenaria del Senado de la Republica del 2 de septiembre 2008 se posesionó como Senador, Víctor Velásquez no juró cumplir con la Constitución como tampoco los deberes de su cargo, puesto que sus convicciones cristianas “no se lo permiten”, pero se comprometió ante el país a cumplir con lo consagrado en la Constitución Nacional y a defender valores y principios (eso si no aclaró que eran los cristianos, de su iglesia).
 
El Senador, quien es presidente y cofundador del movimiento Unión Cristiana que se fusionó con el partido “Colombia Viva”, en las pasadas elecciones parlamentarias obtuvo dos curules para el Senado. En eso que llaman “Carrusel” reemplazó al señor Jorge Enrique Gómez Montealegre, quien se retiró del parlamento aduciendo “razones de fuerza mayor” (Enrique Gómez, pastor evangélico, se posesionó en el congreso en reemplazo de sus copartidarios detenidos y perdió la investidura). Del honorable grupo del Pastor hacen parte otros honorables colombianos: Habib Merheg (Investigado); Luis Eduardo Vives (Detenido), después formó parte del partido Convergencia Ciudadana; Jairo Enrique Merlano (Detenido); Carlos García (investigado); Miguel Alfonso de la Espriella, quien después formó parte del partido Colombia Democrática (Detenido); Vicente Blel Saad (reemplazo a Dieb Moloof cuando este fue detenido, pero renunció a su fuero después de ser llamado a indagatoria por la Corte Suprema).

Este honorable padre de la patria apoya ciertos proyectos de ley, tales como: Pena de muerte a secuestradores, violadores y asesinos de menores de edad (una clara muestra del amor cristiano expresado en el concepto de ojo por ojo, diente por diente); la defensa de valores y principios que adelanta en el Congreso de la República como la no aprobación al proyecto de ley que busca legalizar el matrimonio homosexual, la eutanasia y el aborto (que conste que esto proviene textualmente de su oficina de prensa). 

Por otra parte, el honorable senador pretende “Establecer lineamientos de comportamiento en lugares públicos o en aquellos espacios que se puedan considerar entornos de la comunidad LGBT y de las mujeres que ejercen la prostitución”.
 
Cabe destacarse que las leyes del país no pueden hacerse para un grupo en particular, que en Bogotá y demás ciudades existen normas de convivencia ciudadana que regulan dichas practicas, y en especial, que no puede considerarse que el conjunto de la población LGTB se dedica a la prostitución y/o a “exponer los cuerpos desnudos, uso de prendas exhibicionistas, estimulaciones sexuales, escenas de agresión físicas o verbales, prestación de servicios sexuales en automóviles, comportamientos de tipo sexual frente a menores de edad”, puestas estas conductas no son inherentes a la orientación sexual homosexual, lésbica, bisexual o heterosexual como tampoco a la transexualidad.
 
Las situaciones que se pretende regular a través de la iniciativa, como dijo a la FM, Velásquez, no pueden defenderse bajo el principio de la exclusión sexual, en un país cuya constitución (articulo 13) parte del principio de que no habrá exclusión por razón de sexo.
 
El proyecto dispone de igual forma, que toda persona en ejercicio de la prostitución homosexual o heterosexual, deberá periódicamente y de forma actualizada, presentar el carné de salubridad, el cual será expedido por la Secretaria de Salud. Semejante descachada por parte del senador, justo en el Día mundial de lucha contra el Sida, demuestra el desconocimiento del que es abanderado, ya que para quienes conocen/mos del tema es evidente que un carné de sanidad no apoya en nada a las estrategias de prevención en salud, por esa misma razón el carné de sanidad dejó de expedirse en Colombia en 1991.

Cabe destacar que un resultado no reactivo no siempre informa que la persona no está infectada, tan solo que en el momento en que se hace la prueba de laboratorio no hay suficientes anticuerpos contra el VIH, como para poder ser leídos por la prueba. La prevención del sida, no se hace por tener relaciones genitales con una prostituta o un trabajador sexual, sino por tenerlas desprotegidas. La mayoría de las personas no se infectan en relaciones sexuales ocasionales, muchas mujeres y hombres se infectan con sus parejas sexuales estables y sobre todo las personas se infectan por no usar condón.
 
Mejorar la convivencia o prevenir el sida no puede tener como excusa la vulneración de los derechos de las minorías sexuales.