Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

EN VIVO: Vicky Dávila lee su columna "¡Extradítenlo!"

La periodista explica porqué Jesús Santrich debería ser entregado a la justicia estadounidense. Asegura que las pruebas que demostrarían que el exjefe guerrillero estaría involucrado en negocios de narcotráfico después de que se firmó el acuerdo de paz son contundentes.

Quisiera ser políticamente correcta; decirles que estoy feliz porque Jesús Santrich logró, por ahora, evadir su extradición; justificarme en que los fallos judiciales hay que acatarlos. Pero no, no puedo, ni me interesa ser políticamente correcta y defiendo el derecho a ser crítico frente a la decisión de un juez, aunque toque acatarla y aunque Santrich se corte las venas.

Santrich hace tiempo debería estar vistiendo el overol naranja en Estados Unidos, ¡yo sí quiero que lo extraditen! Tengo fe en la segunda instancia. Según el indictment, hay pruebas contundentes de que él estaba traqueteando con Marlon Marín después del 1 de diciembre de 2016. De hecho, Marín, sobrino de Iván Márquez, está colaborando con la Justicia de ese país; por eso su tío está pagando escondederos a peso. Marín no solo era narco, también manejaba una red de corrupción enquistada en los contratos de la paz. Marín sabe que Santrich y Márquez no son unos angelitos arrepentidos y ya lo contó todo.

Lea la columna completa aquí

Cargando Comentarios...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.