Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/27/2012 1:00:58 PM

EL EXECRABLE ASESINATO DE UN NIÑO EN MEDELLÍN HECHO POR SUS COMPAÑEROS

EL EXECRABLE ASESINATO DE UN NIÑO EN MEDELLÍN HECHO POR SUS COMPAÑEROS EL EXECRABLE ASESINATO DE UN NIÑO EN MEDELLÍN HECHO POR SUS COMPAÑEROS

La noticia me deja sorprendido, se trata  de un niño asesinado por sus compañeros de colegio. El hecho nos obliga a reflexionar sobre el grado de violencia a que hemos llegado. Pienso que la ciudad  no asume el tema con la entereza que amerita.   Medellín está asediada por la violencia en todas sus formas: desde aquella impartida por los grupos delincuenciales, oficinas y combos, que ha sido imposible erradicar, hasta la violencia intra-familiar, pan de todos los días. Se vive un fenómeno más peligroso: La violencia se ha incorporada en el inconsciente colectivo de varias formas: habla violentamente, actúa violentamente, amenaza a toda hora,  grita y ofende, la mayoría de la gente, resuelve el más mínimo  conflicto o diferencia, con agresion. A esto se suma el contreñimiento y la intimidación: sí no me pagas vendo la deuda, hablo con los señores.. Sabemos de antemano, que los niños imitan a sus mayores, hacen lo que ven, si gritamos ellos gritan, si violentamos ellos también lo harán. En estas circunstancias las formas violentas se heredan, se perpetuan.

En el lenguaje se reconoce a una comunidad. Medellín ha venido incorporando un lenguaje violento, cargado de mensajes subliminales en su cotidianidad: Pa las que sea, como sea y a donde sea, usted manda patrón. A esto se suma, el hecho que ya es muy común que la fuerza y la violencia se haya vuelto un factor determinante.  Cada barrio tiene un grupo violento que controla, que ejerce poder territorial y jurisdiccional, que tiene su propio patrón.

Señores si no educamos sobre valores que marquen la diferencia, esta ciudad bella, llena de progreso, ejemplo de pujanza, se nos va salir de las manos.  Cada vez que tratamos el fenómeno de la violencia, alegamos que se nos está estigmatizando. No sería más sabio asumir el tema con absoluta seriedad. México es un ejemplo vivo, de lo que pasa cuando al gobierno, a las autoridades, a la sociedad, se le sale de madre un problema de esta índole y categoría.

Sé que la alcaldía está haciendo una tarea muy seria sobre el tema. Pero el problema desborda la propia institucionalidad. Como hacerle ver a esta sociedad que la violencia no paga, que esta no es la salida. Un ciudadano ayer me expresó, con esta generación ya perdimos el chico, señores sino educamos a las nuevas generaciones, dentro de unos años la crisis será peor.

No es fácil erradicar el problema social de una delincuencia muy fuerte, de una sociedad que aceptó y patrocinó a estos grupos que se salieron de madre y que ha venido incorporando la violencia en todas las formas de vida.  Tomemos clara conciencia de la magnitud del problema y actuemos en consecuencia.

A Este niño lo mataron sus compañeros. En Itagüí, ya han asesinado adolescentes. A los grupos delincuenciales se integran a muy temprana edad los jóvenes. La violencia intra-familiar está en su punto más alto y el asesinato de mujeres amerita otro artículo por la gravedad, pues desbordó toda estadística.  Esta sociedad ha superado todos sus problemas, tiene una capacidad impresionante para enfrentar situaciones limites, si asumimos la responsabilidad de salir adelante frente a este fenómeno seguro que los resultados se darán, pero debemos por empezar a reconocer el problema en toda su magnitud.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.